La portada de mañana
Acceder
Ayuso se encomienda ahora al auxilio del Gobierno para afrontar la tormenta
Médicos de familia: "Estamos achicando agua de un sistema que naufraga"
OPINIÓN | El final de la escapada, por Antón Losada

José Ramón León, alcalde de Icod: "Para que los hospitales del norte y el sur sean verdaderos hospitales tiene que cambiar el Gobierno de Canarias"

José Ramón León, alcalde de Icod de los Vinos, en su despacho de las Casas Consistoriales

José Ramón León, el alcalde de Icod de los Vinos (norte de Tenerife) tras la moción de censura al regidor precedente de CC, Francisco González (en agosto de 2017), se acerca el final de su mandato. León, que es el líder de Somos Icodenses-Nueva Canarias (NC), accedió al bastón de mando gracias a un pacto con otras tres formaciones políticas, con PSOE (solo una parte), PP y Ciudadanos. Con ello pudo desbancar al nacionalista González del poder municipal, donde este guiaba un gobierno monocolor en minoría.

Después de esa jugada maestra, de trascendencia nacional tras el PP no aceptar las presiones de CC para que los conservadores impidieran la censura en curso, José Ramón León hace balance de un año y medio intenso al frente del Ayuntamiento de Icod.

León, que demuestra ser un apasionado de su trabajo, avisa en esta charla que se presenta a la reelección como alcalde, saca a relucir todos los problemas de gestión pública(los heredados) con los que se encontró en el Ayuntamiento, analiza su acción de gobierno, expone los proyectos más apasionantes que tiene para el municipio y habla de política local, de sanidad pública (el mal llamado Hospital del Norte) y de las nefastas condiciones de movilidad que afectan al municipio, una de las razones de su despoblamiento, asegura el alcalde con origen en el núcleo de playa de San Marcos.

¿Qué balance hace usted de este periodo con un gobierno formado por cuatro partidos (Somos Icodenses-NC, PSOE, PP y Ciudadanos)? ¿Qué ha logrado ponerlos de acuerdo para sacar a CC del poder en el Ayuntamiento de Icod de los Vinos, algo que ocurrió en agosto de 2017?

El balance del tiempo que llevamos aquí, que es desde agosto de 2017 [cuando sale adelante la moción de censura contra el entonces alcalde de CC, Francisco González] hasta hoy, creo que habría que sectorizarlo según diversos aspectos de la gestión local. En relación con el funcionamiento del gobierno con cuatro partidos distintos, este ha tenido un nivel de excelencia. Ha sido un gobierno colaborativo, participativo, democrático, donde todos los concejales han tenido la libertad suficiente para hacer una gestión bastante independiente y muy eficiente. Evidentemente, ha habido discrepancias a la hora de tratar determinados asuntos, pero estas se han solucionado.

No me quiero otorgar méritos excesivos, pues soy modesto por naturaleza, pero la verdad es que todos los grupos políticos hemos ejercido una labor de coordinación que ha dado un buen rendimiento. A la vez el grupo se ha mantenido cohesionado en torno a un gobierno que en casi dos años no ha tenido ningún tipo de conflicto reseñable.

¿Se puede decir que la acción de gobierno anterior, la capitaneada por CC, fue tan mala o estaba generando tantos problemas que funcionó como pegamento para unir a esas cuatro fuerzas políticas contra Coalición?contra

Sin duda alguna. Este gobierno y el gobierno anterior han sido diametralmente opuestos. Quizá por la propia naturaleza de ambos. El otro era un gobierno monocolor [solo CC], con una persona que lo dirigía todo [Francisco González]. En nuestro caso, ha sido y es un gobierno formado por varios partidos, con una persona que hace de alcalde pero con absoluta iniciativa de todos los concejales del grupo de gobierno local. Y esto sin duda se ha notado en la gestión de las fiestas, de la limpieza, del parque del Drago, de las obras...

Cada concejal ha actuado con bastante libertad en sus iniciativas, sin ser coartado por medidas que en realidad lo que hacen es ralentizar las cuestiones y sin discusiones bizantinas sobre asuntos menores. Al contrario, ha habido reuniones entre los portavoces de los diferentes grupos políticos y estas han funcionado con un cierto nivel de excelencia. Creo en este nuevo enfoque de gobierno, que es el propio de un gobierno de coalición.

¿En qué estado se encontraba el Ayuntamiento de Icod de los Vinos cuando inició su mandato en agosto de 2017?

Nosotros nos encontramos con una administración local absolutamente insuficiente para las necesidades del municipio y con una escasez tremenda de funcionarios. El Ayuntamiento, por no tener, no tenía ni tiene un técnico funcionario de administración general. Lo que había eran dos técnicos de administración general interinos, que eran la secretaria y la interventora, y ambas pidieron la baja hacia principios de este año. Por ello, nos quedamos sin puestos clave en la administración municipal.

Nada funciona en un ayuntamiento sin esas figuras esenciales en la organización administrativa. Hemos estado, prácticamente hasta finales de agosto pasado, sin secretario, sin interventor y sin tesorero. Es una situación realmente conflictiva, muy difícil. Además, se han producido, por desgracia, bajas médicas en otros puestos importantes. Es decir, hemos estado haciendo auténticos milagros para poder mantener en funcionamiento el Ayuntamiento. Quizá de lo más orgulloso que me encuentro es de haber conseguido que el Ayuntamiento siguiese funcionando con esas tremendas carencias.

¿Cómo se encuentra el proyecto de paseo peatonal entre el casco de Icod y la playa de San Marcos?

Ya tenemos el dinero para ese proyecto y además hemos firmado el convenio. No hemos podido sacar adelante su adjudicación precisamente porque no tenemos suficientes funcionarios para llevar a cabo esa tarea, pero es algo que va a salir inmediatamente porque esta semana, casualmente, se han incorporado dos técnicos al Ayuntamiento. Es un proyecto que considero magnífico porque a su vez tenemos un principio de acuerdo con el Cabildo para que nos ceda la carretera que conduce a San Marcos. Esperamos que colabore para que no solo se gestione con un 1,2 millones de euros provenientes de los Presupuestos Generales del Estado, sino que también se complete con más dinero de fondos canarios.

A ese proyecto se une la inversión prevista en la playa de San Marcos, para lo que conseguimos dos millones de euros con una ejecución que se asignó a la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias. El proyecto que ha preparado Turismo hemos tenido que ir a Madrid a buscarlo porque aquí no nos lo daba la Viceconsejería [que dirige Cristóbal de la Rosa, de CC]. Hace un mes que lo conseguimos a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar.

Hemos estado analizando ese proyecto en el seno del Consejo de Recuperación de la Playa de San Marcos, que está constituido por el Ayuntamiento, los grupos políticos locales y las organizaciones ciudadanas, como la Plataforma SOS Salvar San Marcos o la cofradía de pescadores. Esto ha sido posible después de estar un año pidiendo que se nos enseñara, lo que no se ha producido hasta última hora, pese a que teníamos una promesa por parte del viceconsejero de Turismo de que el avance de todo ese proyecto se iba a hacer con el conocimiento del Ayuntamiento y de la Dirección General de Costas, que es la que va a aprobarlo. Esto no se ha cumplido.

La verdad es que no nos gusta en absoluto el proyecto ideado por Turismo para la playa de San Marcos. Nos parece desproporcionado. En cualquier caso, lo que vamos a hacer es ponerlo en conocimiento de los vecinos de Icod para que estos se manifiesten a través de un proceso participativo.

De todos modos, el proyecto no es definitivo...

No, el proyecto no es definitivo porque tendrá que tener la aprobación del Ayuntamiento y de la Dirección General de Costas, que ya dijo en 2017 que ese plan de Turismo no le parece correcto.

¿Qué problemas observan en ese plan de rehabilitación de la principal playa de Icod de los Vinos?

El anterior alcalde, con el asesoramiento de algunos técnicos, insistía en que el problema de la playa de San Marcos son las reflexiones de oleaje en una zona que se llama La Muralla. Ahí siempre ha habido reflexiones y la playa había estado estable durante un siglo. Ahora hay muchas menos. Sin embargo, ellos siguen insistiendo en que ese es el problema que ocasiona la pérdida de arena. La Dirección General de Costas, con la que nosotros estamos de acuerdo, dice que ese no es el problema, sino que es el muelle que se construyó en 1984, justo cuando se empezó a perder la arena en la playa.

Entonces se nos dijo que se iban a poner unos sacos pequeños a los pies de la muralla para minimizar las reflexiones. Se nos prometió que las obras que se iban a hacer serían unas obras blandas, es decir, que se podrían revertir si no funcionaban. Ahora, lo que Turismo ha traído en el proyecto son dos enormes escolleras que consideramos descomunales, una en la parte este de la playa y otra en la parte oeste.

Además, nadie nos garantiza que ese plan funcione porque las obras artificiales que se han hecho en la playa nunca han funcionado y, si no funcionan, ello sería la destrucción definitiva de esta zona de baño. Vamos a pedir otro asesoramiento técnico, aparte del de Costas. No obstante, será el pueblo de Icod el que diga si son esas u otras las obras que quiere para la playa de San Marcos.

¿Ya conoce usted cómo ha sido la ejecución del Presupuesto de Icod para 2018?

En estos momentos, estamos precisamente realizando la liquidación de ese ejercicio. Vamos a tener hoy [por el martes 2 de abril] una reunión para la aprobación del Presupuesto de 2019. Hemos estado trabajando duramente en él y hemos tenido algunas dificultades por los recursos tan limitados de que disponemos en el Consistorio.

Nos hemos encontrado en el Ayuntamiento con deudas a proveedores, a funcionarios, con atrasos en los pagos que se remontan a 2015, 2016 y 2017 y no se contemplaron en los Presupuestos de 2017 por el anterior gobierno. En 2018 introdujimos gran parte de esas deudas en las cuentas, pero al final, como estábamos sin secretario, sin tesorero y sin técnicos, tuvimos que contratar la confección de los presupuestos a través de una empresa exterior, que tuvo que redactarlos a toda prisa.

Luego se interpuso un recurso que ralentizó más ese proceso, y hasta el pasado mes de noviembre no pudimos aprobar los presupuestos de 2018, donde estaban incluidas buena parte de esas deudas que, por cuestión de plazos, no se pudieron abonar.

Ahora se han metido en el Presupuesto de 2019, con lo cual hemos tenido que recortar de otras partidas para poder cumplir los compromisos adquiridos, entre otros, con los funcionarios. Ya pagamos medio millón de euros a principios de este año y ahora vamos a hacer un reconocimiento de deuda de otro medio millón con cargo al Presupuesto de 2019.

¿Cuándo tiene pensado llevar el nuevo presupuesto al pleno?

Tenemos previsto hacer un pleno el jueves 11 de este mes. Hoy [por el martes 2 de abril] precisamente vamos a mantener la última reunión para dar a conocer el presupuesto a la oposición. Mantendremos algunas reuniones con ellos. A ver si el día 11 podemos hacer el pleno de aprobación de los presupuestos. Queremos llegar al final del mandato con el Ayuntamiento saneado, sin mantener deudas ni con funcionarios ni con proveedores.

¿Ha mejorado la situación económico-financiera del Ayuntamiento respecto a la anterior etapa? ¿Cuál es el estado de la deuda pública que soporta esta administración?

El Ayuntamiento de Icod tiene una situación paradójica. Pese a las dificultades económicas que mantiene, cuenta con un superávit de más de 15 millones de euros. Pero es un superávit que no podemos utilizar porque el Ayuntamiento no cumple las ratios que establece el Ministerio de Hacienda en relación con la utilización de esos remanentes, es decir, las condiciones establecidas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El PP aprobó esa ley y restringió mucho el gasto de las administraciones públicas, tanto en personal -si se jubilaba una persona no se podía sustituir- como en inversiones, entre otras cuestiones.

Además, a lo largo de los años no ha habido una buena gestión pública. Lo que hemos visto es que el presupuesto de inversiones no se ha ejecutado, por lo que todo ese dinero iba acumulándose y al año siguiente no se podía emplear porque la ley no lo permitía. Por eso a día de hoy esos remanentes alcanzan una cifra superior a los 15 millones. Ese dinero está en los bancos.

Es bastante probable -lo hemos estado hablando- que a lo largo de este año el Ayuntamiento pueda acomodarse al cumplimiento de los requisitos de Hacienda y así cumplir con las condiciones de gasto y con el periodo medio de pago a proveedores... para poder disponer de esos recursos. Ello permitirá abordar una cantidad enorme de cuestiones que este municipio tiene pendientes. Es decir, que la situación financiera puede ser excelente a partir de 2020. El futuro económico es muy prometedor para este Ayuntamiento.

¿Cuál es el motivo de que los funcionarios no quieran venir al Ayuntamiento de Icod?

Bueno, eso se oye y se dice. Creo que es fundamentalmente porque hay un problema de escasez de recursos. La gente sabe que las cosas no funcionan demasiado bien y que los trabajadores tienen demasiada carga de trabajo a raíz de esa escasez de recursos. Este es, en mi opinión, el principal problema.

Luego, ha habido un nivel interno de conflictividad laboral que ha condicionado el rechazo por parte de muchas personas de algunas ofertas de empleo hechas aquí. Por eso digo que el primer esfuerzo que tiene que hacer cualquiera político que entre a gobernar aquí -y si yo soy reelegido será lo primero que haga- es modernizar esta administración, dotarla de medios humanos y materiales y poner en marcha todos los mecanismos necesarios para cumplir con la Ley de Administración Electrónica, para que así el Ayuntamiento sea autónomo y no sea el alcalde el que tenga que estar pendiente de hacer labores administrativas de carácter interno.

Mucha gente critica mi falta de presencia en la calle, pero, si yo me hubiese dedicado a tener presencia en la calle y a estar en contacto con los ciudadanos, lo cual, por otra parte, es mi obligación, con seguridad este Ayuntamiento se habría parado. 

Usted ha dicho que se está tramitando el Plan General de Ordenación. ¿De qué año es el que se encuentra en vigor?

Ahora tenemos uno de 2009 aprobado parcialmente. Hay zonas que están suspendidas y tenemos que revisarlas para una aprobación definitiva. Una de las cosas que hay que decir con muchísima pena es que muchos proyectos que queríamos poner en marcha hacia finales del año pasado y principios del presente no se han llevado a cabo por las carencias de las que he hablado y también por algunos retrasos por parte de administraciones superiores que a veces no entendemos.

Hablo del centro educativo integrado para Formación Profesional, del saneamiento del parque del Drago... Todo esto lo han ralentizado otras administraciones públicas. Yo no sé si es la proximidad de las elecciones, pero lo cierto es que todo eso ya tendría que haber estado en marcha desde finales de 2018 o principios del 2019, y no se ha hecho nada.

Hay varios proyectos en mente para incluir en el nuevo Plan General de Ordenación. Uno de ellos es la construcción de un gran cuartel de la Guardia Civil en este municipio, que será de ámbito comarcal y que cubrirá todos los servicios: Seprona, Tráfico… Ya hemos alcanzado un pacto con la Dirección General de ese organismo y finalmente se va a incluir en el Plan General. Además, tenemos un principio de acuerdo con los propietarios del suelo para la adquisición de los terrenos por parte del Ayuntamiento de Icod.

También hay otro proyecto espectacular que es la comunicación de la playa de San Marcos con la de Monis a través de un túnel por debajo del club Náutico. Ya hemos tenido conversaciones con la directiva del club y le hemos ofrecido toda nuestra disposición para llegar a un acuerdo de cesión del subsuelo y también del frontal que da a la playa para hacer ahí un parque y utilizar el subsuelo para construir casetas y atender las necesidades de los pescadores. Es un proyecto extraordinario del cual ya hemos puesto los pilares para que se resuelva.

¿Usted cómo calificaría la relación de su administración con otras en las que gobierna Coalición Canaria después de la moción de censura?

Tengo que decir que el tratamiento ha sido muy correcto en términos de relaciones. Además, debo añadir que en más de una ocasión se nos ha felicitado por nuestra apertura y nuestra colaboración para resolver problemas como el del parque del Drago o el de Prebasa. Es decir, que la relación con otras administraciones ha sido correcta. Pese a ello, desde finales del año pasado, cosas que tendrían que haber salido no lo han hecho. Y no tengo explicaciones. La verdad es que la cooperación ha sido muy buena, pero al final se han bloqueado algunas cuestiones.

Hay un asunto con el que usted se ha mostrado muy crítico en diversas ocasiones: el mal llamado Hospital del Norte ¿Cuál es la situación actual y cómo valora el trabajo de la Consejería de Sanidad?

En relación con el Hospital del Norte siempre ha habido una dinámica de incumplimientos y de falsas promesas por parte de la Consejería de Sanidad. Aún no se ha construido el hospital por el que luchamos hace 20 años en esta comarca. Ha habido un verdadero fiasco en relación con ese proyecto. Todos tuvimos en mente un hospital comarcal con todos los servicios y dimensionado a la cantidad de población de la zona y eso nunca se construyó.

Lo que tenemos ahora es prácticamente un centro de atención sociosanitario. A raíz de que la gente empezó a sentir desatención -y no por parte de los profesionales sanitarios, que yo he estado allí y la atención es excelente-, desde el Ayuntamiento de Icod hemos llevado a cabo protestas gracias a las cuales se han solucionado muchos problemas y se ha conseguido mejorar ese hospital. Pero con esta política de parches ese hospital nunca será un hospital de verdad, tal y como nosotros lo imaginamos en su momento.

Yo lo he dicho siempre: para que ese hospital y también el del sur se conviertan en verdaderos hospitales tiene que haber un cambio de planteamiento por parte de los responsables sanitarios de Canarias.

¿Tiene usted algún dato sobre que el caos diario de tráfico que hay para desplazarse al área metropolitana desde Icod, incluso con colas hasta la conexión de este municipio con Los Realejos, ha influido en el despoblamiento del municipio?

Sí, mucho. Hace poco hicimos un estudio de la situación económica y demográfica para llevar a cabo un plan de empleo y pude analizar la evolución de Icod de los Vinos. Es espectacular. La pirámide poblacional de Icod es para asustarse. Se está produciendo un fenómeno de despoblamiento: ahora tenemos 22.500 habitantes aproximadamente [población de derecho] y hemos llegado a tener 25.000.

Es cierto que existe un bajo índice de natalidad, pero también influye la situación socioeconómica. Esta es probablemente la zona más deprimida de la isla. Por ello muchos jóvenes emigran y la gente va a buscar trabajo a otros sitios. De seguir esa tendencia, en 30 años Icod se va a quedar con 15.000 habitantes. Esto hay que resolverlo. También hay mucho icodense viviendo en el sur que residiría en Icod si tuviera unas comunicaciones decentes.

¿Cuál es su propuesta para intentar resolver ese problema?

En Somos Icodenses-Nueva Canarias tenemos un gran respeto por la naturaleza y la ecología, pero también exigimos que el municipio no quede aislado porque ello va a significar el decaimiento del pueblo. Nosotros pedimos que se termine el mal llamado anillo insular. Es prioritario, pues es en el sur donde tenemos nuestro foco principal de trabajo. Muchos icodenses trabajan allí.

Queremos que las conexiones de Icod con el anillo sean fáciles y rápidas. Una vía que estamos ofreciendo es la que comunique la variante norte con el anillo insular a través del barranco del Preceptor. Aunque corte parte del municipio, sería una vía muy rápida de conexión de toda la Isla Baja con el anillo insular.

¿Se va a mantener como candidato a la alcaldía junto a Nueva Canarias?

Sí, nosotros tenemos un acuerdo con Nueva Canarias (NC) y lo pretendemos mantener porque NC se ha portado excelentemente con el municipio de Icod. Han realizado un esfuerzo que no han hecho con ningún otro municipio. En inversiones puntuales, Icod ha sido un municipio muy favorecido por NC. Nosotros, de ninguna manera, podemos traicionarlos.

Es cierto que teníamos previsto algún tipo de alianza con el PSOE para estas elecciones que, sin duda alguna, hubiera ganado en las elecciones. Pero ocurrió que un sector del Partido Socialista nos exigía [a Somos Icodenses] que nos alejáramos de NC si queríamos ir en coalición, en la cual yo hubiera sido el cabeza de lista. Evidentemente, me negué en rotundo. Yo nunca traiciono mis compromisos. Obviamente, no iba a hacerlo ahora para ser cabeza de lista y conseguir ser alcalde con el PSOE.

Etiquetas
Publicado el
9 de abril de 2019 - 12:52 h

Descubre nuestras apps

stats