La Sociedad Económica solicita la apertura de la iglesia de Santo Domingo de la capital

Cuadros que alberga la iglesia de Santo Domingo.

La Palma Ahora

Santa Cruz de La Palma —

0

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de de Santa Cruz de La Palma solicita “a la mayor brevedad posible” un acuerdo entre el Cabildo, el Ayuntamiento de la capital y el Obispado de Tenerife para “la apertura al público en general, tanto de la iglesia de Santo Domingo como la Capilla de la Portería, donde tengan prioridad los actos religiosos”. Asimismo, subraya, “queremos recordar el cuidado que deben tener estas obras de arte, tanto en temperatura y sobre todo en humedad, durante todo el año al ser un templo cerrado la mayoría del tiempo”.

La iglesia de Santo Domingo, sita en la plaza homónima de la zona sur de Santa Cruz de La Palma, pertenecía al antiguo convento de San Miguel de la Victoria, fundado en el año 1500 por Fray Domingo de Mendoza, de la Orden de los Predicadores, que había participado en la Evangelización de América, siendo el tercer convento de la Orden en Canarias, recuerdan.

El convento fue saqueado e incendiado por los piratas hugonotes calvinistas en el año 1503, tres años después de su construcción, pero fue reconstruido muy rápidamente con la colaboración de las grandes familias de esta ciudad, recuerdan.

Del antiguo convento quedan actualmente cinco piezas arquitectónicas: la mencionada iglesia de Santo Domingo, el camerino de la Virgen del Rosario, la famosa capilla del Cristo de la Portería y la Torre Campanario, con sus famosa cerámica de Deft .

“En la iglesia de Santo Domingo en su parte exterior destaca su portada principal, que es la parte más antigua del edificio, combinando elementos góticos- renacentistas y mudéjares. Su capitel decorado con bestiarios medievales y con el escudo de la Orden de los Dominicos y labrada en cantería colorada (Siglo XVI). En su interior, de una sola nave con capillas laterales cubiertas con armaduras mudéjares policromadas y doradas, destaca su retablo mayor, realizado por Juan Lorenzo entre los años 1703 y 1705, la Capilla Mayor, edificada por Juan de Santa Cruz, que era teniente general de La Palma, la Capilla de la Soledad, costeada por Gonzalo Carmona, la Capilla de la Epístola, dedicada a Santo Tomás de Aquino, erigida por el caballero flamenco Don Luis de Van de Walle, llamado popularmente El Viejo”, detallan. Además, añaden, “alberga importantes y valiosos retablos, púlpito y coro que representan el mejor conjunto barroco de nuestra isla”.

“Este templo reúne uno de los mayores tesoros artísticos de Canarias, con su gran colección de pinturas retablistas de estilo flamenco, tablas que componían el antiguo retablo atribuido a Pieter Pourbrus El Viejo, pintor renacentista flamenco afincado en Brujas donde murió, cuyas obras de gran calidad se encuentran en España en el Museo del Prado, Concatedral de Soria, Museo de Bellas Artes de Sevilla y Museo Lázaro Galdeano de Madrid. Gran retratista y pintor de escenas alegóricas y pinturas religiosas. En la iglesia de Santo Domingo encontramos los óleos sobre tabla de San Miguel Arcángel, San Juan Bautista, la Genealogía de Jesús, Santos Dominicos, San Francisco y San Blas”, apuntan.

“La joya pictórica de este templo es el cuadro de grandes dimensiones de la Santa Cena, obra de Ambrosius Francken, pintor flamenco de obras religiosas, alegóricas e históricas, pintadas en estilo manierista tardío que se encuentra en la pared izquierda de la nave. Este cuadro donado por Juana Orozco de Santa Cruz, tal vez sea uno de los cuadros más importantes de la pintura religiosa de Canarias. Una Santa Cena similar se encuentra en la ciudad holandesa de la Haya. Otra obra pictórica destacada es el lienzo de Nuestra Señora de Guadalupe”, indican.

“En lo referente a escultura que se encuentra en este templo destacan las obras del gran imaginero orotavense Fernando Estévez del Sacramento con tres de sus mejores imágenes como son el Jesús Nazareno, la Virgen Dolorosa, llamada popularmente la Magna (año 1841), y la imagen de vestir de Nuestra Señora del Rosario (año 1832), de tamaño natural y en su andas de baldaquino, la más antigua de Canarias (siglo XVII). Otras imágenes que merecen ser mencionadas es la imagen traída de Cuba de Santa Catalina de Siena, las imágenes de los talleres palmeros de Santo Tomás de Aquino, Santa Rita de Casia y San Juan Evangelista, obra del artista Manuel Hernández El Morenito, popular en esta ciudad ya que es un paso que procesiona en la Semana Santa de la ciudad. Otras imágenes que también encontramos son la de la Virgen de la Merced, San Ramón Nonato y Santa María de Cervellón”, describen.

“Por todo lo expuesto, creemos que Santa Cruz de La Palma, en particular y la isla de La Palma, en general, no se puede permitir que se encuentre cerrado, en la mayoría del tiempo, este bien de interés cultural tanto para los católicos como para los amantes del arte y de la historia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats