La portada de mañana
Acceder
El Gobierno amarra sus primeros Presupuestos con los socios de la investidura
La COVID aumenta la vulnerabilidad de las víctimas de violencia de género
Opinión - España sin eufemismos: la verdadera historia, por Rosa María Artal

La incidencia acumulada en La Laguna se sitúa por encima de los 250 casos tras los últimos 14 días

Un enfermero realiza un test PCR.

San Cristóbal de La Laguna continúa siendo el principal foco de la pandemia en Canarias en cuando a la incidencia acumulada (IA). Desde el pasado 13 de octubre supera a Las Palmas de Gran Canaria como el municipio que lidera este indicativo en el Archipiélago y mantiene los requisitos para situar a la Isla bajo el semáforo rojo (fijado, al menos, hasta el 6 de noviembre): una IA superior a los 100 casos 100.000 habitantes en los últimos 7 días. Además, supera uno de los indicadores del Gobierno central que cataloga a un municipio de riesgo extremo: contabilizar más de 250 casos por 100.000 habitantes tras las dos últimas semanas. 

En concreto, del 26 al 2 de noviembre, La Laguna registra 146 casos por 100.000 habitantes; el segundo municipio en este indicativo es Santa Cruz de Tenerife, con 104,67. Solo Vallehermoso (La Gomera) supera los 100 casos en este periodo, pero con tres activos. Poniendo el foco en los últimos 14 días, también son ambas urbes tinerfeñas las que lideran esta estadística en Canarias: la ciudad de los Adelantados con 268,57 y la capital isleña con 188,12 casos. 

Sin embargo, es Las Palmas de Gran Canaria la ciudad de las Islas que contabiliza la mayor parte de los casos activos, con 1.933 pacientes en una urbe que llegó a concentrar más de 3.000 cuando la curva de contagios se disparó entre agosto y septiembre. Le sigue Santa Cruz de Tenerife, con 1.476 positivos y muy cerca La Laguna, con 1.075 personas con la enfermedad. 

Pero ninguna de las cuatro grandes ciudades canarias presenta los requisitos necesarios recogidos en los indicadores del Ministerio de Sanidad para los municipios de más de 100.000 habitantes. Es decir, que la IA por 100.000 habitantes en los últimos 14 días sea mayor de 500, que la tasa de ocupación en UCI por pacientes COVID-19 supere el 35% y que la positividad (pruebas PCR con resultado positivo) sea mayor del 10% en las últimas dos semanas. Si una urbe isleña tuviera estos tres datos, se le aplicarían varias restricciones, como limitación de entrada y salida, cierre de parques o reducción de aforos y reuniones sociales.

Además, aunque la alta IA de La Laguna en las dos últimas semanas supera uno de los indicadores del Gobierno central para situar al municipio en el nivel de riesgo extremo del semáforo rojo del Ministerio de Sanidad y poder solicitar el estado de alarma para decretar las limitaciones que crea oportunas, como el cierre perimetral, es necesario que también presente una tasa de positividad superior al 5% o que tenga una alta presión hospitalaria (más del 20% de las camas ocupadas o más de 20% en UCI). Y tras una reunión convocada este lunes por el alcalde de la ciudad de los Adelantados, se ha concluido que no se cumplen los requisitos necesarios para imponer medidas más restrictivas que las que ya contempla el Gobierno regional.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 17:22 h

Descubre nuestras apps

stats