eldiario.es

Menú

La política y los sentimientos por Olenka Bolívar Toledo

- PUBLICIDAD -

Uno de los motivos de que esto ocurra, es que la ideología partidista no solo imprime carácter, sino que también sojuzga. El ser de derechas o de izquierdas se convierte frecuentemente en un título honorífico (normalmente para el que es de izquierdas) o en un lastre (para el de derechas). Esta polarización, aderezada por los continuos enfrentamientos entre los dirigentes políticos, termina crispando las relaciones humanas y termina convirtiéndose en "un problema" para los ciudadanos, a los que les preocupan otras cosas, mucho más concretas, reales e importantes, como por ejemplo, la forma de pagar la hipoteca, la renovación del contrato, la nota del examen, o el alzheimer de un familiar...

Los políticos han perdido el norte en medio de sus intereses por modelar ideologías nacionalistas o batallas campales maniqueistas. ¿En qué manifestación popular se pidió una policía canaria o una televisión autonómica? ¿Cuántas firmas recogieron para esas causas? ¿A quién le interesa el debate sobre el estado de la nacionalidad canaria y cuantos ciudadanos lo siguieron? ¿Quien cree que Canarias saldrá de la crisis antes que España? y ojo al mensaje subliminal de la frase. Ese mensaje va calando en la población, porque se fomenta desde muy distintos ámbitos y se transforma en lo que algunos llaman el "sentimiento" nacionalista , el cual luego es utilizado para fines partidistas. Como dijo Fernando Savater en una ocasión: "el nacionalismo actual es una versión moderna del caciquismo"

La política no debería estar tan condicionada por las emociones sino por las razones. Por eso desde UPyD preferimos hablar de ideario y no de ideología. Preferimos ser transversales y no de derechas o de izquierdas. Las ideas que nos unen como ciudadanos españoles, en estos momentos, son más numerosas e importantes que las opiniones que particularmente nos podrían separar, y que ahora no tocan. Ahora hay cosas mucho mas importantes, como la reforma de la constitución y de las leyes electorales. La regeneración de la democracia, empezando por suprimir los privilegios a los políticos. La racionalización del gasto público, sobre el principio del "presupuesto cero". Garantizar la igualdad en temas tan trascendentales como la educación y la sanidad, etc.

Y lo que nos une, a todos los de la mareamagenta, no son solo las ideas, sino la firmeza de nuestras convicciones y la credibilidad de nuestras acciones. No queremos pactar con nadie. No vamos a gobernar en ningún sitio. UPyD no va a negociar ninguna de las ideas que originaron su fundación. Por esta , y otras razones, no se pactó con Ciutadans, por no renunciar a poder decir lo mismo en toda España.

UPyD no tiene una ideología que haya que perpetuar a través de los siglos. UPyD es un partido instrumental y progresista. Ahora somos necesarios. Ojalá llegue el momento en el que no tengamos razón de ser.

*Candidata a Presidenta del Cabildo de Gran Canaria por UPyD

Olenka Bolívar Toledo*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha