La portada de mañana
Acceder
Las leyes trans, 'mordaza' y de vivienda ponen a prueba el pacto de legislatura
¿Puede permitirse China abandonar de golpe la política de Covid Cero?
OPINIÓN | "¡Arriba las manos!, esto es un banco", por Esther Palomera

El Cabildo prosigue las tareas de recuperación de canalizaciones de riego y abastecimiento de agua con el sector y los ayuntamientos

Imagen de archivo de la balsa de 'Cuatro Caminos', en Los Llanos de Aridane. Foto: José Tomás Rodríguez de Paz.

La Palma Ahora

Los Llanos de Aridane —

0

El Cabildo de La Palma, a través del Consejo Insular de Aguas que dirige Carlos Cabrera, continúa con los trabajos de recuperación de las canalizaciones y servicios de abastecimiento de aguas, siguiendo con las labores diseñadas en coordinación con el sector primario y los ayuntamientos de la Isla, indica en una nota de prensa.

El consejero destaca que más de un año después de que se iniciara la erupción, desde la Institución insular se mantiene la interlocución con los distintos sectores implicados, que en todo momento han participado de la toma de decisiones en relación a las actuaciones a desarrollar.

En ese sentido, Carlos Cabrera recuerda que ya en la primera semana de la erupción se comenzó a ejecutar trabajos de recuperación de las zonas afectadas, tras el acuerdo con los representantes de los agricultores presentes en los órganos del Consejo Insular de Aguas, en la que se plasmaron las propuestas que se entendían como urgentes.

Así, desde ese primer momento, se iniciaron los trabajos de elevación de agua desde Las Hoyas hasta la balsa de Cuatro Caminos, permitiendo dotar de recursos al área de acción de esa infraestructura.

El consejero destaca que “en un tiempo récord se logró ese objetivo”, puesto que el Canal LP-II había sido invadido por la lava y por lo tanto era inoperativo “y no podíamos tener agua en esa zona tan importante para el sector primario en la isla de La Palma”, indica.

Con posterioridad y durante la erupción del volcán, el Consejo Insular de Aguas prosiguió trabajando a través de una red en altura, por detrás del cono del volcán, que se ejecutó mientras continuaba la erupción “en una zona bastante compleja, con gases y ceniza”, recalca Cabrera, siendo actualmente una realidad.

Esa instalación permitió llevar también recursos hídricos hasta la balsa de Cuatro Caminos, distribuyendo desde allí el agua de regadío a la costa del Valle de Aridane. Esa misma obra resolvió la problemática con el agua de abastecimiento público a los núcleos poblacionales afectados.

Carlos Cabrera hace hincapié en que se continúa trabajando para lograr que el agua llegue a esos caseríos dispersos entre coladas, para lo que en los próximos días se declararán de emergencia las actuaciones que permitan conectar más fincas y viviendas que carecen actualmente de este servicio.

El consejero destaca que estos objetivos se están logrando con inversiones récord que superan los 15 millones de euros por parte del Consejo Insular de Aguas.

Por eso, Carlos Cabrera pone en valor el trabajo realizado en este más de un año en el que se ha conseguido dar respuesta a las demandas básicas, tanto de los agricultores como de los vecinos de zonas afectadas. En el primero de los casos, apoyando el incansable trabajo y sacrificio que han tenido que soportar con traslados y esfuerzos para mantener sus fincas y, en el segundo, a quienes resilientemente han entendido las dificultades para abordar esta situación de emergencia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats