eldiario.es

9
Menú

Otra 'alcaldada' de José Alberto Díaz evita que se hable de Las Chumberas en el pleno del Ayuntamiento de La Laguna

El político de CC recurre a un artículo del reglamento orgánico para evitar que se constituya el nuevo consejo de la pública Muvisa y así no dar información sobre el destino de los 25 millones del convenio para rehabilitar el barrio

El concejal Santiago Pérez estudia llevar al juzgado la decisión adoptada en el pleno por el alcalde, al que apoyó la secretaria, debido a que se "aplica el reglamento orgánico del Ayuntamiento a una junta general de accionistas"

- PUBLICIDAD -
Concejales en el pleno de La Laguna de este jueves, con la bancada de Unidos Se Puede y PSOE

Concejales en el pleno de La Laguna de este jueves, con la bancada de Unidos Se Puede y PSOE FOTO: Twitter del grupo Unidxs Se Puede

El alcalde de Coalición Canaria (CC) en el Ayuntamiento de La Laguna, José Alberto Díaz, con el apoyo de la secretaria del pleno, volvió a conseguir, ahora en la sesión de este jueves (y ya van dos veces seguidas), que los grupos políticos en la oposición (y con ellos los ciudadanos del municipio), todos menos CC, se quedaran sin conocer los detalles de los problemas que afectan al convenio de colaboración (25 millones de euros aportados) firmado por el Ayuntamiento y otras administraciones públicas (Cabildo de Tenerife, Gobierno de Canarias y Estado) para la financiación de la demolición y reposición de las viviendas sociales afectadas por aluminosis en el barrio de Las Chumberas.

En el pleno de este jueves, primero se aceptó la inclusión en el orden del día con carácter de urgencia de la petición de "acuerdo del pleno para constituirse en junta general universal de la entidad mercantil Muvisa [la empresa pública municipal que gestiona la solución para Las Chumberas], en aplicación del artículo 16º, apartado tercero, de los  estatutos  de la Entidad Municipal de Viviendas y de Servicios de San Cristóbal de La Laguna, SA, sociedad unipersonal".

Pero dado ese paso, que el pleno se constituyera en el principal órgano ejecutivo de la referida sociedad anónima municipal, el alcalde, amparándose en un artículo del reglamento orgánico de la Corporación local (y con una buena manga de la secretaria del pleno), dejó el asunto sobre la mesa por "supuestas dudas sobre la legalidad" de proceder a la votación del nuevo consejo de administración de Muvisa. José Alberto Díaz, llegados a ese punto, mandó a parar, y por eso Unidos Se Puede ya ha habla de otra "alcaldada", la segunda consecutiva que tiene que ver con Las Chumberas.

La decisión del alcalde, que contó con el respaldo de la secretaria del pleno, evitó, como se ha dicho, que se votará la constitución del nuevo consejo de administración de Muvisa y que, por lo tanto, acto seguido se debatiera sobre los problemas que se han detectado en la gestión pública de las soluciones para los vecinos de Las Chumberas, acciones con financiación pública que aún no se sabe cómo las ha ejecutado esa empresa pública aún controlada por CC (en un gobierno en minoría) y convenio sobre el que pesa la amenaza de varios reintegros de partidas abonadas por el Estado y el Cabildo de Tenerife.

El bloqueo ordenado por el alcalde impidió la creación del nuevo consejo y a su vez condujo a que quedara sobre la mesa la posibilidad de conocer la "situación del convenio con las demás administraciones públicas sobre la demolición y reposición de las viviendas de Las Chumberas".

Una vez más, el alcalde se salía con la suya e impedía el ejercicio de la transparencia, lo que más criticaron tras el pleno sus opositores en el Ayuntamiento lagunero. También en esta ocasión lo hizo con el argumento de que lo primero es que se renueve el convenio de colaboración caducado a 31 de diciembre de 2018. José Alberto Díaz de esta manera consiguió no dar información fehaciente sobre cómo se ha gastado el dinero público destinado a la solución acordada para las viviendas de Las Chumberas, el que parece por ahora su principal objetivo político, máxime con las elecciones locales ya a la vuelta de la esquina.

La estratagema del alcalde, respaldada por la secretaria del pleno, ha levantado ampollas en la oposición, de manera especial en Unidos Se Puede, XTF-Nueva Canarias y en dos de los concejales no adscritos que antes eran del PSOE, entre ellos Javier Abreu.

Antes de ese bloqueo de José Alberto Díaz, que deja sobre la mesa la cuestión central del pleno, según la que ahora es mayoría absoluta, y retrasa sine die el acceso a la información oficial cuestionada, una cuarta parte de los concejales, sobre todo integrantes de los grupos señalados, había conseguido que se votara la constitución del pleno en junta general universal de Muvisa. Pero hasta ahí llegó todo, tras el alcalde acogerse a un artículo del reglamento orgánico.

Tras levantarse la sesión, que estuvo repleta de sobresaltos, el portavoz de XTF-Nueva Canarias, Santiago Pérez, afirmó que iba a estudiar con toda la diligencia la posibilidad de mandar al alcalde de La Laguna y a la secretaria del pleno al juzgado de guardia por "aplicar el reglamento orgánico del Ayuntamiento a una junta general de accionistas, lo que consideró un escándalo".

En la misma sesión plenaria, uno de los portavoces de los vecinos con viviendas afectadas por aluminosis en Las Chumberas, Richard González, que es un representante ciudadano vinculado a CC, tuvo que ser expulsado del recinto por agentes de la Policía Local debido al mantenimiento de una conducta inapropiada en defensa de las tesis de Coalición.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha