eldiario.es

Menú

El pseudodebate sobre la declaración del Parque Nacional marino en El Hierro

- PUBLICIDAD -

España se encuentra entre los primeros países que aprobaron la creación de parques nacionales, el 8 de diciembre 1916 se publicó la ley en el BOE y decía: “Son Parques Nacionales aquellos sitios o parajes excepcionalmente pintorescos,- forestales ó agrestes del territorio nacional, que el Estado consagra, declarándoles tales, con el exclusivo objeto de favorecer su acceso por vías de comunicación adecuadas, y de respetar y hacer que se respete la belleza natural de sus paisajes, la riqueza de su fauna y de su flora y las particularidades geológicas é hidrológicas que encierren, evitando de este modo con la mayor eficacia todo acto de destrucción, deterioro ó desfiguración por la mano del hombre. Art. 3. El Ministro de Fomento creará los Parques Nacionales, de acuerdo con los dueños de los sitios, reglamentará los que vaya creando, y consignará en sus Presupuestos las cantidades necesarias para vías de comunicación y sostenimiento de todos ellos.” Desde el primer momento los objetivos están claros: en primer lugar la preservación de entornos singulares que conservan poco alterado su patrimonio natural y en segundo lugar contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes del territorio afectado por la declaración y la financiación por la administración pública. Pero los avatares de la historia de España en los años siguientes paralizaron la creación de la red de parque nacionales y hubo que esperar al año 1954 para que se aprobaran los dos primeros parques canarios, primero el de El Teide, pocos meses después el de La Caldera de Taburiente; en 1974 el de Timanfaya y en 1981 se aprobó el de El Cedro. Nadie discute los beneficios que estos parques en las islas que tienen la suerte de disfrutar de uno de ellos. Es cierto que la protección de los territorios y los ecosistemas que albergan puede suponer restricciones que afecten a unos pocos en beneficio del conjunto de la sociedad, es lo que ocurrió en El Teide con la prohibición de la ganadería en todo el parque. Está demostrado científicamente que esta medida ha permitido una mejora sustancial de la su flora y su fauna, los ayuntamientos afectados han recibido importantes inversiones y se ha convertido en parte sustancial del atractivo turístico de Tenerife.

Desde hace mucho años expertos, científicos y naturalistas han señalado la conveniencia de completar la red de Parques Nacionales incorporando espacios marítimos singulares y afortunadamente Canarias, en concreto la isla de El Hierro, reúne las condiciones que justificarían el quinto parque nacional en el archipiélago. El apoyo ha sido tan unánime que se aprobó la propuesta por la totalidad de los grupos parlamentarios nacionales. La sorpresa ha saltado por la oposición de la presidenta del cabildo, Belén Allende, a este reconocimiento de la calidad ambiental del litoral de la isla, a la de una imagen de isla respetuosa con el medio ambiente, a inversiones para estudios científicos, a mejoras de la vigilancia medioambiental, a inversiones en infraestructuras en los municipios, etc, y todo ello sin dar ninguna razón convincente, más allá de decir que lo tiene que consultar y discutir con los herreños y sin dejarles claro qué es lo que se discute y, al mismo tiempo afirma que la última palabra la tiene el cabildo.

Si nadie pone en duda los beneficios que traería a la isla el quinto parque nacional canario ¿porqué la presidenta insular ha abierto un pseudodebate? Según ella misma: "Pretendemos que, una vez nos ha presentado el propio director del Organismo Autónomo de Parques nacionales, Basilio Rada, y su equipo a las primeras autoridades herreñas el pasado mes de febrero un documento formal por parte del Ministerio, después de mucho tiempo de estar demandando más información al respecto, nuestra población esté todo lo informada posible para que pueda posicionarse y opinar al respecto, sin olvidar que serán, en última estancia, las instituciones herreñas las que oficialmente dictaminen su parecer sobre esta iniciativa con tanta trascendencia para el contexto insular" Pero no dice sobre lo que tienen que opinar herreños -en ningún caso decidir- ¿Es aceptar o no que El Hierro merezca ser reconocido con un parque nacional? O lo que quiere debatir son las limitaciones que exige la ley para su mejor protección? O tal vez propone debatir sobre la cantidad de inversiones que conlleva la creación del parque. Como la señora presidenta no lo aclara pensamos que sería mejor acudir a las redes sociales y, efectivamente han abierto una página en Facebook que presenta el debate de esta manera: “La propuesta de declaración de un Parque Nacional Marino en la isla de El Hierro es actualmente el reto de mayor relevancia al que debe hacer frente la sociedad herreña. Ello es debido a la transformación social, económica y cultural que conlleva, para las poblaciones residentes, la implantación de una figura de protección de tal calado. Este es un hecho del que los herreños debemos ser plenamente conscientes y nuestra implicación y participación es fundamental para garantizar que sigamos siendo dueños de nuestro futuro.” Primero, calificar la declaración del parque como el mayor reto al que debe hacer frente la sociedad herreña resulta asombroso, eso solo sería posible en una idílica sociedad que tuviera resuelto su sanidad, educación, agua, energía y una economía sostenible capaz de asegurar la calidad de vida de sus habitantes pero, desgraciadamente, no es el caso de El Hierro. Las transformaciones que implica para las poblaciones residentes, si nos atenemos a la experiencia de los cuatro parques nacionales canarios, no supone ningún cambio relevante y en el del Hierro, al ser marino, será todavía menor. En cuanto a que los herreños son dueños de su futuro y quieren continuar siéndolo, reconozco que es algo vedado al resto de los mortales que nos tenemos que conformar con ser “dueños” del presente.

Los únicos que se han manifestado claramente en contra del parque son los pescadores deportivos en un escrito dirigido a la presidenta del cabildo en el que, de manera sorprendente, comienzan diciendo: “ 1º. No negamos los beneficios (que según datos e información que nos han realizado), puede tener la implantación de un Parque Natural en cualquier territorio.” Entonces ¿porqué se oponen? Su primer argumento se basa en que no existen datos que permitan asegurar mejoras para la población afectada, pues siendo el primero de España (afirman equivocadamente que no existe en Europa este tipo parques) no se pueden extrapolar los datos de los ocurrido en otros casos. No parece un argumento suficiente, lo que hay que saber es el presupuesto del nuevo parque y de cómo se gestionará. El segundo argumento es incomprensible y además falso: “2º. Los Parques Nacionales están implantados en zonas deshabitadas, para la especial protección de territorio, flora y fauna, sin que perjudique, al contrario beneficie, a la población adyacente.” El único argumento inteligible está en su afirmación de que el parque supondría la prohibición de la pesca deportiva, no la profesional. La realidad es otra, puesto que la únicamente se limita la pesca deportiva desde embarcaciones privadas y no se prohíbe la pesca litoral. Los beneficios que aporta la reserva marina actual están claros tanto para la conservación de los ecosistemas marinos como para la oferta turística de la isla. Según este comunicado son 120 las embarcaciones que se dedican a la pesca deportiva, es decir para ellos es más importante los intereses particulares de los propietarios de estos pocos barcos que los beneficios, que ellos mismo reconocen, que traerá al Hierro el quinto parque nacional de Canarias.

¿Que interese defiende la presidenta del cabildo? Quiere o no quiere los beneficios que traerá al Hierro el parque marítimo? ¿Qué modelo de desarrollo quiere para la Isla? Es evidente que si se apuesta por un desarrollo sostenible, por las energías limpias y por la calidad del conjunto de su patrimonio natural y cultural, contar con un Parque Nacional sería el aval que necesitan los herreños para planificar un futuro que asegure la calidad de vida de sus habitantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha