eldiario.es

Menú

MAFO rompe a hablar

- PUBLICIDAD -

El día anterior el presidente del BBVA, Francisco González (FG) había recomendado públicamente al Gobierno que interviniera alguna entidad para que la gente discierna claramente entre los sanos y los enfermos y no extendiera su desconfianza a todas las entidades financieras empezando por la que "FG" preside.

Sólo ha pasado un día para que MAFO contestara indirectamente al segundo banquero del país desde la tribuna de la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. El gobernador ha informado sobre este espinoso asunto con una prudencia de la que no ha hecho gala en otras intervenciones públicas y en la misma línea en que se había manifestado el vicepresidente económico Pedro Solbes aunque no ha podido resistir la tentación de advertir al Gobierno sobre el perverso efecto de ciertos análisis erróneos que se supone emanan del Palacio de la Moncloa.

De su intervención parlamentaria de ayer se desprende que no hay por qué preocuparse dado que nuestros bancos no disponen de activos tóxicos una afirmación contundente y hasta solemne que contrasta con las declaraciones que hiciera hace un par de meses al periódico El País: "Los bancos no se fían los unos de los otros pero tampoco de si mismos".

Ahora el gobernador nos tranquiliza a todos incluyendo a los propios banqueros que al parecer están más sanos de lo que creían. Nadie como el Banco de España para conocer las tripas de los bancos que controla; nadie más autorizado para emitir un certificado médico solvente. Nadie puede tranquilizarnos con más eficacia.

Sin embargo, siempre hay un "sin embargo", como quien previene una hipótesis meramente académica, MAFO advirtió que no parece una actitud prudente cerrar la puerta al posible uso de medidas de "recapitalización" de entidades, bendita palabra, ante la enorme incertidumbre de la crisis financiera internacional.

En definitiva que si los muy saludables bancos y cajas españoles que afrontaron con "relativa fortaleza" la primera fase de la crisis y se contagiaran ahora de la peste exterior en su "segunda ronda de efectos", el Banco de España aplicaría su acreditado now how en crisis bancarias y su afinado instrumento, el Fondo de Garantía de Depósitos, "de la forma que lo ha hecho siempre, con el objetivo de que ni los depositantes ni los acreedores se vean afectados. Y, por supuesto "con discreción y profesionalidad".

Todo va muy bien en la banca española pero el gobernador del banco central que tiene la responsabilidad de vigilar a nuestras entidades financieras confirmó ayer el pronostico del presidente del BBVA sobre la necesidad de una reconversión del sector financiero como en su día se reconvirtió la construcción naval y la siderurgia: "Es posible ? auguró Miguel Ángel Fernández Ordóñez - que la profundidad de la crisis económica y financiera mundial pueda implicar un proceso de reestructuración del sistema bancario español".

En lo que el gobernador no se ha valido de paños calientes ha sido respecto a la gravedad de la crisis. Dentro de un mes el Banco de España publicará su informe sobre las previsiones para 2009 de las que Fernández Ordóñez solo ha adelantado una recesión "de cierta magnitud".

*Periodista, escritor, director de El Siglo y analista político en elplural.com

José García Abad*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha