eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Ana Requena Aguilar

Periodista. Trabajé en el diario Público desde 2008 hasta su cierre en papel. Antes, en Tiempo, Europa Press, UN-Instraw o AmecoPress, entre otros. He escrito crónicas y reportajes desde Bangladesh, Siria, Gaza o México. Formo parte de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y escribí una tesina sobre periodismo con perspectiva de género. Desde hace dos años, enfrascada en reformas laborales, consecuencias de la crisis y protestas. Coautora del libro ‘Las voces del 15M.’

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 26533

Ni heroínas ni calientapollas

'No es abuso, es violación'. Los gritos se colaron a través de las ventanas de la sala de vistas 102 del Palacio de Justicia de Navarra. El tribunal acababa de dictar la sentencia, la primera del caso de 'la manada': abuso sexual con prevalimiento, nueve años de cárcel para cada uno de los cinco acusados. Pasaron solo segundos desde que el presidente del tribunal comenzara la lectura del fallo hasta que escuchamos el clamor de cientos de mujeres que llegaban desde la calle.

No pedían más años de cárcel, no pedían un endurecimiento de las penas; era un grito que buscaba, más bien, que la justicia bajara a la calle y entendiera que 'consentimiento' es una palabra que queda algo obsoleta para las mujeres del año 2019 y que su concepto de la intimidación y la violencia debería adaptarse a lo que vivimos desde que somos pequeñas. 

Seguir leyendo »

Lucía Avilés: "La sentencia del Supremo marca un antes y un después en el tratamiento de la violencia sexual"

Un día después de que el Tribunal Supremo hiciera pública su condena por violación para los cinco miembros de 'la manada', la magistrada Lucía Avilés, miembro de la Asociación de Mujeres Juezas, valora el fallo como "histórico". Avilés está convencida de que el pronunciamiento supone un punto de inflexión en la forma en la que las agresiones sexuales serán juzgadas en nuestro país y consolida la jurisprudencia con perspectiva de género del Alto Tribunal. Alaba el papel de la Fiscalía en el caso -"incluyó la perspectiva de género desde el primer momento"- y pide abordar una reforma del Código Penal que lo adapte al Convenio de Estambul para que el consentimiento sea el centro de los delitos sexuales y no la violencia o la intimidación.  

El Supremo ha condenado a 'la manada' por un violación y no por abuso sexual. A la espera de la sentencia completa, ¿qué conclusiones podemos sacar del fallo que conocemos?

Seguir leyendo »

El Supremo evidencia con la sentencia de 'la manada' la necesidad de reformar los delitos sexuales del Código Penal

Un auténtico escenario intimidatorio en el que la víctima en ningún momento consiente los actos sexuales. Son las palabras casi literales con las que el Tribunal Supremo dictó este viernes la sentencia sobre violencia sexual con más repercusión que se recuerde. El Alto Tribunal ha condenado a Antonio Manuel Guerrero Escudero, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, y Ángel Boza, los cinco miembros de 'la manada', a quince años de cárcel por un delito de violación. Cierra así el debate abierto con la decisión de la Audiencia de Navarra (ratificada después por el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad), que calificó los hechos como abuso puesto que no vio intimidación ni violencia. Pero reabre la discusión sobre el Código Penal y la existencia de dos delitos diferenciados: abuso sexual y agresión sexual. 

El caso ha puesto sobre la mesa la delgada línea que en el ordenamiento jurídico actual existe entre el abuso sexual con prevalimiento y la agresión sexual. Mientras que en el primero, el consentimiento se obtiene, aunque de manera viciada, en el segundo caso, directamente no existe. Además, para que se considere agresión tiene que existir violencia o intimidación. Las diferentes sentencias de 'la manada' -Audiencia Provincial, TSJ de Navarra y, finalmente, el Supremo- muestran cómo, con el mismo Código Penal en la mano y el mismo relato de hechos probados, tanto la intimidación como el consentimiento pueden interpretarse de diferentes maneras.

Seguir leyendo »

Fue violación: el Supremo condena a quince años de cárcel a los cinco miembros de 'la manada' por agresión sexual

No fue abuso, fue violación. El Tribunal Supremo ha condenado por unanimidad a los cinco hombres miembros de 'la manada' -Antonio Manuel Guerrero Escudero, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, y Ángel Boza- a quince años de cárcel por un delito continuado de "violación". Desdice así lo sostenido por la Audiencia de Navarra, primero, y por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, después, que los consideraron culpables de un delito de abuso sexual con prevalimiento con nueve años de cárcel pero no de agresión sexual. El Supremo asegura que se trató de un "auténtico escenario intimidatorio" en el que la víctima "en ningún momento consiente".

"Situación intimidante que hizo que la misma adoptara una actitud de sometimiento, haciendo lo que los autores le decían que hiciera, ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo por el lugar recóndito, angosto y sin salida en el que fue introducido a la fuerza, y las circunstancias personales de la víctima y de los acusados, lo que fue aprovechado por ellos para realizar los actos contra la libertad de aquella, al menos, diez agresiones sexuales con penetraciones bucales, vaginales y anales", describe el fallo, conocido apenas dos horas y cuarto después de terminar la vista con acusaciones y defensa. 

Seguir leyendo »

'La manada' queda vista para sentencia: "No se puede exigir a las víctimas actitudes peligrosamente heroicas"

A las doce y media de la mañana de este viernes, casi tres años después de que sucedieran los hechos, el caso de 'la manada' ha quedado, definitivamente, visto para sentencia. La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo delibera ya sobre el fallo, que no quiere demorar. Durante la vista, de dos horas de duración, acusaciones y defensas han resumido sus argumentaciones. La Fiscalía ha centrado su alegato en uno de los conceptos claves que decantará la decisión del Alto Tribunal: la intimidación, imprescindible para que sea considerada agresión sexual. "La víctima se encontraba doblegada por el miedo (...). Los hechos se produjeron en un espacio físico opresivo, aislado (...). No se puede exigir a las víctimas actitudes peligrosamente heroicas". Por su parte, la defensa de los cinco acusados ha optado por dos estrategias: desacreditar el procedimiento judicial -"No hemos tenido un juicio justo"- y poner en cuestión a la denunciante, sobre la que ha vertido todo tipo de dudas. "No es no, pero para que sea no hay que decir no y hay muchas formas de hacerlo", ha exigido el abogado Agustín Martínez Becerra.

La Audiencia de Navarra y, meses más tarde, el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad, calificó los hechos de abuso sexual con prevalimiento y no como agresión sexual porque consideró que no se produjo violencia o intimidación. Es por eso que la Fiscalía y las acusaciones han centrado sus recursos en demostrar que sí la hubo. El relato de la fiscala Isabel Rodríguez ha descartado que lo que sucedió en aquel cubículo de un portal de Pamplona fuera abuso con prevalimiento: "No consta en los hechos probados que la víctima consintiera o accediera, ni que los acusados solicitaran el consentimiento. Solo que los cinco acusados constriñeron la voluntad de la víctima. No existe consentimiento, la víctima se encuentra doblegada por el miedo".

Seguir leyendo »

El Supremo decide sobre 'la manada', el caso que puso el foco sobre las carencias de la justicia en violencia sexual

Casi tres años después, el caso de 'la manada' vislumbra su fin judicial. El Tribunal Supremo celebra este viernes una vista oral en la que escuchará a defensa y acusaciones antes de dictar sentencia sobre los hechos ocurridos en la madrugada del 7 de julio de 2016 en un portal de Pamplona. Su labor será la de calificar los hechos y ajustar la pena, con tres opciones sobre la mesa: confirmar que se trató de un abuso sexual (el delito por el fueron condenados a 9 años de cárcel), elevarlo a agresión sexual (con hasta 18 años de prisión) o bien absolver a los cinco hombres porque no hubo delito. El Supremo tendrá que pronunciarse sobre varios conceptos clave y actualmente en disputa: la intimidación, la violencia y el consentimiento.

Fueron esos conceptos y los razonamientos contenidos en la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra -que condenó a  Antonio Manuel Guerrero Escudero, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, y Ángel Boza a nueve años de cárcel por abuso y no por agresión- los que hicieron que la atención social se fijara en las carencias del sistema a la hora de juzgar la violencia sexual. El consenso político y jurídico sobre la necesidad de reformar el Código Penal fue casi total. Las reivindicaciones para que, más allá de la codificación penal, se aplique la perspectiva de género a la hora de dictar sentencia y de definir qué es intimidación o consentimiento se han extendido. Mientras, una movilización feminista sin precedentes sacaba a la luz las experiencias de violencia sexual de miles de mujeres y ponía en el centro el 'solo sí es sí' o el derecho a ejercer la libertad sexual.

Seguir leyendo »

Ángeles Carmona: "Si hay que decir treinta mil veces que la violencia machista tiene unas raíces diferentes a la intrafamiliar, lo diremos"

El organismo que lleva presidiendo cinco años se enfrenta al mayor reto desde la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004 en un momento de auge de las voces que directamente la cuestionan. La ampliación del concepto de violencia machista más allá de la pareja o expareja es, para Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una prioridad. A caballo entre Madrid y Sevilla, Carmona combina su trabajo como secretaria de un juzgado especializado de la ciudad andaluza con el cargo en el Observatorio, desde donde hace un esfuerzo por visibilizar todos los tipos de violencia y pide más esfuerzos para avanzar en la protección de las mujeres y de sus hijos e hijas.

De los 1.000 casos de asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o exparejas registrados en los últimos dieciséis años, solo existía denuncia previa en 209. Solo una de cada cinco mujeres denunciaron. ¿Hay desconfianza en el sistema?

Seguir leyendo »

La violencia machista deja mil mujeres asesinadas por hombres en los últimos dieciséis años

El 10 de junio de 2019 será un día señalado en negro en el calendario de la violencia machista. Este lunes un hombre de 48 años asesinaba a su pareja, una mujer de 28 años en Alboraia (Valencia). El caso se añade en el contador que se puso a funcionar en 2003 y arroja un número redondo: mil mujeres han sido asesinadas por violencia de género en los últimos dieciséis años. Dicho de otra manera, mil hombres han matado a sus parejas o exparejas desde 2003, el año en el que la administración empezó a contabilizar los asesinatos. 

Seguir leyendo »

Un teniente en la evaluación de una soldado de baja por ansiedad y con su hijo enfermo: "Antepone intereses propios a los del grupo"

"Falta de fortaleza psicológica y anímica ante la adversidad. Condición física y salud habitual no adecuada. Falta de voluntariedad, entrega, y disponibilidad para el servicio. Antepone intereses propios a los del grupo. No despierta admiración y prestigio profesional ante compañeros y superiores". Son las apreciaciones de un teniente en la revisión del Informe Personal de Calificación que hizo de una soldado destinada en la unidad Bhelma IV de Sevilla, de baja por un trastorno de ansiedad después de que su hijo fuera diagnosticado con una enfermedad grave, operado a vida o muerte, con una discapacidad certificada del 81% y un grado de dependencia total. La militar, Mercedes Ruiz Puerta, ha interpuesto un parte disciplinario contra el teniente por verter en una calificación profesional apreciaciones subjetivas sin base que pueden afectar a su carrera.

Mercedes Ruiz tiene 43 años y es soldado del Ejército de Tierra. A sus espaldas lleva 19 años de servicio en diferentes unidades, incluido un periodo en la guerra de Iraq. Desde 2014 está destinada en la Unidad Batallón de Helicópteros de Maniobras IV (Bhelma IV), en Dos Hermanas, Sevilla. Ruiz es una militar apta con limitaciones, es decir, puede ejercer algunos trabajos pero no otros. Una operación de rodilla a la que se tuvo que someter por una enfermedad degenerativa hizo que un tribunal médico le concediera esa calificación en 2009. En los últimos tiempos era moza en el almacén de campamento y supervivencia de la unidad.

Seguir leyendo »

El mal llamado 'porno de venganza' o cómo tratar de avergonzar a las mujeres por ser sexualmente activas

Verónica se suicidó el sábado después de que decenas de compañeros de trabajo compartieran sin su permiso un vídeo sexual suyo. La Policía ya investiga a un hombre con el que mantuvo una relación y que habría sido el primero en difundirlo. En Italia, en 2016, se quitó la vida Tiziana Cantone, de 31 años, tras meses de acoso después de que un exnovio difundiera un vídeo de contenido sexual y que las bromas, también por parte de personajes públicos, se multiplicaran. Amanda Todd, una adolescente canadiense de 15 años, tomó la misma decisión después de que un hombre difundiera una imagen sexual que ella le había enviado. Son los casos más extremos del mal llamado 'porno vengativo o de venganza': la difusión sin consentimiento de imágenes sexuales como forma de amenazar, coaccionar, intimidar o perjudicar a la persona que aparece en ellas. Un delito que no es ciego al género y que afecta mayoritariamente a las mujeres.

"No son delitos neutros desde el punto de vista del género, los padecen más las mujeres porque aún hay una concepción de la sexualidad femenina que sitúa a las mujeres como objetos pasivos, una sexualidad reproductiva y no de satisfacción. Cuando una mujer se sale de la norma, los efectos sobre su honor, su intimidad y su integridad son más graves que para un hombre. Un hombre casi sale reforzado de un vídeo sexual", explica la profesora de Derecho Penal de la Universidad de Valencia Paz Lloria. 

Seguir leyendo »