eldiario.es

Menú

La lucha contra las violencias machistas necesita un pacto y no un teatro

- PUBLICIDAD -

La Real Academia de la Lengua define como teatro el arte de escenificar obras dramáticas, y parece que en eso estamos inmersos en el Parlamento de Canarias, en un auténtica representación escénica. A Podemos, en este contexto, no le interesa el teatro, porque, y con todo nuestro respeto al noble arte, no nacieron los Parlamentos para realizar este tipo de funciones.

Un año llevamos en esta particular producción teatral. Observamos, perplejas, la capacidad de nuestras actrices y actores, llámense "políticos", de subirse al estrado y desarrollar, a veces de forma magistral, una interpretación vacía de contenido. Es el arte de hablar sin decir nada, de ignorar las preguntas y esquivar las respuestas.

Nuestro papel en la oposición, además de contribuir con propuestas legislativas, es controlar al ejecutivo. Y en eso estamos, después de un año de rodaje, nos toca ahora desgranar y pedir rendición de cuentas de las iniciativas que entre los distintos grupos hemos ido elaborando. Es nuestro trabajo exigir que se cumplan las LEYES, pero también las Proposiciones No de Ley que a lo largo de este año hemos ido aprobando. Para nuestro grupo sigue siendo un misterio lo que ocurre con ellas una vez ratificadas.

Se nos cae la cara de vergüenza al constatar que pasa el tiempo y se siguen posponiendo respuestas y soluciones a los problemas más urgentes. No queremos permanecer impasibles ante el sufrimiento de tanta gente de nuestra tierra. No podemos escuchar sus demandas, oír sus quejas y percibir su dolor como si fuera algo irremediable. Si no somos capaces de dar alternativas, ¿para qué sirve la política?

Durante la última representación plenaria, solicitamos comparecer al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad para conocer cuál es la incidencia de las violencias machistas en Canarias, así como el impacto de las políticas de prevención y reparación que el Gobierno ha puesto en marcha. Y esto justo en un momento en el que nuestra comunidad tiene el triste honor de encabezar el número de víctimas de violencias machistas dentro del Estado, con una tasa del 22,83% por cada 10.000 habitantes, frente a la media estatal, que está en un 13,52%.

Le preguntamos al consejero por el curso que han llevado las tres PNL que sobre esta materia hemos aprobado a lo largo de este año. Sus respuestas fueron, cuanto menos, insuficientes. Sólo que se va avanzando en el diseño del protocolo interinstitucional, pero poco más, de las demás iniciativas seguimos sin conocer su rumbo.

No nos gusta esta forma de hacer política, este tipo de teatro. Y no, no nos vamos a resignar. No entramos en las instituciones para quedarnos mirando y conformarnos con la repetición de un espectáculo que tan a menudo nos recuerda a El día de la marmota.

Tenemos ilusión, fuerza, ganas y coraje. Sabemos lo que queremos y por qué estamos aquí, cuales son nuestras causas y las razones de nuestras luchas.

El Gobierno tiene leyes y herramientas: ¿tiene también voluntad? Pues, venga, empecemos cumpliendo con nuestros propios acuerdos y arranquemos de una vez poniendo ya marcha el pacto contra las violencias machistas en Canarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha