eldiario.es

9

Los toboganes, la segunda vida que el reciclaje da a los bolígrafos

La Ley canaria no contempla como envases a los bolígrafos por la diversidad de materiales que los componen, por lo que no pueden ser reciclados y su destino final es el vertedero

El alumnado de Química Ambiental del IES Politécnico de Las Palmas de Gran Canaria impulsa una campaña de recogida de material de escritura inservible para trasladarlo a Francia, donde hay plantas de reciclaje que permiten su reutilización

- PUBLICIDAD -
El alumnado del CEIP Arucas participa en el Proyecto ARBol.

El alumnado del CEIP Arucas participa en el Proyecto ARBol. Cedida a Canarias Ahora

Dar una segunda vida a los bolígrafos que dejan de escribir es un reto en Canarias. La Ley no les da la consideración de envases, por lo que no pueden ir al contenedor amarillo, sino al gris. De este modo, su destino final es el vertedero y no pueden ser reutilizados. Un grupo de estudiantes de Química Ambiental del IES Politécnico de Las Palmas de Gran Canaria ha querido asumir este desafío con el proyecto ARBol (Acción para el Reciclaje de Bolígrafos y otros instrumentos de escritura inservible). “Todo empezó como un proyecto de clase. Nos planteamos qué material había dentro del aula que fuera difícil reciclar”, cuenta una de las integrantes del grupo, María Adelina Hernández. Con la colaboración de profesionales de la informática, la arquitectura, la comunicación, el diseño y la jurisdicción, el alumnado lleva desde 2015 recorriendo los centros educativos para recoger bolígrafos, subrayadores y correctores que después traslada al sur de Francia, donde son aprovechados para crear otras herramientas de escritura e incluso para construir toboganes.

El Real Decreto 782/1998 de 30 de abril por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley 11/1997 de 24 de abril de Envases y Residuos de Envases incluye en un anexo los productos que no tienen consideración de envase. Entre ellos, los “recambios estilográficos y los bolígrafos”, ya que la diversidad de materiales que componen estos instrumentos de escritura (tintes, acero, etc.) dificultan su separación. Además, las Islas no cuentan con plantas de reciclaje para este tipo de utensilios, que deben ser enviados al territorio continental. De esto se encarga el proyecto ARBol. Tal y como narra Hernández, el alumnado envía contenedores a Barcelona con la colaboración de administraciones y entidades. “Queremos que se gestionen correctamente los residuos en la planta recicladora adecuada”, cuenta la alumna.

En la ciudad catalana, la empresa TerraCycle, “especialista en reciclaje de materiales difíciles de reutilizar”, se encarga de almacenar los instrumentos de escritura inservibles. A partir de entonces, los bolígrafos entran en el programa de reciclaje de TerraCycle y BIC, que se encarga de enviarlos a la empresa recicladora Environnement 48, en el sur de Francia. “Nos pusimos en contacto con TerraCycle y nos enteramos de que no tenía solventados los problemas logísticos de comunidades como Baleares o Canarias y de las ciudades de Ceuta y Melilla”, señala la estudiante. Por ello, el grupo se puso manos a la obra e ideó esta fórmula para paliar las dificultades añadidas con las que cuenta Canarias para completar, dentro de sus fronteras, el ciclo de gestión de residuos.

[[OBJECT]]

Los estudiantes han querido empezar por acercarse a toda la comunidad educativa del Archipiélago por ser el “vehículo idóneo para trasladar la iniciativa al resto de sectores de la población” y por su “fácil accesibilidad”. Sin embargo, mantienen la puerta abierta para todas las personas que quieran participar. Con este fin, han habilitado distintos puntos de recogida de instrumentos de escritura inservibles en algunos ayuntamientos de las Islas especificados en su web y que permanecerán disponibles hasta el 15 de mayo, fecha en la que comenzará el proceso logístico para trasladar los materiales recaudados a Francia. Fuera de esta fecha, pueden ser depositados en los puntos limpios.

Bancos para escuelas, macetas, asientos y mesas de picnic son otros objetos que pueden crearse a partir del reciclaje de bolígrafos. Así, el alumnado del IES Politécnico de Las Palmas se ha fijado un principio claro y transversal a todas sus actuaciones: “satisfacer las necesidades del presente sin poner en peligro las capacidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Una premisa sostenida por tres pilares: el consumo responsable, la protección del medioambiente y la igualdad social.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha