eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Enrique Tordesillas

Trabajador de Telefónica jubilado, sindicalista.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

Lambán puede presidir un Gobierno progresista

Desde el 27-M estaba claro el papel decisivo del Partido Aragonés a la hora de conformar el futuro Gobierno de Aragón. Arturo Aliaga, el presidente del partido, en una entrevista en La Rebotica de Radio Zaragoza, ya manifestó su oposición a pactar con Vox –por incompatibilidad de programas- y su rechazo a un acuerdo con toda la izquierda por diversos motivos. Su alternativa era la formación de un ejecutivo estable, centrado y moderado, producto del acuerdo entre el Partido Socialista y Ciudadanos, con alguna aportación del PAR.

El viernes día 7 nos enteramos que la propuesta de Aliaga se había transformado en un acuerdo de coalición PSOE-PAR, supongo que con el objetivo de presionar a Cs pare que se sume a la misma. Pero la cosa no me parece tan sencilla, la decisión de la dirección del partido naranja de priorizar el acuerdo entre PP y Cs, se lleva a la práctica en todas las instituciones -hasta en Castilla y León, uno de los territorios en los que la dirección es crítica con Rivera y donde el enfrentamiento entre los dos partidos ha sido evidente en la última legislatura- y, de momento, nada apunta a que Aragón sea la primera excepción.

Seguir leyendo »

Comienza el juego

Una vez celebradas las elecciones locales, autonómicas y europeas, ya están todas las cartas repartidas. Comienza el juego, las negociaciones para ver la conformación de los diferentes Gobiernos, las compensaciones de apoyos: “yo te voto aquí y tú lo haces allí”. La política es así, es normal siempre que no se sobrepasen determinados límites: que el reparto del poder sea equilibrado y que se muevan en torno al denominador común de los programas políticos.

La mayoría de los partidos van a formar comités estatales que coordinen y controlen las negociaciones en los diferentes niveles, el tablero de juego será todo el Estado. En las negociaciones, el PSOE tendrá que tener en cuenta, además de la composición de los Gobiernos locales y autonómicos, la próxima investidura de Pedro Sánchez y la necesidad de mejorar las relaciones entre los partidos que, en el intermedio entre las dos convocatorias electorales, no han sido muy edificantes.

Seguir leyendo »

Ahora, a por la segunda etapa

Podemos decir que la primera etapa la han ganado las fuerzas progresistas. El giro a la derecha impulsado por Vox, y aceptado por PP y Cs, ha movilizado a las izquierdas que, en un porcentaje no despreciable, ha optado por el PSOE, por el partido que tenía más posibilidades de ganar. Una de las conclusiones del resultado electoral es que el electorado es más exigente –o más escéptico-: se mantienen más o menos los bloques ideológicos, pero no la fidelidad a unas siglas; dentro de cada bloque se valoran más las distintas alternativas, la coherencia de los dirigentes, las coyunturas políticas… Esto es algo que no deberían olvidar los partidos políticos: todos tienen el voto prestado, especialmente el Partido Socialista.

Descartada la posibilidad de un acuerdo entre el PSOE y Cs -creo que ya nadie la defiende, entre otras cosas porque, aunque tuviese una mayoría parlamentaria suficiente, la contestación social lo iba a hacer bastante inestable- los primeros pasos dados por los partidos políticos apuntan hacia un posible acuerdo de progreso. Aunque la formación del Gobierno y de las distintas instituciones del Estado no se empezará a concretar hasta después de las elecciones del 26 de mayo. Los pactos dependerán también del resultado de la segunda etapa y de los posibles intercambios de “cromos”.

Seguir leyendo »

Esta vez también votaré

Soy de las personas que han dedicado una buena parte de su vida a la política. Una vez que me saturé de dogmas, utopías imposibles de cumplir, de ineficiencia  para buscar soluciones a los nuevos problemas, de luchas por el poder en lugar de por las ideas, de incapacidad para llegar a consensos… dejé la militancia partidista -que no la social- hasta tal punto que, durante un tiempo, ha habido más de una ocasión en que he votado en blanco.

Después pensé que, al menos en parte, el problema no era mío. Y no porque los partidos -ni los viejos ni los nuevos, ya se llamen estos agrupaciones o confluencias- hayan encontrado soluciones a esos problemas, hayan dejado de pensar que son los únicos que pueden arreglar las cosas o hayan dejado de prometernos el cielo para pasado mañana,  sino porque en cada momento tenemos que intervenir con los instrumentos de que disponemos, no con los que nos gustaría tener. Y esos son los que condicionan los objetivos y los ritmos que nos podemos marcar.

Seguir leyendo »

La España vacía

El domingo 31 de marzo decenas de miles de personas de la España vaciada, iniciaban una Revuelta pacífica en Madrid. Reclamaban soluciones, un pacto real para conseguir un equilibrio territorial, social y económico; condiciones para detener la hemorragia humana de la España del interior; para evitar otra de las desigualdades que el sistema capitalista produce en las sociedades, sobre todo cuando el papel de los poderes públicos se ve limitado a facilitarlas las iniciativas privadas.

El que tantas asociaciones hayan sido capaces de unir su voz para reclamar un futuro mejor es un paso muy importante, pero la situación de la España despoblada ni es un problema específico nuestro- pasa algo parecido en Italia, Francia o Portugal- ni tiene fácil solución, es un problema multicausal cuya solución solo se verá a medio o largo plazo, y para la que es necesaria un consenso mayoritario de los diferentes sectores de la sociedad española.

Seguir leyendo »

La izquierda no avanza en la unidad electoral

Justo en un momento de radicalización de la derecha, ante un peligro nada desdeñable de involución en derechos, especialmente los de las mujeres, es cuando más dificultades aparecen en la izquierda para llegar a acuerdos preelectorales. A lo largo y ancho de la geografía española se van multiplicando las listas progresistas, en lugar de suma hay división.

No estoy hablando de constituir un frente único en cada una de las elecciones y circunscripciones electorales -el frentismo anula matices importantes,  polariza la sociedad y dificulta la convivencia; además, la unidad electoral no siempre suma- sino de sacar el mayor rendimiento posible a la Ley Electoral y de enviar un mensaje  esperanzador al electorado de izquierdas. Creo que Compromís acierta cuando plantea la unidad electoral como una cuestión táctica y no de principios.

Seguir leyendo »

Por un 8 de marzo inclusivo

Hace unos días, el Papa dijo que el feminismo era un machismo con faldas. No fue una frase acertada, parece claro que no contó, en esa ocasión, con la ayuda del Espíritu Santo. Pero el problema no está en que la jerarquía de la Iglesia Católica tenga esa opinión del feminismo, nunca han valorado en plano de igualdad a las mujeres, lo malo es que ese tipo de opiniones está demasiado extendido en la sociedad.

El movimiento feminista lleva años peleando contra la desigualdad, de hecho, entre hombres y mujeres (salarios, participación en ámbitos de dirección, reparto de las tareas del hogar, atención a familiares…) y sin embargo, a pesar del avance en los últimos tiempos, de las impresionantes movilizaciones del año pasado, todavía hay mucha gente, hombres y mujeres, que miran con recelo a las feministas. Y no siempre el rechazo se puede achacar a la mala voluntad, la mala voluntad y el machismo existen, pero también el desconocimiento y los prejuicios.

Seguir leyendo »

La derecha extrema sus posiciones

El domingo 10, la derecha española siguió adelante con la manifestación prevista. No importa que ya no haya relator, ni siquiera que el Gobierno haya anunciado que se rompen las conversaciones con el Govern sobre la mesa de partidos, el PP y sus aliados, desde Ciudadanos hasta Falange, parecen tener pruebas de que el presidente Sánchez dispone de armas de disolución masiva de España y se han echado al monte. Están alimentando un fuego que no resultará sencillo apagar.

Realmente no debería extrañarnos la deriva incendiaria de la derecha; para los herederos políticos del franquismo, la unidad de España siempre ha sido un instrumento con el que movilizar a la ciudadanía, de hecho, en la manifestación del domingo apareció una sus consignas de la transición: “España una y no cincuenta y una”. ¿Será posible que aún den por bueno otro eslogan de la época: “España antes roja que rota? Aunque el PP no necesita ningún apoyo ideológico para cargar contra el gobierno de turno, tiene llena la reserva de descalificaciones, insultos y mentiras, de las que echar mano a cualquier hora, y a cero el depósito de ética política.

Seguir leyendo »

Andorra: un difícil futuro

Andorra y los pueblos mineros tienen un futuro difícil: al proceso general de despoblación del medio rural se suma el cierre de la térmica y el fin de la extracción de carbón como fuente de energía.

Hace años, décadas, que sabemos que esto iba a pasar, pero parece que no nos lo hemos terminado de creer. El caso es que no hemos sido capaces de buscar alternativas económicas, con los más de 1.000 millones de los planes Fite y Miner, y nos hemos limitado a pedir tiempo y, en algún caso, a embellecer nuestro pueblo con fines electoralistas.

Seguir leyendo »

La izquierda ante las próximas elecciones

Creo que está fuera de toda duda, después de las elecciones andaluzas, que hay un riesgo nada despreciable de involución en España. Y no solo de una involución como las protagonizadas por los gobiernos de Rajoy (reforma laboral, ley mordaza…) sino una que nos acerca al nacionalcatolicismo de los años de la dictadura. La presencia de la extrema derecha en el parlamento de Andalucía no va a ser una anécdota, en mayo se extenderá por el resto del Estado, y como no es de esperar que PP y Ciudadanos cambien de política, seguro que encuentran la manera de sumar sus votos si eso les permite gobernar.

Vox se extenderá porque es capaz de recoger descontentos diversos pero su presencia dependerá de lo que hagan el resto de las fuerzas políticas, especialmente las de izquierda.

Seguir leyendo »