eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Eustaquio Villalba

Geógrafo, portavoz de ATAN.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 18

Los nuevos Gobiernos en Canarias, pero ¿nuevas políticas?

Las últimas elecciones municipales y autonómicas cambiaron radicalmente el panorama político de las islas. Coalición Canaria (CC) ha pasado de controlar durante decenios la mayor parte de las instituciones canarias, incluido el gobierno autónomo, a solo gobernar en algunos municipios. Pero ¿la nueva situación supone un cambio en la manera de gobernar o en el modelo económico de CC? Por lo visto y oído parece que no, más bien parece más de lo mismo. La composición del nuevo gobierno, presidido por el partido socialista, no tiene ninguna intención de modificar una forma de hacer política basada en el clientelismo electoral propio de un régimen caciquil, como prueba el rol fundamental que tiene el presidente del cabildo gomero, Casimiro Curbelo, en el Ejecutivo canario. Fue expulsado del PSOE por conducta indecorosa, pero destinar gran parte del dinero público a comprar voluntades le ha permitido controlar las principales instituciones públicas gomeras. La consecuencia es una población subvencionada y una economía insular estancada e incapaz de cambiar las estructuras de producción y empleo. Por si fuera poco llamativo que un gobierno de coalición, y que se autodenomina de progreso, cuente con socios como la agrupación Socialista Gomera (ASG), incluye también al dirigente un partido escindido de CC y que se define como de izquierda y nacionalista, sin tener en cuenta que son conceptos antagónicos: la izquierda es internacionalista porque tiene como principio básico la igualdad de todos los ciudadanos con independencia del lugar de nacimiento. No es, por tanto, extraño que coincidan en gestionar el patrimonio público en beneficios de unos pocos, como hicieron en el caso de la embotelladora en el pago de Taguluche en el municipio de Valle Gran Rey. Los tribunales dieron la razón a los vecinos, la embotelladora fue declarada ilegal y se ordenó su derribo. A pesar de las denuncias invirtieron en hacerla -y en derruirla- una gran cantidad de dinero público pero no gastaron ni un minuto ni en dar explicaciones, ni en asumir responsabilidades de este despilfarro. En realidad este gobierno, aunque sea con la presencia de Podemos, no es un cambio, es una mera sustitución de unos caciques por otros y con Casimiro de director.

La otra institución de la que ha sido desalojada CC es el cabildo de Tenerife. También en este caso es un socialista, el veteranísimo alcalde de Guía de Isora Pedro Martín que lleva un cuarto de siglo ostentando la vara de mando de su pueblo. Accede a la presidencia del gobierno insular después de una moción de censura. Pero ¿su llegada supone supone que habrá un viraje con respecto a CC y sus políticas corruptas y caciquiles? No lo parece. En una entrevista al periódico El Día (28.07.2019) deja bien claro que habrá cambios de nombres, pero no de proyectos ni de forma de gobernar, para que todo siga igual. Preguntado el flamante nuevo presidente por la situación del puerto de Granadilla contesta que “El Cabildo y el Gobierno de Canarias tienen que repensar qué rendimiento se le quiere sacar a una infraestructura tan costosa y tan poco aprovechada. Hay que decidir qué tipo de puerto queremos y no dejarlo languidecer. Espero que el Gobierno de Canarias no opte por el abandono.”Increíble pero cierto, el PSOE, CC y el PP lucharon contra viento y marea, nunca mejor dicho, para que se construyera el puerto, justificaban esta macroinversión por los miles de puestos de trabajo que generaría, decían que esta infraestructura serviría para descongestionar el puerto de Santa Cruz al asumir el tráfico de contenedores, que acogería a las industrias de reparación naval, las descargas de los buques gaseros para el suministro de la central eléctrica, las materias primas para las industrias que se instalaran en su entorno, etcétera, etcétera. A estas alturas, cuando lleva más de un año inaugurado, que el presidente del cabildo se pregunte qué hacer con ese puerto, parece un chiste de Gila, si no fuera por lo mucho que nos ha costado a los contribuyentes esta obra innecesaria e inviable. Mientras buscan la manera de sacar rendimiento al inservible puerto, los tres partidos que lo promovieron quieren hacer otro en la costa de Guía de Isora con el apoyo del cacique gomero. No les importa el impacto de este nuevo puerto en el litoral ni en el medio marino, el negocio es el negocio.

Seguir leyendo »

Risco Caído, un ejemplo de historia manipulada

Risco Caído, una cueva situada en Artenara es, según los medios de información, un observatorio astronómico de la época anterior a la conquista de la Isla. Fue descubierto por el historiador y empresario Julio Cuenca a finales del pasado siglo y, en pocos años, ha conseguido una hazaña única: ser declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Lo llamativo del caso es que este reconocimiento internacional no está sustentado, como es norma en cualquier patrimonio arqueológico reconocido, en trabajos científicos. En este caso, un artículo, el de su descubridor, es el único sustento del dossier enviado al organismo internacional para que le fuera otorgado el ansiado galardón. 

La cueva número seis del complejo troglodita de Risco Caído ha sido presentada como el gran templo de los aborígenes, un preciso observatorio astronómico y un precedente, del cine, pues -según este empresario de la arqueología- el hueco que se encuentra en esta cueva aprovecha la entrada de la luz para proyectar imágenes en movimiento, son imágenes que cuenta un “relato” a lo largo del año, una técnica tan complicada, que no tiene equivalente en otras culturas de la antigüedad. 

Seguir leyendo »

Los malos modos de la empresa constructora de un hotel en La Tejita

La empresa promotora del hotel que se pretende construir en La Tejita, al lado del espacio natural protegido que incluye Montaña Roja, ha emitido un comunicado que demuestra a las claras que sus ejecutivos no saben que vivimos en un estado de derecho al afirmar que las alegaciones y denuncias del colectivo Salvar La Tejita y de la Asociación Tinerfeña de amigos de la Naturaleza (ATAN) a la construcción de este hotel son demagógicas, falsas, carecen de fundamento legal y, con lenguaje prepotente, amenazan con las acciones legales que correspondan a cualquier coacción o amenaza que pretenda impedir o dificultar la ejecución de las obras.” Los dirigente del grupo Viqueira en su comunicado no hacen referencia , no cita hechos, que justifiquen sus amenazas (esta vez sí) a los grupos opositores.

Lo único cierto es que -como siempre- recurrimos a las vías reconocidas en el estado de derecho y eso nunca puede ser entendido como coacción o amenaza; son los jueces ,y no la empresa, los que dictaminan los que es legal y lo que no lo es. Los opositores lo único que hemos hecho es, manifestar nuestras razones a la opinión pública al amparo de la libertad de expresión y recurrir a las instancias correspondiente cuando hemos observado que conculca, como ocurre con esta obra, la legalidad vigente y  un daño irreparable el interés general. Por eso hemos pedido un nuevo deslinde del dominio público-terrestre apoyados en un estudio geomorfológico de la zona afectada que avalaba nuestra petición de la nueva delimitación. Hemos promovido campañas y manifestaciones en contra de la construcción del hotel, es decir hemos ejercido nuestros derechos constitucionales ¿Estas son las amenazas que denuncia esta empresa en su comunicado?

Seguir leyendo »

Los malos vientos del Puerto de Granadilla

El 12 de abril de 2005 ATAN presentó ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias recurso contencioso-administrativo contra la aprobación, por parte de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, del proyecto de Obras de Abrigo del Puerto de Granadilla. Entre los argumentos esgrimidos por la asociación se señalaba la inviabilidad del nuevo puerto debido a los vientos reinantes en la zona lo que dificultaría la maniobrabilidad de los buques y de las grúas; en tal sentido, en la fase probatoria del proceso, ATAN solicitó un peritaje judicial que fue realizado por el prestigioso capitán de la marina mercante, Fernando Lucas Correa, elegido por el Tribunal y costeado con fondos del voluntariado de la asociación. El informe, como se señala en la Sentencia del TSJC, “confirmó los extremos aducidos en la demanda”. Sin embargo, el recurso fue sorprendentemente rechazado e hizo prevalecer, por encima del peritaje independiente, la opinión de la ingeniero de la Autoridad Portuaria y, por tanto, parte interesada. Opinión compartida por el Observatorio Ambiental del Puerto de Granadilla (OAG), empresarios y por los principales partidos en Canarias. Como dejó claro el ex-alcalde del municipio, el socialista Jaime González Cejas: “en las costas de Granadilla, hay una ligera brisa que algunas personas interesadas llaman viento”.

ATAN recurrió la sentencia del TSJC y también fue rechazado por el Tribunal Supremo que condenó en costa a nuestra asociación a pagar una cifra superior a los tres mil euros, algo que supuso más de la mitad de nuestro presupuesto anual. Un golpe económico muy fuerte para una asociación que solo se nutre de las aportaciones de sus socios, y no acepta nada que ponga condiciones a su independencia.

Seguir leyendo »

Las homilías del presidente de la patronal de la construcción tinerfeña (FEPECO)

Cuando el periódico El Día estaba dirigido por su dueño, José Rodríguez, sus editoriales eran calificadas como las homilías de don Pepito (así lo bautizó el “periodista” Andrés Chavez). Todas tenían dos ideas básicas: la independencia de Canarias y la denuncia de la perfidia de los habitantes de la tercera isla (como denominaba a Gran Canaria) por estar empeñados en hundir Tenerife. Según él, los “canariones” sin distinción de clase social, estaban envidiosos de su belleza sin par, de ser la más grande, la más alta y con los mayores montes. Cuando parecía que estas disparatadas opiniones ya solo las sostenían los nostálgicos de la ATI de los primeros tiempos, ahora le ha salido un discípulo aventajado: el presidente de la patronal tinerfeña de la construcción Óscar Izquierdo y que fue, durante muchos años, el segundo de Antonio Plasencia.

Siguiendo el ejemplo de su maestro, (don Pepito, no Antonio Plasencia) todas las semanas el periódico El Día publica las nuevas homilías del dirigente patronal, pero sustituye el tema de la independencia por el ataque a los ecologistas y, en esto, sigue las directrices del delincuente y anterior presidente de los constructores. Pero mantiene, al igual que el fallecido ex director de El Día, la misma y absurda opinión sobre los habitantes de Gran Canaria. El día 8 de abril afirmaba en su artículo que “Tenerife tocada, pero no hundida”. De entrada deja bien claro que para él los intereses de los que vivimos en Tenerife coinciden con el de los constructores. Vamos a ver señor Izquierdo, ¿su antecesor en el cargo defendía los intereses de Tenerife cuando se enriqueció explotando durante años las canteras de Güímar y, además, sin importarle que supusiera un atentado irreversible al medio ambiente? ¿Está en la cárcel por defender Tenerife o por haber sido elemento decisivo en el caso de corrupción de Las Teresitas?

Seguir leyendo »

La utopía del crecimiento económico

En Canarias, al igual que en el resto del mundo, se acepta un dogma de fe: el objetivo prioritario de cualquier gobierno es mantener un ritmo de crecimiento del PIB lo más alto posible. No explican que cualquier tipo de crecimiento exponencial es imposible, pues lleva ineludiblemente al colapso. Ya se trate del aumento constante del número de vehículos, de turistas, de la tasa de crecimiento demográfico, de producción de energía, construcción de más kilómetros de carreteras o más infraestructuras, no puede crecer indefinidamente. La razón es bien sencilla y solo hay que darse cuenta de que las leyes del mercado no se pueden aplicar a la naturaleza, que ésta no responde a la demanda. Ante esta obviedad, políticos, dirigentes patronales, economistas o periodistas responden descalificando como catastrofistas a los que nos oponemos a este modelo, propio de los que dicen no a todo, como afirma el actual dirigente de la patronal de la construcción tinerfeña. Pero la realidad está ahí, para verla solo hace falta desplazarse en las horas punta hacia la capital de la isla y comprobar el tiempo que se invierte en tan corto recorrido.

Coalición Canaria ha presidido los gobiernos del Archipiélago desde hace más de veinte años, por lo tanto es este partido el máximo, pero no el único, responsable de la situación actual. Hablan de crisis cuando la cifra de turistas deja de crecer y, cuando es al contrario, lo presentan como la prueba de su buena gestión, nos dicen que ya superamos los doce millones de visitante y creciendo. El espacio en las islas no aumenta y, tampoco lo hacen los escasos recursos de Canarias, por el contrario aumentan la población necesaria para abastecer de mano de obra el mercado laboral, las viviendas, la sanidad, el gasto en educación y todas las infraestructuras necesarias para mantener este constante incremento. La política turística en Canarias claramente solo tiene un objetivo: aumentar su cifra año tras año realizando costosas campañas publicitarias para atraer a nuevos nichos de mercado, como es el de los practicantes de deportes de riesgo o de ultra-resistencia. Para ello, no han dudado en poner a su servicio el patrimonio colectivo de los espacios protegidos y convertirlo es parques temáticos, como denuncian los vecinos de Anaga. No importa que los planes de gestión prohíban muchas de estas actividades al colisionar con el objetivo de la conservación, ellos siempre encuentran la manera de saltarse la norma. Este es el caso de la prueba de ultra-resistencia Bluetrail en El Teide; o de las numerosas competiciones en El Médano, Anaga o Teno. La pregunta es obvia: ¿Cuál es el límite de turistas que tienen previsto?

Seguir leyendo »

La obra del barranco de Santos o cómo destrozar un paisaje urbano

En 1986, Luis Cola Benítez, el fallecido cronista de la ciudad, publicó un libro que resulta imprescindible para conocer la Historia y el paisaje de Santa Cruz: “Los barrancos de Añazo”. Al describir el barranco más importante, el de Santos, dice “...al acercarse al mar el barranco de Santos se remansa y se integra en el paisaje urbano. Es, simplemente el barranco de entrañables historias y añejas tradiciones santacruceras.

Su desembocadura ha sufrido importantes modificaciones impuestas por el urbanismo y las recientes realizaciones portuarias, algunas de las cuales sumen en la perplejidad al ciudadano de a pie que, desconocedor de las profundas razones técnicas o políticas que las han motivado, solo concluye de su observación inmediata la fatuidad de algunos proyectos o la dudosa rentabilidad de las cuantiosas inversiones".

Seguir leyendo »

La obra del barranco de Santos o cómo destrozar el paisaje urbano

En 1986, Luis Cola Benítez, el fallecido cronista de la ciudad, publicó un libro que resulta imprescindible para conocer la Historia y el paisaje de Santa Cruz: "Los barrancos de Añazo". Al describir el barranco más importante, el de Santos, dice "... al acercarse al mar el barranco de Santos se remansa y se integra en el paisaje urbano. Es simplemente el barranco de entrañables historias y añejas tradiciones santacruceras. Su desembocadura ha sufrido importantes modificaciones impuestas por el urbanismo y las recientes realizaciones portuarias, algunas de las cuales sumen en la perplejidad al ciudadano de a pie que, desconocedor de las profundas razones técnicas o políticas que las han motivado, solo concluye de su observación inmediata la fatuidad de algunos proyectos o la dudosa rentabilidad de las cuantiosas inversiones".

El cronista de Santa Cruz acertó al calificar de fatuos proyectos como el de la vía del barranco de Santos y el Hotel Escuela, obra de los arquitectos Palerm y Tabares. Luis Cola se quedó perplejo ante las razones políticas que llevaron a este desaguisado tan caro, tan poco respetuoso con el patrimonio histórico de la ciudad y tan poco útil. Lo de caro no tiene discusión, pues, con un presupuesto inicial de 19,1 millones de euros, pasó a costar más de 130 millones, una enorme suma a pagar por los vecinos durante muchos años.

Seguir leyendo »

El sospechoso interés de Fepeco

Estos días ha sido noticia la vista en el TS del recurso de los condenados por el caso de Las Teresitas, entre los recurrentes se encuentra el delincuente ambiental, y anterior presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción (FEPECO) de Santa cruz de Tenerife, el empresario Antonio Plasencia. Su sucesor en el cargo en la patronal de la construcción, Oscar izquierdo, en una entrevista publicada en el periódico El Día denunciaba el interés sospechoso de los ecologistas y políticos "noistas, que obstaculizan maliciosamente cualquier infraestructura". Acusa a los ecologistas, sin pruebas que lo avalen, de obstaculizar el avance y el progreso de Tenerife. Igual que lo hacía, y casi con las mismas palabras, su antecesor en el cargo.

En un comunicado de Fepeco publicado en La Opinión en enero del 2009, este empresario criticaba el miedo que a su juicio tienen los políticos a los "grupúsculos ecologistas del no a todo y lo reiteraba en una entrevista hecha en julio del año siguiente: hay sectores que nosotros no consideramos ecologistas que, no se sabe por qué, dicen no a todo. Una cantinela que el actual presidente de la patronal de constructores tiene bien aprendida, no en vano fue el director-gerente de Fepeco con Antonio Plasencia. Es evidente que esta afirmación es solo una descalificación genérica, no un argumento. En los movimientos ecologistas nadie dice no a todo, si aceptamos esta disparatada acusación tendríamos que asumir que el ecologismo también dice no a la conservación del medio ambiente. No me extrañó que el actual presidente de los constructores en una entrevista en Mirame TV ensalzara la figura empresarial de Antonio Plasencia, justificara sus delitos y, casi con las mismas palabras, repitiera los ataques a los ecologistas del responsable del mayor atentado ambiental de cometido en Tenerife. 

Seguir leyendo »

La cara sandez de un observatorio del paisaje canario

El próximo día 5 de marzo cumple 10 años El Observatorio del Paisaje Canario, un organismo público que, según el entonces presidente de Canarias Paulino Rivero, iba a servir “para canalizar la opinión del mundo de las artes a fin de reforzar el patrimonio natural como elemento clave para reforzar la economía de las islas": Un objetivo bien extraño porque ¿qué significa canalizar la opinión del mundo de las artes? ¿cómo tal cosa refuerza el patrimonio natural de Canarias? Además, el patrimonio natural (su origen volcánico, el clima y la singularidad de su flora y fauna) es la base la economía de las islas, no un mero refuerzo. Para Rivero, "el mundo de la cultura puede y debe aportar también a la sociedad para contribuir a tener esa visión rigurosa, equilibrada, despolitizada y responsable de lo que hay que hacer para respetar y conservar el paisaje". Parece que el entonces presidente del gobierno se refiere con el término cultura exclusivamente al mundo del arte y no al científico, pero el mundo del arte puede aportar muchas cosas pero es difícil que sirva para tener una visión rigurosa, equilibrada, despolitizada y responsable del paisaje y mucho menos que sea de utilidad para su estudio y tratamiento científico. 

Añadió que esta Segunda Bienal tiene como eje conductor una visión del paisaje "desde el punto de vista integral" y destacó que éste "no sólo es un recurso natural, sino también un recurso económico y hay que ponerlo en valor desde esa doble perspectiva". ¿Y para eso hace falta invertir dos millones de euros en una Segunda Bienal, para saber esa perogrullada? Dice el expresidente que el principal enemigo de la protección del paisaje es el crecimiento demográfico, nada dice de las políticas que propician la masificación incontrolada, de la utilización de las zonas protegidas como parques de juegos y deportes de riesgo, no menciona la destrucción de amplias zonas del litoral por puertos innecesarios y más urbanizaciones turísticas, ni las canteras ilegales, ni las carencias en el tratamiento de aguas residuales o la escasez de presupuesto para la conservación, etcétera, etcétera. Pensé que observar el paisaje y velar por su conservación sería la misión del observatorio del paisaje canario, no certificar el crecimiento demográfico, para eso no hace falta especialistas en paisaje ni dedicar millones de euros de dinero público.

Seguir leyendo »