eldiario.es

Menú

Aznar y Aguirre contra todos

- PUBLICIDAD -

En el mundo occidental, sólo queda Silvio Berlusconi con la guadaña en la mano. Es el único superviviente de la gloriosa época de invasión de Irak. Los neoliberales están en desbandada, recontando el dinero que se han llevado de indemnizaciones. Sus representantes ideológicos están en las buhardillas, rebuscando en los libros de economía para poder balbucear alguna excusa. Pero Aznar no abandona nunca porque él es así de castizo. Más guapo que nadie.

No se desanima tal vez porque actúa desde bambalinas, ganando mucho dinero en el sector público, y saliendo a escena cuando tiene la claque organizada. En Madrid se la puso en bandeja Esperanza Aguirre.

Mariano Rajoy tiene el partido revuelto porque los perdedores del Congreso de Valencia ni renuncian a la presión ni por supuesto apoyan la unidad del partido. Es el caso típico de quienes quieren dirigir desde la derrota. Pero, ¿no es eso lo que ha hecho siempre este Partido Popular, primero cuado asaltó el poder de la mano de Pedro J, Ramírez y del juez Baltasar Garzón, sustituyendo a las urnas por los autos judiciales y por la conspiración en los despachos para aliviarse del trámite de ganar las elecciones? Y después, cuando ha intentado recuperar el poder frente a José Luis Rodríguez Zapatero utilizando otra vez el terrorismo.

Tiene razón Aznar cuando dice que el PP ganó cuando salió a ganar elpartido. Sólo que hay algunas matizaciones: el campo estaba encharcado por muchos errores del final de los gobiernos de Felipe González y los árbitros, entre ellos la Justicia en su conjunto, estaban conchabados y cerraban los ojos ante cada tarascada al Estado de Derecho.

Lo que proponen Aznar y Aguirre no es más que mayores dosis de la política desarrollada por Mariano Rajoy en la anterior legislatura. Piensan que la estrategia era adecuada y que era sólo un problema de aumentar las dosis de brutalidad política. Si le hacen caso, José Luis Rodríguez Zapatero tiene garantizado llegar a la edad de jubilación instalado en La Moncloa. Al tiempo.

*Carlos Carnicero es periodista y analista político, en elplural.es

Carlos Carnicero*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha