eldiario.es

Menú

Mariano Vega: una voz entre el Atlántico y el Caribe

- PUBLICIDAD -

No podía creer lo que estaba leyendo, especialmente porque le había visto semanas antes por la Avenida de la Trinidad de La Laguna, con su gorra de costumbre y ese humor que le caracterizaba. Al margen de su currículum académico y profesional, Mariano Vega Luque fue una persona rica en escalas de valores a nivel humano. Agradecido, humilde, querido, solidario y siempre intentando ser útil a la sociedad isleña. Un importante valor humano que dejó entre nosotros un vacio insustituible. Una voz amiga y llena de ilusiones que ya no escucharemos en ese importante programa de radio Nuestra América, En Canarias Radio-La Autonómica, dedicado a la comunicación de los canarios a un lado y otro del Atlántico, y, que sin duda, muchos emigrantes canarios en Venezuela echarán de menos. Al margen de vernos durante muchos años en el Ateneo de La Laguna, el siempre admirado y recordado amigo Mariano Vega Luque, en los últimos años, el estimado amigo y maestro de la vida, gustaba acudir a casa del también amigo y dramaturgo, Óscar Bacallado, con el objetivo de degustar las paellas que este servidor hacía y de paso, pasar un día con los amigos de los medios de comunicación, arte y cultura. Tardes entretenidas y llenas de riquezas de valores humanos las que albergaba "La Mina", ese bello rincón que da actualmente cobijo al excelente amigo Óscar Bacallado. Allí, en "La Mina", camino a La Esperanza, solía reunirse el ya desaparecido físicamente, Mariano Vega Luque, pero su alma y su espíritu seguirá entre nosotros. Semanas pasada, por La Avenida de La Trinidad (La Laguna), Mariano Vega Luque me recordó con verdadero entusiasmo: ¿"cuándo hacemos otro tenderete en casa de Óscar Bacallado"?. Le conteste que lo antes posible, sobre todo para reunirnos con amigos que hacia tiempos que no veíamos. Se lo comenté a los amigos Óscar Bacallado y Cirilo Leal, los cuales se mostraron dispuestos y con motivación para organizar otro día con los amigos. No descubro nada nuevo, si digo que el amigo Mariano Vega Luque disfrutaba con todo aquello con lo que hacía y se comprometía. Era un polivalente de la cultura, arte y comunicación. Un creador que supo generar múltiples de alternativas a lo largo de su vida. Supo granjearse la simpatía y admiración de la sociedad isleña y resto de las islas del Archipiélago canario. Del mismo modo, supo siempre diferenciar su trabajo con la familia, pues de la misma forma que amó su profesión también supo amar y enamorarse de su familia como prioridad fundamental en su vida. Así pues, hemos perdido a un gran hombre, amigo y profesional, pero también supo dejarnos una gran enciclopedia de la vida.

Rafael Lutzardo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha