eldiario.es

9

#UnBarrioContigo teje una red de cuidados en un barrio de la capital grancanaria frente al COVID-19

Los integrantes de la Asociación Vecinal Bachicao, en el barrio de Las Mesas, se han unido para facilitar la cuarenta a las personas que no deben salir de sus viviendas

- PUBLICIDAD -
El Estado obtiene un rendimiento positivo cada vez mayor de los recortes que comenzó a aplicar a la dependencia en 2012

Imagen de archivo de las manos de una persona mayor.

“Lo vamos a parar. Lo conseguiremos”. Es uno de los mensajes más escuchados estos días, sumado al de “quédate en casa”, la mayoría de la ciudadanía demuestra estar muy unida y ante situaciones de emergencia suenan aplausos y cánticos que emocionan a los grandes héroes y heroínas de esta catástrofe: los y las profesionales que están obligados a toparse de frente cada día con una emergencia sanitaria sin precedentes en esta era. Las iniciativas solidarias y las nuevas formas de hacer una cuarentena lo más cómoda y confortable posible también han cobrado un protagonismo especial estos días. Así se refuerzan proyectos como el de #UnBarrioContigo, en una de las zonas del extrarradio de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, que tiene como objetivo tejer una red de cuidados para las personas mayores y dependientes que viven allí. 

La Asociación Vecinal Bachicao nace en Las Mesas, en la capital de la Isla de Gran Canaria, uno de los conocidos como ‘barrios dormitorio’ de la ciudad en el que conviven unas 3.000 personas. Desde hace algo más de un año un grupo de vecinos y vecinas decidió crear un proyecto que comenzara a darle vida al pago. Hasta ese entonces se trataba de un barrio desconectado, en el que apenas había actividades. El pasado mes de enero, cuando todavía la crisis del coronavirus no había atravesado la frontera española, presentaron el proyecto #UnBarrioContigo para poner en valor los cuidados de las personas mayores del barrio. “Queremos que vean que estamos aquí, que tienen herramientas”, indica el responsable de comunicación del proyecto, Tomás Galván. 

A raíz de la llegada del COVID-19 a las Islas, y tras decretarse el Estado de Alarma por parte del Gobierno nacional, a partir del cual se obliga a la población a quedarse en casa excepto para ir al médico, al trabajo, a cuidar a quien lo necesita o a comprar productos de primera necesidad, a dos jóvenes de la asociación se les ocurrió aplicar en su propio barrio las iniciativas que se han empezado a acometer en otros lugares del país para facilitar las provisiones a las personas más vulnerables. “¿Por qué no hacerlo a escala de Las Mesas?”, se preguntaron. De esa forma aprovecharon el proyecto y los canales ya en marcha para encauzar la ayuda a quien lo necesite para hacer la compra, buscar medicamentos a la farmacia o algún tipo de gestión que no puedan hacer o que no es necesario que se expongan. “Fue así, lo comentamos, tardamos dos minutos en aprobarlo y en publicarlo en las redes sociales”, asegura el responsable de comunicación. 

Se trata de una estructura organizada, a través de las redes sociales o un número de contacto, las personas que precisen del servicio o aquellas que crean que alguien lo pueda necesitar, se ponen en contacto con los y las jóvenes y cuentan el caso. A partir de ahí, en el grupo de trabajo se organizan para resolver la necesidad. El también periodista aclara que se mueven en el supermercado y la farmacia del barrio, por lo que ellos mismos tampoco se exponen, de esta forma aprovechan la ocasión para comprar en los comercios locales y ayudarse entre ellos. Además, llevan un control de las llamadas y las personas para que no se les cuele nadie, “no se puede aprovechar del servicio alguien a quien no le apetezca salir o lo que sea”, dejando claro que es para las personas necesitadas. 

Aunque hasta el momento no lo han solicitado muchas personas, Galván asegura que ha habido una gran cantidad de voluntarios. “Nos ha escrito mucha gente ofreciéndose, diciéndonos que están disponibles para hacer traslados, compras o lo que sea”, explica. Además, les ha servido para descubrir la asociación y conocer las labores que hacían y que seguirán haciendo cuando pase esta crisis sanitaria. El comunicador quiere mirar el lado positivo de esta catástrofe y considera que esta etapa les ayudará a crear la red que venían hilando. “Por esa parte estamos muy contentos”, confiesa. 

Imagen del proyecto #UnBarrioContigo.

Imagen del proyecto #UnBarrioContigo.

La asociación vecinal está compuesta por personas de todas las edades, si bien es cierto que Galván asegura que hay “un impulso joven”. “Se notan las ganas de hacer cosas, de implicarse, lo veíamos desde hace tiempo, pero ahora aún más”. Desde el colectivo no solo se están ocupando de facilitar la cuarentena a sus vecinos y vecinas, también informan y explican las recomendaciones que deben seguir para evitar los contagios. Además, utilizan sus canales para difundir una información veraz y apartar los bulos y noticias falsas que se generan. 

Galván insiste en que el objetivo es ayudarse entre todos y hacer las cosas fáciles: “Es un esfuerzo común”, resume. Una vez y se termine la cuarentena decretada por el gobierno quieren incentivar la economía local. “Vamos a tener que ir a nuestros comercios, a las pocas empresas de aquí que en estos momentos se encuentran cerradas, a ayudarnos y mimarnos muchos. Vamos a salir conociendo la importancia de la comunidad”, sentencia.

Las personas interesadas pueden contactar con el proyecto a través de la página de Facebook Las Mesas, nuestro barrio o a través de WhatsApp: 623-040-854

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha