eldiario.es

Menú

Piñita asada, piñita mamada

¿Qué está ocurriendo a una parte de nuestros empresarios? ¿Se han vuelto cómodos? ¿No quieren arriesgar su dinero, no hay proyectos interesantes?

- PUBLICIDAD -

Los medios de comunicación informaron que las empresas radicadas en Canarias han destinado 50 millones de euros a la adquisición de títulos valores, emitidos en deuda pública, por el Gobierno de Canarias. La adquisición se había realizado en 8 minutos. No hace mucho el Cabildo de Gran Canaria hizo idéntica operación por importe de 53 millones de euros, en 43 minutos los empresarios adquirieron la totalidad de la emisión de deuda pública. ¿Significa que si le dan de tiempo 8 horas hubieran comprado 424 millones, de haberse emitido esa cantidad de deuda?

Es posible que sí. Ello lo confirma en cierto modo, la confesión de la Confederación de Empresarios, al declarar que los empresarios colocan en la Reserva de Inversiones Canarias (RIC) un mínimo de 600 millones de euros al año.

Es una buena señal que los empresarios con actividades económicas en Canarias coloquen esa cuantía de beneficios no distribuidos, ya que solo tributan el 10% anual y tienen 4 años para justificar el 90% del impuesto que no pagan cada año al aplicar la RIC.

Lo que evidencia es que una parte, de los empresarios en Canarias no encuentran proyectos para invertir y de otra, que no desean invertir en su propio negocio empresarial. Prefieren el pájaro en mano y sin muchos esfuerzos. Rentabilidad al 0,5% durante cinco años.

Ambas decisiones empresariales me recuerdan hace más de 20 años, cuando un Consejero de Hacienda preguntó, a unos 20 economistas, Jefes de Servicios, ¿si dispusieran de 50 millones de pesetas, en que lo invertirían? Un gran número de ellos, posiblemente la mitad, en busca de la rentabilidad de la inversión, señalaron en plazas de garaje. Seguramente los que no dimos esa solución, pensamos; ¿eso fue todo lo que nos enseñaron en la Facultad?

Particularmente pensé, eso se le pudo haber ocurrido a mi vecina, a la que no terminó el bachillerato. Pero nosotros tenemos la obligación de contestar algo de más nivel técnico. Pues bien, ese recuerdo me vino a la memoria con la decisión de nuestros empresarios, clientes de la RIC.

¿Qué está ocurriendo a una parte de nuestros empresarios? ¿Se han vuelto cómodos? ¿No quieren arriesgar su dinero, no hay proyectos interesantes? ¿Su filosofía empresarial es piñita asada piñata mamada?

No me lo puedo creer; si no se mueve el dinero, si no se genera inversión, ¿Quién va a crear empleo?, si esto ocurre con un Gobierno de derechas (también eso se dio con uno de izquierda) que está favoreciendo en muchos casos tributariamente a la gran empresa, me cabe una duda razonable ¿Que harán esos sectores empresariales con un Gobierno del señor Pablo Iglesia y sus adláteres? Muchos seguirían trabajando porque no saben hacer otra cosa; trabajar y asumir riesgos. Pero algunos otros, cerraran las puertas y cogerán las maletas. Se habla de algunos de ellos que ya están haciendo el equipaje.

No hay problema, aquí se quedará la clase media, la que vaya quedando. Esa está curtida en mil batallas. Curiosamente, escucho en una televisión oficial de Gobierno que a partir de enero de 2015 se van a devolver cantidades importantes de dinero en concepto de devolución de rentas pagadas vía impuestos. Lo cual significa que nos quieren gratificar o que fueron recaudadas y cobradas indebidamente.

Algunos personajes de la vida pública que eran presentadores de programas a nivel nacional, de muchísima atracción mediática y que cobraban hace 15 o 20 años contratos demenciales en TV privadas de 500 millones de pesetas al año, observo, ahora con sorpresa a nivel nacional, lo hago con estupor, como se alinean a favor del partido de Podemos, y alaban sin recato a sus miembros más destacados.

¿Qué está ocurriendo? ¿Qué está pasando?, pues nada extraño, es que son verdaderos sabuesos, siguiendo el rastro de un posible éxito electoral. Esa inercia pelotera también la observo en Canarias, con algún que otro medio informativo y periodista autónomo.

Hace 20 años estaban pegadas como una lapa sus posaderas al poder constituido, aunque eso sí; siempre ellos adoptaban una actitud crítica o no obediente, tenían que dejar claro a la galería que no se casaban con nadie. La vida es así queridos, cada cual se busca lo que puede, y como puede. Aunque algunos entendemos que el honor no tiene precio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha