eldiario.es

9

eldiario agrícola eldiario agrícola

La situación del tomate de exportación y medidas a adoptar (y II)

Tomate producido en Canarias

Tomate producido en Canarias

En el anterior artículo publicado, hacíamos un resumen de las razones que han llevado al tomate de exportación a una situación agónica, con una continuada pérdida de superficie cultivada, producción y facturación. También comentábamos el incumplimiento por parte de la administraciones estatal y canaria de las medidas contenidas en el Plan estratégico del tomate de exportación, aprobado por unanimidad del Parlamento canario en septiembre de 2008, fundamentalmente por el impacto de la crisis económica y el establecimiento de otras prioridades de gasto, lo que condujo a que las dificultades de este cultivo se agravasen.

Ante esta difícil situación, la Consejería de Agricultura, de acuerdo con los productores, decide en el año 2016 elaborar y poner en marcha una nueva Estrategia para el tomate de exportación de Canarias 2017-2020 que contara con la colaboración del Estado y de la Comisión Europea y contuviera nuevas medidas de apoyo al sector.

Mientras esto se realiza, la Consejería de Agricultura logra de la Comisión Europea (CE) un incremento transitorio de la ayuda por hectárea de cultivo de tomate de las 7.700 euros autorizadas a 11.000 euros para los años 2016 y 2017, a expensas de presentar los argumentos que justificaran ante la propia CE la aprobación de nuevas medidas de auxilio a proponer en la prevista Estrategia...

Para ayudar a elaborar esta nueva Estrategia, la Consejería encarga expresamente a un grupo de investigadores de la Universidad de La Laguna, bajo la dirección de José Juan Cáceres, un reconocido experto en tomate de exportación, un estudio sobre los costes de producción del tomate de exportación y otro sobre el impacto socioeconómico del cultivo del tomate.

Este informe con el análisis de costes y de impacto socioeconómico del tomate, elaborado por estos profesores de la ULL, que nos parece excelente, establece, de forma rigurosa, los costes de producción del tomate desagregando la estructura de estos en las distintas etapas de cultivo, empaquetado y comercialización. De esta forma, se ha obtenido finalmente una cuantificación del importe total del coste medio por hectárea y por kilogramo exportado.

El resultado, según ese informe, es que situar un kilogramo de tomate canario en el punto de venta en destino europeo costaría algo más de de 1,06 euros en la campaña agrícola objeto de análisis (2014/2015), mientras que en el caso del producto equivalente de origen almeriense o marroquí, y siguiendo un enfoque metodológico similar, se concluye que el coste anterior se reduce hasta 80 céntimos de euro en el caso del tomate peninsular y está claramente por debajo de 70 céntimos en el caso del tomate marroquí. 

Queremos destacar de este estudio que, de las tres ayudas que recibe el tomate (ayuda a la comercialización, ayuda a la producción y ayuda al transporte), es la ayuda al transporte la más cuantiosa, ascendiendo a 0,09 euros/kg (exactamente 0,00878 euros/kg). El conjunto de esas tres ayudas suman 0,18 euros/kg, lo que quiere decir que los auxilios recibidos suponen el 17% del coste hasta la venta al mayorista en destino.

A efectos comparativos observemos que la ayuda que recibe de la UE el plátano supone 0,36 euros/kg como promedio de los últimos cinco años (2012-2016). Si como señala Asprocan el coste total de enviar un kilo de plátano al mercado de destino es de 0,97 euros, la ayuda recibida supone el 37% del coste.

Los datos anteriores revelan lo transcendental que supone elevar la ayuda al transporte que, como dijimos en el anterior artículo, solo cubrió el 52,26% de este coste en la última campaña 2015/2016, a pesar que según el Real Decreto 170/2009, modificado por el Real Decreto 349/2011, esta compensación debía llegar hasta el 70%. Además, para empeorar la situación, el Ministerio de Fomento redujo el “coste tipo” subvencionable de 0,11 euros/kg, que se pagaba anteriormente, a 0,09 en esta última campaña 2015/2016 (ver Orden FOM/1182/2016; BOE nº 173, 19 de julio de 2016). Esto es aún más chocante cuando el informe que comentamos establece el coste del transporte marítimo a losmercados europeos en 0,17 euros/kg (sin contar el transporte entre islas para llevar la mercancía hasta el barco o el transporte terrestre).

El informe de los profesores de la ULL concluye que para igualar el coste de producción de nuestros competidores haría falta incrementar la ayuda concedida por hectárea de los 11.000 euros establecidos para 2016 y 2017 hasta situarlas en niveles próximos a los 19.000 euros, para compensar el diferencial de costes estimado con respecto a la producción de Almería. Con respecto a la producción marroquí, la ayuda máxima por hectárea concedida en 2009 y situada en 20.400 euros sería todavía insuficiente. En este último caso, la ayuda habría que elevarla a 37.500 euros por hectárea, lo que deja claro que en este caso la competencia jamás se podrá establecer por costes de producción.

Finalmente la Estrategia para el tomate de exportación de Canarias 2017-2020 que la Consejería de Agricultura acuerda y remite al Gobierno del Estado para que a su vez este la apruebe y la tramite ante la CE, contiene como única novedad, en cuanto apoyo a la renta de los productores, el incremento de la ayuda por hectárea a 15.000 euros (acción 1.5 del Posei), y además con pocas esperanzas de que fuera aceptada esa cantidad por el Gobierno de España, toda vez que este también tiene que atender sus compromisos con los productores españoles de tomate del sudeste peninsular que exportan y, por tanto, compiten en el mismo mercado internacional que Canarias.

No obstante, para suerte y beneficio del sector, el 30 de mayo se suscribe un acuerdo entre Nueva Canarias y el Gobierno de España para poder aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 que incluye unas medidas muy positivas para el sector agrario y, específicamente, para el tomate, que paso a explicar, pues participé activamente en esas negociaciones.

En primer lugar, el apartado sexto de dicho acuerdo, titulado Apoyo al tomate canario de exportación, establece de forma literal: “En el marco excepcional del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei), nos comprometemos a apoyar la petición que contiene el nuevo plan estratégico del tomate de exportación de solicitar a la CE el incremento de la ayuda a la producción a 15.000 euros por hectárea cultivada”.

Recordemos que esa ayuda está establecida en el Posei en 7.700 euros por hectárea, y hasta que se aprobara la nueva Estrategia se logró que solo para los años 2016 y 2017 subiera a 11.000 euros/ha. Esto supone aumentar la ayuda a la producción del tomate en 2,8 millones de euros respecto a lo percibido en 2016 (suponiendo unas 700 hectáreas de cultivo por un incremento de la ayuda de 4.000 euros/ha), que se  incorporarán a la ficha económica del denominado Posei adicional (autorizado por la CE como ayudas de Estado), que, como luego comentaré, también se ha acordado que financie en su totalidad el Gobierno del Estado.

En segundo lugar, el citado acuerdo establece elevar la compensación al transporte de mercancías agrícolas al 100% del coste efectivo. Esto supone para el tomate y otros productos agrarios que exportamos al resto de España y a la UE que se deberá cubrir el 100% del coste del transporte. Ya hemos comentado que en la última campaña abonada, 2014/2015, esta ayuda solo cubrió el 52,26% de este coste, lo que entonces supuso unos ocho millones de euros. Y señalamos que, de las tres ayudas que en la actualidad recibe el tomate (ayuda a la comercialización, ayuda a la producción y ayuda al transporte), es la ayuda al transporte la más cuantiosa, ascendiendo a 0,09 euros/kg.

Elevar al 100% esa compensación es la ayuda más potente que el sector va a percibir. Esta medida cuenta ya en los PGE para este año 2017con su correspondiente dotación económica y estamos negociando con el Gobierno de España su aplicación retroactiva para que pueda destinarse a los transportes realizados en el año 2016, toda vez que esta ayuda se abona en el año 2017.

Somos conscientes de que la aplicación de esta medida y su regulación en el correspondiente real decreto, va a conllevar duras negociaciones con el Ministerio de Fomento sobre lo que se consideran conceptos subvencionables y, especialmente, sobre cómo se establece el “coste tipo” que fija la orden ministerial anual, pero partimos ya de un derecho plasmado en los PGE de 2017 y en la nueva redacción del artículo 7 del proyecto del ley que modifica el Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, que ya ha iniciado su tramitación en el Congreso de los Diputados.

Aunque el presente artículo hace referencia al tomate no hay que olvidar que esta medida abarca también incrementar hasta el 100% la ayuda al  transporte entre las islas de todas las mercancías agrícolas, siempre que sean producidos en las islas, así como el 100% para la importación de alimentos para el ganado (millo, centeno, cebada, avena, paja, alfalfa, nabos y remolachas forrajeras…), lo que sin duda abarata los costes de producción de nuestra ganadería (carnes, lácteos, huevos).

En tercer lugar, el acuerdo que estoy explicando entre Nueva Canarias y el Gobierno de España establece, en su apartado quinto, que “el Estado asumirá el 100% de la aportación nacional autorizada en la normativa comunitaria para cada Estado miembro en el marco del programa Posei”. Es decir, que el Gobierno central abonará el 100% del Posei adicional (autorizado como ayudas de Estado) tenga este el importe que tenga. Hasta ahora el 50% lo aportaba el Estado y el otro 50% el Gobierno canario.

Ya en los vigentes Presupuestos del Estado para 2017 se ha incorporado una dotación de 15 millones, cuando desde el año 2010 no existía partida estatal para esta finalidad. Además hay que destacar que este acuerdo también se incorpora en la nueva redacción del artículo 24 del proyecto de modificación de la Ley 19/1994 del REF, con lo que se aplicará a partir de ahora todos los años. Recordemos que el sector que recibe más recursos de este Posei Adicional (la acción 1.5  de ayuda a la producción) es el tomate, con lo que se garantiza que esta ayuda sea percibida, sin repetir las discusiones entre administración canaria y estatal de a quién le tocaba poner esos recursos.

En cuarto lugar, el citado acuerdo inicia una nueva política de ayudas por parte del Estado a la extracción de agua de pozos y galerías, así como para desalación de agua, para el riego agrícola, que no existía y que está incorporada en los Presupuestos del Estado para 2017 con una dotación de tres millones de euros y que, por tanto, se tiene que aplicar el presente año de forma que se reduzca la factura del agua que pagan los agricultores, entre ellos obviamente los productores de tomate. También esta ayuda se incorpora en el artículo 14 bis del proyecto de ley de modificación del REF, con el objeto que tenga carácter permanente a partir de ahora en los Presupuestos del Estado.

Por último, la asunción de la financiación de la totalidad del Posei adicional por parte del Estado libera recursos del Gobierno canario para esta finalidad. Sin ir más lejos, en los Presupuestos canarios para 2017 ya se había dotado 3,4 millones de euros. En sucesivas comparecencias en el Parlamento canario, solicitadas por el grupo Nueva Canarias, el consejero de Agricultura se ha comprometido a abonar la ayuda al tomate del Posei adicional correspondiente al año 2011 (así como a otros subsectores agrarios), que nunca pagó a los productores ni el Gobierno canario ni el Gobierno de España. Nosotros estimamos que en la actualidad esto supone en torno a unos 10 millones de euros para los productores de tomate que se mantienen activos (hay que recordar que en el año 2011 la ayuda por hectárea era de 15.320 euros y en esta última campaña se han cultivado unas 640 hectáreas de tomate). Creo que el compromiso público adquirido por el consejero lo va a cumplir, aunque sea distribuido en dos o tres años, lo que va a significar una importante inyección de liquidez al sector, de la que está tan necesitado.

El conjunto de estas mejoras y nuevas ayudas obtenidas, como hemos explicado mucho más amplias que lo solicitado por el Gobierno de Canarias en la Estrategia para el tomate de exportación 2017-2020, tiene que suponer una potente palanca para invertir la tendencia decreciente que sufre el tomate canario de exportación y el impulso para la recuperación de este sector tan emblemático de nuestra agricultura.

*Economista / Artículo antes publicado en la revista especializada Agropalca

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha