Santa Cruz de Tenerife recurrirá el catálogo de vestigios franquistas por “estigmatización”

Monumento a Franco y José Manuel Bermúdez

Tenerife Ahora


0

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, gobernado por Coalición Canaria, el PP y la concejala tránsfuga Evelyn Alonso, ha anunciado este martes que recurrirá el catálogo de vestigios franquistas elaborado por el Gobierno de Canarias al entender que “no se ajusta a la ley” al mencionar únicamente al municipio, lo que califica de “estigmatización de esta capital, cocapital de Canarias”.

El estudio de la ULL sobre el monumento a Franco es tajante: "Incumple la Ley de Memoria Histórica"

El estudio de la ULL sobre el monumento a Franco es tajante: "Incumple la Ley de Memoria Histórica"

El alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), ha realizado este anuncio en un comunicado en el que indica que “por supuesto” cumplirá con la ley de memoria histórica, pero rechaza “que se señale a esta ciudad y se aplique una velocidad distinta que en el resto del Archipiélago”.

En su opinión, el catálogo dado a conocer este martes incumple la ley de memoria histórica, que estipula que la Consejería competente hará esta relación de símbolos, calles, monumentos y menciones franquistas existente “en el ámbito territorial canario”, lo que a su juicio no se cumple ya que “sólo se reseñan monumentos y enclaves de Santa Cruz de Tenerife y no es un catálogo general de todas las islas, a lo que obliga la citada ley”.

El Gobierno de Canarias sí está trabajando en un catálogo de ámbito regional, pero el de Tenerife urgía por el polémico monumento a Franco y porque la ciudad tenía trabajo adelantado gracias a un estudio de la Universidad de La Laguna hecho en 2019 sobre dicho vestigio concreto, que concluía además, que incumplía la ley de memoria histórica. Por otro lado, el catálogo de Santa Cruz formará parte del de toda Canarias, ya que se añadirá una vez esté concluído.

Sin embargo, el alcalde entiende que el Gobierno de Canarias “señala a Santa Cruz de Tenerife” y desoye a la propia Ley de Memoria Histórica de Canarias.

“Evidentemente, cumpliremos escrupulosamente la retirada de los vestigios franquistas que estén señalados en el catálogo, pero no actuaremos hasta que el mismo cumpla con los preceptos de territorialidad que exige” la ley, afirma.

En su opinión, no es asumible que aparezca solo Santa Cruz de Tenerife en ese catálogo y se pregunta si no hay vestigios franquistas en el resto de municipios de Canarias. Lo cierto es que el resto de municipios aparecerá en el catálogo de Canarias, y que Santa Cruz, dada la gran cantidad de vestigios, tiene un documento propio que complementará al regional.

Argumenta que la ley hace mención expresa a que el procedimiento de retirada se hará efectiva una vez sea certificado por el órgano competente que el correspondiente objeto o mención de simbología franquista se encuentra incorporado al catálogo que, insiste Bermúdez, es de ámbito territorial canario.

El Ayuntamiento cuenta desde 2019 con el informe de la ULL que concluía que el monumento a Franco de la capital incumplía la ley de memoria histórica y desde entonces no se ha adoptado ninguna medida al respecto. Al contrario, este semana el concejal del PP Guillermo Díaz Guerra propuso rehabilitar la fuente del monumento para ponerla de nuevo en uso.

Catálogo

El documento elaborado por el Gobierno de Canarias consta de más de 3.000 folios y, según Patrimonio, registra de forma “exhaustiva y rigurosa” decenas de elementos en la capital de la isla relacionados con la dictadura y la guerra civil. El informe ahora debe ser aprobado por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, tras ser informado por la Comisión Técnica de la Memoria Histórica.

Entre los vestigios que deben ser retirados de forma definitiva del espacio público están monumentos como el Monumento a los Caídos (1947) y el Monumento al Caudillo (1966), esculturas como el busto a Joaquín Amigó de Lara (1986) u objetos como la hélice del Crucero Canarias, inscripciones como las placas del Instituto Nacional de la Vivienda (1957) o la lápida a los Caídos de Igueste de San Andrés (1975).

En cuanto a las denominaciones encontradas, figuran vías como el puente General Serrador (1943), la calle Calvo Sotelo (1936) y el paseo Francisco Aguilar y Paz (1994), además de barrios como el barrio y plaza de la Victoria y centros educativos como el CEIP Fray Albino (1944), entre otros, mientras que los honores y las distinciones incluyen a más de 130 personas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats