eldiario.es

9

Una llamada alertando de disparos obliga a cerrar una base naval en Washington DC

Los números agentes de diferentes cuerpos desplegados en la zona confirmaron que no se encontraron disparos algunos en el complejo

La central de la Marina de Navy Yard fue el escenario de la muerte de 12 personas en 2013 a manos de un hombre armado

La zona permaneció acordonada y cerrada durante toda la mañana de este viernes

- PUBLICIDAD -
Vista general de los atascos después de que la policía acordonara la zona del centro administrativo de la Marina Navy Yard de Washington, Estados Unidos. (Efe/Michael Reynolds)

Vista general de los atascos después de que la policía acordonara la zona del centro administrativo de la Marina Navy Yard de Washington, Estados Unidos. (Efe/Michael Reynolds)

Una llamada alrededor de las 7:30 de la mañana, 13:30 del mediodía en la España peninsular, alertó a los servicios de seguridad de Washington DC de que varios disparos se habían escuchado en la zona de Navy Yard, al Sureste de la capital estadounidense.

Inmediatamente numerosos efectivos de policía se desplegaron en la zona y varios de los edificios del complejo donde se encuentran varios edificios de la marina estadounidense fueron cerrados por precaución y sus trabajadores evacuados.

Poco más de una hora después de la llamada de alerta, fuentes policiales han descartado que se haya encontrado alguna víctima de los supuestos disparos y poco después ha sido el propio FBI quien ha informado que toda la zona se ha revisado sin indicios de disparo alguno.

El incidente ha traído rápidamente a la memoria de muchos el fatal episodio de septiembre de 2013 cuando un hombre armado acabó con la vida de 12 personas en la misma zona antes de ser abatido por la policía.

La cercanía de Navy Yard de la Casa Blanca, unos 5 kilómetros, provocó también el cierre de las zonas colindantes a la residencia oficial y una mayor presencia policial que impedía el habitual trasiego de trabajadores y turistas atravesando el camino peatonal que discurre por delante del emblemático edificio.

El episodio sucede justo dos días antes de la celebración del Día de la Independencia, una fecha para la que se reforzará la seguridad en muchas ciudades del país ante el temor de amenaza terrorista. Y es que el propio FBI reveló el pasado viernes que las celebraciones del Día de la Independencia, previstas para este sábado cuatro de julio, podrían estar bajo la lupa de posibles ataques terroristas.

En declaraciones recogidas por la CNN, un oficial del Departamento de Seguridad Nacional confirma que aun no habiendo informes específicos que indiquen posibles ataques, han recibido llamadas de líderes y personas que apoyan al Estado Islámico vertiendo amenazas contra militares estadounidenses, el gobierno del país así como a la ciudadanía en general. Asegura la misma fuente que siempre se toman esas amenazas en serio y que por ello continúan trabajando para reforzar la seguridad.

Captura del Twitter del Departamento de Policía de DC.

Captura del Twitter del Departamento de Policía de DC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha