eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Ana Requena Aguilar

Periodista. Trabajé en el diario Público desde 2008 hasta su cierre en papel. Antes, en Tiempo, Europa Press, UN-Instraw o AmecoPress, entre otros. He escrito crónicas y reportajes desde Bangladesh, Siria, Gaza o México. Formo parte de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y escribí una tesina sobre periodismo con perspectiva de género. Desde hace dos años, enfrascada en reformas laborales, consecuencias de la crisis y protestas. Coautora del libro ‘Las voces del 15M.’

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 25169

La criminalización de los hombres, la prisión permanente y la inmigración se mezclan en el debate del PP sobre violencia de género

Días después de consagrar su pacto de Gobierno en Andalucía con un partido que aspira a derogar la Ley de Violencia de Género, al Partido Popular le tocaba este sábado debatir en su convención sobre violencia machista. Aunque ninguno de esos dos términos aparecían así en su programa: "Defenderemos una legislación eficaz contra la delincuencia y la violencia contra las mujeres", era el nombre de la mesa en la que el partido de Pablo Casado programó a Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, la niña asesinada por un vecino; a María del Mar Bermúdez, madre de Sandra Palo, violada y asesinada por varios menores; y a Blanca Hernández, exdelegada del Gobierno para la violencia de género durante el mandato de Rajoy. No se pronunció una vez la palabra igualdad, género o feminismo, pero sí se escuchó muchas veces prisión permanente revisable y endurecimiento de las leyes. 

Blanca Hernández alertó a su partido sobre los discursos "negacionistas". "Sí existe, no está exagerado, a los hombres les pasan otras cosas, pero no esto, esto en masa y normalizado les pasa a las mujeres", dijo la exdelegada sin definir ese "esto" como violencia de género en ningún momento de su intervención. "Vivimos un momento en que los conceptos estén más manoseados que nunca", aseguró, aunque sin aclarar ella esos conceptos.

Seguir leyendo »

Una activista, multada con 600 euros por "arengar" a ocupar una acera durante una manifestación contra 'la manada'

El 22 de junio de 2018, a primera hora de la mañana, la Audiencia de Navarra comunicaba la puesta en libertad bajo fianza de los cinco hombres integrantes de 'la manada', condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual a una mujer. Ese mismo día, por la tarde, miles de personas salían a manifestarse a las calles de diferentes ciudades españolas para protestar por la decisión del tribunal. Una de ellas fue Nina Infante, una veterana activista feminista y presidenta del Fórum de Política Feminista durante ocho años, que portó, junto a otras compañeras, una pancarta en la concentración que tuvo lugar en Valladolid. Con la Ley Mordaza en la mano, Infante ha sido multada con 600 euros por "arengar" a ocupar una acera tras "lanzar" una patada a un policía.

Según el expediente enviado a Infante, la policía había preparado un despliegue en los alrededores de los juzgados de Valladolid, frente a los que estaba convocada la manifestación. El despliegue, aseguran, se hace para "evitar pintadas en su fachada y permitir el paso a las personas que no participan en la manifestación". "Los policías actuantes comunican de forma clara y reiterada a los participantes que no ocupen dicha acera, haciendo éstos caso omiso de dichas indicaciones. En un momento dado, la denunciante lanza una patada sobre un agente de policía, arengando al resto de manifestantes a ocupar la acera, motivo por el cual los agentes, al acabar el acto, identifican a la denunciada para levantar la correspondiente acta de denuncia", dice la sanción.

Seguir leyendo »

El Pacto de violencia de género, el Instituto de la Mujer y los permisos de paternidad impulsan el gasto en igualdad

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 ha consignado un incremento en las partidas destinadas a la igualdad. De aprobarse el texto, el dinero destinado  a financiar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género será de 220 millones de euros, con el incremento de 20 millones de euros para los ayuntamientos comprometido por el Gobierno el pasado verano. Junto a ello, contempla la subida de un 21% del presupuesto para el Instituto de la Mujer con respecto a 2018 y el alza de los 308 millones de euros necesarios para financiar la ampliación de los permisos de paternidad de cinco a ocho semanas.

Las cuentas presentadas este lunes por el Gobierno socialista prevén los 220 millones de euros acordados para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado en septiembre de 2017. La cifra incluye los 80 millones gestionados por la Administración Central, la transferencia de 100 dirigidos a las comunidades autónomas y los 40 para los ayuntamientos. Aunque el texto aprobado por el Congreso habla de 20 millones para los entes locales, la vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, se comprometió a duplicar el gasto.

Seguir leyendo »

"Habrá que ver si el Gobierno secunda la huelga feminista, pero estoy segura de que estaremos con las mujeres"

A menos de dos meses para el próximo 8M, en la semana en la que el Partido Popular ha pactado para gobernar Andalucía con un partido que promete combatir "la ideología de género", la directora del Instituto de la Mujer, Silvia Buabent, recibe a eldiario.es en su despacho. El Instituto, en su día un organismo clave para el avance de la igualdad, devino a menos asfixiado por los recortes presupuestarios y la falta de contenidos. Buabent, concejala de Igualdad en Fuenlabrada (Madrid) entre 2011 y 2018, se propone impulsarlo de nuevo. Más presupuesto, hasta un 20% más si se aprueban las cuentas de 2019, una escuela de pensamiento feminista, recuperar unas becas que cayeron en el olvido, o un proyecto para acercarse a las mujeres jóvenes son algunas de las iniciativas que desgrana su directora. Mientras, como feminista y como parte de un Gobierno que se define como tal, muestra su preocupación por la confusión interesada en torno a la violencia de género y su convicción de que el Ejecutivo sabrá cómo responder ante un 8M del que se espera mucho.

Esta semana hemos visto al PP y a Ciudadanos pactar con Vox para gobernar en Andalucía. Aunque el pacto no recoge la derogación de leyes como la de igualdad o violencia de género, sí incluye expresiones ambiguas, y sobre todo, se produce después de que durante días hayamos oído hablar de ideología de género y de confusiones interesadas sobre violencia de género y doméstica. ¿Cómo valora el pacto, qué consecuencias puede tener?

Seguir leyendo »

El Gobierno incluirá los servicios de violencia de género como prioritarios para reponer el 100% de las jubilaciones

Los servicios públicos de atención directa a las mujeres víctimas de violencia de género serán considerados prioritarios a la hora de reponer las plazas de empleo vacantes. La Ley de Presupuestos Generales de 2019 que presenta este viernes el Gobierno incluye una nueva categoría en los sectores prioritarios que cuentan con una tasa de reposición garantizada del 100%: abarcará los puestos de la administración central, autonómica y local que estén relacionados con atención a la violencia machista. Esto significa que se repondrán todas las bajas que se produzcan por jubilación, defunción, excedencias sin reserva de puesto, renuncias... 

Para las comunidades autónomas y ayuntamientos que cumplan con el objetivo de déficit esa tasa de reposición puede ser aún mayor y llegar al 108%. Es decir, en la práctica no solo se mantendrían las plantillas sino que aumentarían. Podrán hacerlo si establecen nuevos servicios públicos o si hay un alto volumen de jubilaciones inesperadas. Los ayuntamientos que, además, hayan amortizado su deuda a finales del año anterior, podrán añadir otro 10% de reposición. 

Seguir leyendo »

Habrá movilización el 8M: UGT y CCOO convocan paros parciales y el movimiento feminista trabaja para desbordar la huelga

A dos meses exactos del 8 de marzo, ya hay una certeza: habrá movilización feminista. Tras la movilización histórica del año pasado, la situación se repite. El movimiento feminista trabaja desde hace meses para que el próximo 8M desborde el concepto tradicional de huelga, es decir, para que no sea solo una huelga laboral, sino también de cuidados, estudiantil y de consumo. "Una huelga feminista", remarcan. Por otra parte, los sindicatos mayoritarios han anunciado este martes la convocatoria de paros parciales para ese día, como sucedió en 2018. UGT y CCOO dejan la puerta abierta a sumar otro tipo de movilizaciones, por ejemplo, huelgas de 24 horas en sectores feminizados. Sindicatos como CGT, que el año pasado convocaron huelga general de 24 horas, se inclinan por la misma opción para este 8M y debatirán a final de enero la puesta en marcha del paro.

Paro general de dos horas, con la posibilidad de ampliarse en algunos sectores concretos. Es la opción por la que se han decantado de nuevo este año los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT para plasmar la "dimensión laboral" de la lucha feministas del próximo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer. Aunque aún hay elementos que deberán concretarse, según han explicado los secretarios generales de ambas organizaciones, los sindicatos repiten la misma medida que el pasado año.

Seguir leyendo »

Así es el acoso de grupos ultras a las clínicas que practican abortos

Son las nueve de la mañana y en la puerta de la clínica Dator, uno de los centros que practica interrupciones voluntarias del embarazo más reconocidos de Madrid, ya hay un pequeño grupo de personas agolpadas en la puerta. Es 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, una de las fechas señaladas para los grupos ultra que semanalmente acuden a las puertas de clínicas de varias ciudades de toda España para clamar contra el aborto y hostigar al personal y a las mujeres que acuden.

En la puerta de Dator, unas quince personas, entre ellas un niño de no más de doce años, hacen visibles folletos con caras de bebés y pequeños fetos de juguete. Las mujeres y parejas que entran y salen de la clínica se cruzan cara a cara, a pocos centímetros, con el grupo. En la pared de enfrente y en la acera, dos pintadas de esa misma mañana que el personal de mantenimiento se ha esforzado por borrar: "Aborto asesinato" en el primer caso, "Aquí se matan niños", en el segundo, con flechas que apuntan al centro médico.

Seguir leyendo »

La mayoría de los padres rechazan involucrarse más en el cuidado de sus hijos si supone reducir sus salarios

Conciliar también es un conflicto para muchos padres, pero la forma en la que lo solucionan dista aún de cómo lo hacen las madres. Los nuevos padres están más preocupados que sus antecesores sobre cómo dedicar tiempo al cuidado de sus hijos: están más dispuestos a adaptar su trabajo o a cambiar incluso de empresa para buscar condiciones más favorables a la conciliación. Sin embargo, la mayoría de los hombres aún se resisten a utilizar medidas que impliquen reducir sus ingresos para cuidar a sus hijos, algo que las madres siguen haciendo mayoritariamente. Un proyecto de investigación liderado por la UNED –"La conciliación de los hombres en las empresas"– analiza estas diferencias y detecta algunas condiciones que permiten a los hombres involucrarse en los cuidados.

Los cambios sociales han hecho que emerja una figura paterna, proveedor económico y cuidador a la vez, más involucrado en la crianza que la figura tradicional del "padre sustentador". El estudio de la UNED apunta a un factor clave para que esta evolución se haya producido: la menor disponibilidad de tiempo femenino. "La conciliación de la vida familiar con la laboral ya no es un problema exclusivo de las madres, sino que afecta también a los padres, quienes habitualmente encuentran barreras para llevarla a cabo no solo por parte de las empresas y las personas supervisoras, sino también por parte de sus propias compañeras y compañeros de trabajo", observan las investigadoras.

Seguir leyendo »

"Avísame cuando llegues", "ten las llaves preparadas": el miedo de las mujeres, entre el aprendizaje del temor y las agresiones cotidianas

"Avísame cuando llegues", "¿vienes con alguien?", "ten las llaves preparadas cuando te vayas acercando al portal", "dile que te acompañe". Ocurre frecuentemente: una mujer camina sola por la calle, de noche, apenas hay gente, se asegura de que lleva las llaves en el bolsillo, abre el portal, coge el ascensor y, cuando cierra la puerta tras de sí, respira tranquila. "Ya en casa", escribe por Whatsapp. La escena revela una sensación habitual a la que estos días están poniendo palabras numerosas mujeres a raíz del crimen de Laura Luelmo, la profesora desaparecida el 12 de diciembre en El Campillo (Huelva) cuando salía a correr. La Guardia Civil  ha detenido al autor confeso del crimen. Los resultados de la autopsia indican que  Laura fue agredida sexualmente.

Nieves (nombre ficticio) tiene 44 años y el miedo le acompaña desde la adolescencia. "Cuando le he contado a mi pareja todas las cosas que me han pasado no lo puede creer. Allí donde he ido a vivir me han pasado cosas". Cuando empezó a salir los móviles estaba aún lejos de aparecer en la vida cotidiana. "Yo mentía, mis padres siempre me decían que volviera acompañada, pero mis amigas vivían en otra dirección, así que yo les decía que sí, pero volvía sola, como una bala, con las llaves en la mano como arma", recuerda. Ese gesto, el de su puño apretando el manojo de llaves -"siempre elegía la más larga como una especie de espada"- es muy repetido por las mujeres. "No sabía hasta qué ha punto, me ha sorprendido después ver que tantas mujeres han hecho lo mismo".

Seguir leyendo »

Salir a correr o salir corriendo

Os habrá pasado. Si sois mujeres. Habéis llegado a casa apretando el paso, corriendo incluso, con el aliento entrecortado. A veces, más tarde, cuando ya te sientes segura, llegas a dudar de lo que ha pasado. ¿Seguro que aquel hombre te estaba siguiendo?, ¿de verdad te hubieran hecho algo esos tipos si hubieras seguido tu camino con tranquilidad?, ¿por qué no se te ocurrió hacer esto o lo otro?, ¿la policía no está también para esto?

He perdido la cuenta de las veces que me he tenido que escabullir de hombres. Hombres que me cortaron el paso por la calle, o que me siguieron y persiguieron, o que me tocaron o lo intentaron, o que incluso se me abalanzaron. La última experiencia fue hace no mucho. Llegué a casa alterada y diría que avergonzada. Qué carrera tan estúpida cruzando la plaza me había pegado. El móvil en la mano, incapaz de usarlo para nada que no fuera apretarlo con fuerza. Yo, la feminista, cómo no me enfrenté a ellos, como no fui capaz de pedir ayuda, como no se me ocurrió en ese momento marcar el 112.

Seguir leyendo »