eldiario.es

Menú

¿Políticas canarias de empleo?

- PUBLICIDAD -

Julio de 2010. Mismo gobierno en Canarias. Y los datos, ya en medio de la crisis nacida en 2008, seguían reflejando para las islas la misma tendencia entrópica y destructiva. Porque el paro en Canarias en julio de 2010 implicaba que la tasa interanual de parados registrados se situaba en un 6,66 por ciento más respecto a julio de 2009, y situaba la cifra de desempleados en la Comunidad Autónoma en 262.661 personas, según los datos oficiales hechos públicos por el INEM y el Ministerio de Trabajo e Inmigración. ¡Casi el doble de parados registrados en tres años de legislatura autonómica! ¿Puede hablarse entonces gubernamentalmente de políticas canarias de empleo? Acordémonos de estos números de parados registrados en las islas cuando votemos en 2011 en las elecciones que definen el marco de soberanía compartida de nuestro territorio descentralizado, el marco de nuestro autogobierno. No hace falta siquiera que vayamos más lejos, y nos acordemos de tristemente célebres casos de presunta corrupción, como el caso ICFEM, que afectó a los fondos europeos para el empleo concedidos a las islas? Es más, en verdad no son más nacionalistas los que se autodefinen como nacionalistas, sino los que piensan de verdad en lo mejor para su tierra y para sus ciudadanos, sino los que generan igualdad, solidaridad y riqueza compartida. Y esos, de momento y para Canarias, cuesta encontrarlos. Es más? Cualquier gobierno democrático, con estos números, se habría visto obligado a convocar elecciones anticipadas. Pero ni en el Estado español ni en Canarias la acción política suele ser sinónimo de coherencia? Si las piedras hablasen? El 10 de julio de 2007, ante el Parlamento de Canarias, y en el discurso de investidura, en el que se anunció y comunicó al Jefe del Estado el resultado de la votación definitiva antes de que ésta efectivamente se produjera, provocando un serio incidente competencial, y tocando "ab initio" una legislatura autonómica que ha estado marcada por la entropía, Paulino Rivero, Presidente del Gobierno de Canarias, dijo sobre el empleo:

"El acuerdo programático al que ha llegado mi partido, Coalición Canaria y PNC (Partido Nacionalista Canario) sustentado en una mayoría de escaños impulsa al Gobierno que aspiro a presidir a trabajar por y para las personas? En esa dirección, uno de los pilares de nuestra actuación será crear más y mejor empleo. Con frecuencia hemos hecho referencia al significativo aumento de la población que ha experimentado el Archipiélago en los últimos años. Las estadísticas nos llenan de argumentos para mirar de frente a ese crecimiento poblacional. Es cierto que Canarias registra una de las mayores tasas de desempleo de España. Pero no es menos cierto que si nuestra Comunidad Autónoma hubiera hecho frente solamente a su crecimiento vegetativo anual en estos momentos podríamos estar hablando de pleno empleo" ¿Pleno empleo? El papel parece que lo puede todo? Y continuaba?: " Debemos poner en marcha mecanismos que permitan que los canarios puedan tener más facilidades a la hora de acceder a un puesto de trabajo. En esa línea se tomarán iniciativas como la de fomentar y priorizar -con acuerdos con empresarios y sindicatos- la contratación de desempleados con tres o más años de residencia en Canarias y de aquellas personas que estén finalizando sus períodos de formación o de los alumnos universitarios recién graduados en Canarias. No se trata de vetar a nadie, tal como se ha insinuado en alguna ocasión, sino de dar una oportunidad a la gente que vive en Canarias: a los nacidos aquí y a la gente que reside en las Islas"? Mucho podríamos decir al respecto del supuesto favorecimiento a estos colectivos de riesgo? Por cierto, ¿Dónde está la tan manida ley de residencia? ¿En dónde han quedado los resultados del Pacto Canario para el Empleo?... Para terminar en esta materia: "?el Gobierno? trabajará? para? impulsar medidas que fomenten más empleo; empleos de calidad; empleos estables"? Pero no son estos los datos del paro registrado, los datos de las consecuencias de la acción gubernativa canaria en esta materia en la actual legislatura; por mejor decir, lo son de la desazón gubernativa. Acordémonos, pues, de esta realidad, de los parados canarios registrados, cuando en 2011 votemos. Es lo menos que podemos hacer desde el ejercicio democrático de nuestra ciudadanía, de nuestra corresponsabilidad social solidaria en defensa de un auténtico Estado del Bienestar.

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha