La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

La Laguna descarta el confinamiento como medida para doblegar la elevada incidencia acumulada de COVID-19

Una persona camina por las calles de La Laguna

"La Laguna no se cierra, no tiene índices para cerrarse", apuntan fuentes de Consejería de Sanidad tras la reunión extraordinaria convocada para este lunes por el alcalde de la ciudad, Luis Yeray Gutiérrez. La cita tenía como objetivo abordar junto a distintos departamentos del Gobierno de Canarias y agentes sociales implicados el refuerzo de las medidas para reducir la curva de contagios por COVID-19 en el municipio.

La elevada incidencia acumulada enciende todas las alarmas en La Laguna: convocada una reunión extraordinaria de autoridades y agentes sociales

La elevada incidencia acumulada enciende todas las alarmas en La Laguna: convocada una reunión extraordinaria de autoridades y agentes sociales

"Esta reunión cuenta con la presencia de las áreas de Seguridad, Sanidad y Educación del Gobierno de Canarias. Así como representantes de la Universidad de La Laguna y el Hospital Universitario de Canarias" apuntó el edil lagunero al concluir el encuentro. De este modo asevera que durante la reunión se ha concluido en que "La Laguna no es el epicentro de la situación actual del COVID-19 en Canarias".

El mayor número de los contagios según Gutiérrez se da a partir de reuniones familiares, encuentros entre personas del entorno cercano. "Vamos a incrementar inspecciones en diferentes áreas, como la sanitaria y urbanística. Así como, seguir apostando por la presencia policial". De igual modo, han apuntado que se realizaran reuniones de manera periódica en plazos inferiores a siete días, con el fin de analizar la situación y conocer cómo van evolucionando los datos de la pandemia.

El director de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Juan Alemán Sánchez, aseveró tras la reunión que "si tenemos en cuenta solo el indicador de la incidencia acumulada (número de casos por cada 100.000 habitantes) hay cinco municipios que están peor que en La Laguna". Sin embargo, advierte que "no se puede limitar una situación epidemiológica a solo dos criterios", porque según Alemán no se haría una fotografía fiel a la realidad.

A pesar de ser el segundo municipio más poblado de la isla de Tenerife, con 157.503 habitantes según datos de 2019, frente a los 207.312 que censa Santa Cruz, ya supera a la capital en casos informados entre el 25 de octubre y el 1 de noviembre. La incidencia acumulada (casos por cada 100.000 habitantes) de La Laguna se posicionaba este domingo en un 130,1563, mientras que en la ciudad santacrucera permanece en 85,8609.

De esta manera, insiste en que la actual situación del municipio lagunero es similar a la de otras regiones del Archipiélago, de modo que en este encuentro se ha intentado trazar una radiografía que muestre la situación actual. Para el director, La Laguna es un reflejo del desarrollo que está teniendo la COVID-19 en Canarias, un avance poco significativo en el número de nuevos positivos diarios, pero que toma "consistencia" cuando se suman datos de muchos días, como sucede con la incidencia acumulada.

"La situación en la Laguna no es de alarma, pero sí de preocupación", advierte. En esta línea, establece el punto en trazar un plan para controlar la situación actual en la isla de Tenerife, de manera que pueda abandonar el semáforo rojo. Las medidas siempre han de cumplir desde el principio de la estabilidad.

Las tres claves del plan de acción para doblegar la COVID-19

Alemán apunta a unas medidas proporcionales con la situación actual de La Laguna, y de otros municipios. Así, las claves del plan de acción no solo para La Laguna sino para otros municipios se resumen en tres puntos: en primer lugar, se intensificará el rastreo inverso para conocer cómo se producen los casos y en qué lugares. Se aboga por la investigación para tratar de prever dónde tienen lugar los contagios. En segundo lugar, se pretende intensificar la labor policial, para que se vele por el cumplimiento de las restricciones. Así como una labor de concienciación a la población ante la fatiga pandémica. Término que alude al cansancio de la ciudadanía y la resistencia a adoptar los requisitos impuestos desde los órganos de Gobierno. En tercer lugar, se llevará a cabo "una acción de intervención sanitaria, que consiste en el cribado en poblaciones selectivas para localizar casos asintomáticos, y de esta manera promover la concienciación ciudadana".

El resto de municipios son candidatos a estas intervenciones.

Presente en ella el director del Servicio Canario de Salud, Conrado Domínguez; el gerente de Atención Primaria de Tenerife, José Miguel Rodríguez; el director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo de Armas; el director territorial de Educación de Tenerife, Federico Delgado; la gerente del Hospital Universitario de Canarias, Mercedes Cueto; y la rectora de la Universidad de La Laguna, Rosa Aguilar. Mientras que por parte del Ayuntamiento de La Laguna acudieron también el primer teniente alcalde y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio; el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, y el concejal de Salud, José Luis Hernández.

De este modo, pese que el aumento de casos positivos de COVID-19 en los últimos 7 días que sitúan a la ciudad a la cabeza de los municipios más afectados por el virus en la última semana, se ha decidido no cerrar la ciudad. Al concluir la rueda de prensa, el alcalde de San Cristobal de La Laguna hace un llamamiento a la población "con la concienciación y el trabajo colectivo vamos a poder salir de esto".

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 15:32 h

Descubre nuestras apps

stats