eldiario.es

Menú

Y las camas sin hacer

- PUBLICIDAD -

Las Palmas de Gran Canaria es la ciudad con la cesta de la compra más cara de España y nosotros, en vez de salir a la calle en manifestación reivindicativa exigiendo que la mortadela esté a la altura de nuestros sueldos, nos preocupamos por la situación de crisis política y de inestabilidad gubernamental.

Inestabilidad gubernamental hemos tenido siempre. De hecho, hemos estado peor que cuando este mismo gobierno no estaba en funciones. Nadie echa de menos a un presidente, ni a Rajoy ni a Sánchez, ni a Iglesias ni a Rivera. Nadie echa de menos a Soria, que se puede ir al Banco Central de panamá y no lo echarían en falta.

Los socialistas están metidos en un gran lío nacional y autonómico. A Pedro Sánchez, al que los barones lo han medio defenestrado, le entran más ganas de gobernar cuando menos apoyos tiene, y en Canarias el partido de Fernando Clavijo se sigue merendando a José Miguel Pérez y vacilando a Patricia Hernández. Los nacionalistas incumplen una vez más el pacto regional y se han vuelto a cargar a un alcalde socialista tras una moción de censura en Granadilla de Abona. Es verdad que el alcalde estaba imputado en varias causas, pero no lo es menos que los nacionalistas tienen algunos ediles en igual situación. Por no hablar del PP en el mandato anterior, cuando los entonces alcalde de Mogán y alcaldesa de Telde estaban en eldisparadero por sus múltiples causas judiciales abiertas. Ambos permanecieron en sus cargos hasta que los electores los quitaron de en medio.

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar se ha vuelto a quedar solo pidiendo la ruptura del pacto regional, apelando a la dignidad, pero sus compañeros todavía están consultando el diccionario para ver qué significa exactamente esa palabra en política.

No tenemos remedio: seguimos con las camas sin hacer y encima nos suben la leche, los huevos y el pan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha