eldiario.es

Menú

La cuadratura del Círculo

- PUBLICIDAD -

El Círculo de Empresarios aconseja a los nacionalistas canarios que apoyen la investidura de Rajoy y por consiguiente un nuevo gobierno del PP. Como si la diputada de CC y el diputado de NC fueran decisivos.  Que se sepa, el Círculo de Empresarios no es ningún partido que se haya presentado a las elecciones, pero a lo que parece quiere influir en la vida política a favor de sus intereses.

 Es verdad que todos los empresarios no son de derecha, pero sí lo son en su inmensa mayoría. No es casualidad que el presidente del Círculo de Empresarios de Las Palmas. Mario Romero Mur, haya sido un cargo público del PP no hace tantos años. No sé si sigue militando en este partido, pero no sería de extrañar, como lo hace por el ejemplo el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, Agustín Manrique de Lara, líder de la gran patronal de la provincia de Las Palmas.

Los dirigentes empresariales isleños siguen a rajatabla el consejo de Franco cuando el dictador invitaba a sus interlocutores a hacer como él y no meterse en política. Lo que no decía el dictador gallego es que no es preciso entrar en política para hacerla sin pudor ni ambages. El PP es el partido preferido por los empresarios, por lo que hay que colegir que es el partido que mejor defiende sus intereses de clase y el que menos impuestos les hace pagar. También es el partido que cuando llega al gobierno más amnistías fiscales aprueba. Todo va en el lote. Los de abajo tributamos puntual y cívicamente, pero los de arriba se escaquean con ayuda de sus conmilitones.

Por eso no debe ser casualidad que los trabajadores públicos cobren en Canarias un 80% menos que los de las empresas privadas. Es la mayor brecha salarial registrada en toda España. Los que trabajan en la Administración perciben 13.534 euros más al año que los que lo hacen en la empresa privada de esos negociantes cicateros y egoístas que es posible que quieran generar riqueza, pero empezando por la de ellos. Si los beneficios no llegan a sus empleados, que se jodan, como decía gráficamente la diputada Fabra, hija del capo y delincuente máximo del PP de Castellón. Y luego se extrañan de que los jóvenes aspiren a ser funcionarios. Los ponen en un brete, entre la espada y la pared. Se los ponen a huevo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha