eldiario.es

Menú

La defensa soriana de la peineta

- PUBLICIDAD -

Según las bífidas lenguas, los datos los filtraron desde la Consejería de Hacienda con el innoble propósito de tocarle los humildes a Paulino. Como saben, la escenificación del alejamiento de CC y PP al acercarse las elecciones es ya todo un clásico de la pobre vida política canaria; el que marca el momento de la entrada en celo de los animales políticos más feroces y al que sigue el cortejo del voto. Quiero decir, en fin, que las tales y bífidas lenguas dieron por descontado que Soria andaba filtrando los gastos de Presidencia y que su defensa de la peineta de la primera dama de Paulino no fue sino recreación del consuetudinario tirar la piedra y esconder la mano, versión hipócrita.

Según este modo de verlo, el que ayer nos enteráramos de los sueldos y las identidades de los asesores del Gobierno tenía el mismo objetivo. Sólo que Soria, vistas las sospechas que recaen sobre él, creyó poder alejarlas incluyendo información sobre sus propios asesores. Pero como no puede remediarlo, procuró que el periódico ahora amigo hiciera constar que Paulino tiene el triple de asesores que él.

Como me lo contaron les cuento. No he intentado comprobarlo porque no me sobra el tiempo y creo que lo significativo es que la gente ya conoce a Soria lo suficiente para no extrañarse de sus deslealtades.

Por su parte, Paulino rompetechos acaba de proclamar que "España se encamina al abismo"; opinión compartida por los taxistas que me han llevado últimamente, escuchadores habituales de "Intereconomía". Añadió el presidente que "somos un Estado con una economía vigilada por Bruselas"; o sea: se ha enterado al fin de las limitaciones de la soberanía económica; lucidez que vuelve a perder brillo cuando propone la receta de un "gran acuerdo anticrisis entre agentes sociales y políticos"; lo que no deja de ser original porque, ya ven, a nadie se le había ocurrido algo tan sencillo.

Pero como lo del abismo no deja de ser una abstracción, diréles que algunos expertos creen que durante el segundo semestre de este año se producirá la temida crisis del sistema financiero; por culpa de Zapatero, claro. Piensan que el Banco Central Europeo cerrará el crédito fácil y barato (al 1%) a los bancos que pasarán de ponerse las botas con la crisis a afrontar en seco, de aquí a 2012, su propia deuda; la que, en el caso de las entidades españolas rebasa los 400.000 millones. También anuncian la desaparición de los estímulos, de las ayudas y de las inyecciones directas de dinero por parte de los gobiernos al agotarse su capacidad de endeudamiento: lo que en lenguaje menos rebuscado quiere decir que se quedarán sin un duro y sin modo de conseguirlo. Más o menos lo que ha ocurrido en Grecia. Ese "gran acuerdo anticrisis" pauliano es una simple frase, por decir algo y disimular.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha