El concejal y senador Santiago Pérez confirma ante la jueza sus palabras al tránsfuga de La Laguna: “Te vas a cagar, payaso”

Santiago Pérez y Alfredo Gómez.

“Te vas a cagar, payaso”. Esta frase, dirigida al concejal tránsfuga de La Laguna, Alfredo Gómez, condujo este lunes ante un juzgado de la ciudad al también concejal Santiago Pérez (Avante La Laguna) por una denuncia por delito leve de amenazas. El juicio quedó visto para sentencia después de que Pérez ratificara que sí pronunció esas palabras y de que Gómez no supiera concretar exactamente ante la jueza qué tipo de temor le infundieron, es decir, qué tipo de daño llegó a temer al escuchar “te vas a cagar, payaso”.

Archivada la querella del concejal tránsfuga de La Laguna contra el presidente del Parlamento canario

Archivada la querella del concejal tránsfuga de La Laguna contra el presidente del Parlamento canario

Antes de que la vista se celebrara, Gómez que actuó de abogado de sí mismo, pidió a la jueza que la causa fuera trasladada al Tribunal Supremo, dada la condición de aforado de Santiago Pérez, senador por la Comunidad Autónoma. Sin embargo, en su denuncia, el concejal no había hecho constar esa circunstancia, como así resaltó la jueza. “Una maniobra dilatoria”, dijo después a los periodistas Santiago Pérez para calificar esa ardid del denunciante: “quería estirar el chicle, probablemente siguiendo las instrucciones de Coalición Canaria, para luego decir que me aprovecho del fuero como Fernando Clavijo”.

La jueza no transigió, así que el juicio se celebró tras un breve receso. 

Los hechos que se juzgaron este lunes se produjeron en un reciente pleno del Ayuntamiento de La Laguna, cuando el concejal tránsfuga -ido de Ciudadanos- trató sin éxito de que prosperara una moción de reprobación contra Santiago Pérez, contra el alcalde de la ciudad, contra la concejala de Cultura y contra el presidente del Parlamento de Canarias, por entender que todos ellos habían cometido actos irregulares relacionados con obras menores en las viviendas de los tres últimos. La moción no prosperó porque ni siquiera fue apoyada unánimemente por el partido que ahora respalda a Alfredo Gómez, Coalición Canaria, ni por el PP, socio eventual de los nacionalistas. En el último momento, Santiago Pérez tomó la palabra para relatar las acusaciones que había vertido contra él el concejal tránsfuga y anunciar, en consecuencia, que actuaría contra él ante los tribunales de justicia. De ahí, según reiteró hoy en el juicio, la frase “te vas a cagar, payaso”.

Además de Santiago Pérez, el tránsfuga también llevó este lunes a juicio al concejal socialista Badel Alonso, quien en la misma sesión plenaria le dijo “si no fuera concejal te partía aquí mismo”. Alonso declaró en su descargo que jamás podría manterializarse una amenaza así porque él es concejal. El testigo aportado por el denunciante no contribuyó mucho a aclarar lo sucedido porque no pudo precisar los temores que infundirían los dos denunciados con las frases que los condujeron a este juicio.

Al término de la vista, Santiago Pérez dijo a los periodistas que Gómez le había acusado a él en ese pleno del día 21 de abril “de no ejercer mis responsabilidades como concejal de Urbanismo en defensa de la legalidad frente a las obras que se ejecutaron en el domicilio del alcalde, aún conociéndolas, por connivencia y complicidad. Y si esas acusaciones fueran ciertas, serían constitutivas de un delito de prevaricación por mi parte. Pero son falsas, y lo he acreditado documentalmente ante el Pleno del Ayuntamiento con informes de los funcionarios”, dijo.

Fue en ese contexto “en el que manifesté que esas calumnias de Gómez fueron hechas por escrito y con absoluta premeditación. Se hicieron en el pleno con la proyección pública que conlleva, y por tanto anuncié iba a ejercer mis derechos porque ese comportamiento tiene un nombre en el Código Penal y dije que quien las había hecho se atuviera a las consecuencias de sus actos”.

Santiago Pérez recordó igualmente que en el último pleno, en el que no intervino, “volvieron las provocaciones, los insultos, las frases vejatorias, y sobre todo las calumnias, que han sido acreditadas por nuestra parte ante el Juzgado mediante certificaciones literales de las cosas que Alfredo Gómez ha venido diciendo y que trató de difuminar en el juicio”.

El concejal sostuvo que “podía haber negado los hechos o haberme negado a declarar, pero entendí que era mi obligación como ciudadano y como representante público decir la verdad. Creo que debo actuar ante los tribunales con franqueza”.

Sin embargo, lamenta que “todo dibuje un panorama desalentador en el que el desecho del transfuguismo en todas las instituciones acaba en el sumidero de Coalición Canaria, que los usa bien para recuperar el poder como en Santa Cruz, bien para agredir injustamente a gobiernos municipales como el de La Laguna, bien incorporando a sus filas a rutilantes estrellas que no abandonan el escaño como es el caso de Vidina Espino o el de la inefable alcaldesa de Mogán”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats