eldiario.es

9

Marta Chavarrías

Llevo casi diez años al cargo de la sección de Seguridad Alimentaria en la revista Consumer. Ahora colaboro también en ConsumoClaro.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1042

Estos son los alimentos más indicados para mejorar nuestras defensas en otoño

Los días calurosos del verano han quedado atrás. El cambio de estación no solo significa cambiar la ropa del armario y sustituir la manga corta por la larga. Pasar de las altas temperaturas a otras más suaves, más frescas, a días más cortos, también nos obliga a adaptar nuestra alimentación, tanto a las nuevas condiciones climáticas como a los alimentos que nos ofrece el mercado.

Durante esta época del año aumentan las infecciones respiratorias, que se transmiten muy rápidamente de unas personas a otras. A pesar de que a veces suelen confundirse, se trata de dos enfermedades distintas cuando hablamos de gripe o resfriados. El resfriado es una infección viral de la nariz y la garganta, es decir, del tracto respiratorio superior. Los síntomas del resfriado (goteo nasal, estornudos, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza y corporal) son más leves que los de la gripe y suelen durar menos (unos 10 días).

Seguir leyendo »

¿Se divide el mundo en personas diurnas y nocturnas? Esto dice la ciencia sobre el tema

A algunas personas les gusta levantarse y acostarse temprano, se sienten más activas y productivas por la mañana que por la noche; mientras que otras son más fructíferas si se quedan despiertas hasta tarde, se sienten con más energía por la noche pero no tanto por la mañana. En consecuencia, tienden a ir a dormir más tarde y, por tanto, necesitan dormir hasta más tarde por la mañana. Basándose en años de investigación clínica, estudios del sueño y experimentos psicológicos, los expertos han descrito lo que ahora se ha convertido en un concepto casi universal: existe un mundo dividido entre noctámbulos y madrugadores.

El reloj social es el que ves y escuchas cuando comienzas el día, es el que establece las horas en las que vas al trabajo o la escuela, comes, etc. El reloj solar es el que proporciona temperaturas más cálidas y menos horas de luz durante el día. Y el reloj biológico controla el ritmo circadiano, los procesos fisiológicos que mantienen el cuerpo en un ciclo de aproximadamente 24 horas y que están asociados al día y la noche, el sueño y la vigilia.

Seguir leyendo »

Burnout: ¿cómo saber si padezco el síndrome del trabajador quemado?

Tras varios cafés continúas sin energía, sin ganas de contestar los correos electrónicos que están pendientes. Acabas de llegar de las vacaciones y ya deseas las próximas; las horas en el trabajo se hacen interminables y la semana es eterna. Estos pueden ser algunos de los síntomas del burnout (conocido también como el síndrome del trabajador quemado), que afecta al 10% de los trabajadores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido este mismo año 2019 el burnout como un estado que explicaría todas estas sensaciones, como un "fenómeno ocupacional", un síndrome que es el resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo y que no se ha tratado adecuadamente. No debe confundirse con el agotamiento que podamos sentir tras un día intenso de trabajo; el burnout va más allá, es un agotamiento crónico que suele caracterizarse por:

Seguir leyendo »

¿Puedo comerme la piel del pescado? Motivos en contra (y también a favor)

El pescado es una parte significativa de una alimentación saludable. Es una importante fuente de grasas omega 3, rica en nutrientes como la vitamina D y el selenio, en proteínas y bajos en grasas saturadas. Existen significativas evidencias de que comer pescado es bueno para el corazón, sobre todo de pescado azul como sardina, caballa, bonito, arenque, boquerones o jurel. La ingesta recomendada es de tres a cuatro raciones a la semana (1 ración equivale a 125-150 gramos). Pero en los últimos años, estudios sobre la toxicidad de ciertas especies marinas (las que se sitúan encima de la cadena trófica) han descalificado en cierta medida este alimento.

Una situación que tratan de revertir las autoridades nacionales de salud de numerosos países y distintas agencias de investigación y asesoramiento científico alimentario, que insisten en remarcar los beneficios por encima de los riesgos. Y es más. Si bien hasta ahora también la piel del pescado había sido tratada más como un residuo que como un alimento, expertos culinarios y chefs están sorprendidos de su potencial culinario gracias a su textura.

Seguir leyendo »

Cómo calcular las calorías que vas a comer sin necesidad de una báscula

Tipos de alimentos, número de comidas al día, combinación de unos alimentos con otros, etc. Cuando pensamos en una alimentación equilibrada nos suelen venir a la cabeza este tipo de pensamientos. Pero muy pocas veces pensamos en el tamaño de las porciones. Y, aunque no lo parezca, se trata de un detalle directamente relacionado con el riesgo de obesidad y sobrepeso, un problema que cada vez va más en aumento. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2016 más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos.

Que nuestro plato esté más o menos lleno o sea más grande o más pequeño depende, en la mayoría de los casos, del hambre que tengamos. Pero seguir una alimentación saludable también pasa por comer en las cantidades justas. Muchas veces pensamos que esto nos hará esclavos de la balanza, de contar calorías, de calcular cantidades justas, etc. Pero no tiene porqué ser así.

Seguir leyendo »

Coherencia cardiaca: ¿se pueden controlar las emociones a través de la respiración?

La neurocardiología lleva años definiendo el corazón como un sistema muy complejo, un órgano sensorial sofisticado que recibe y procesa información. Por tanto, según esta visión, el corazón no solo se encarga de bombear sangre, sino que dispone de decenas de miles de neuronas que hacen que actúe como si se tratara de pequeños cerebros.

El cerebro y el corazón están ligados a través del sistema nervioso periférico, formado a la vez por el sistema simpático (se activa cuando estamos en alerta, liberando adrenalina y activando el ritmo cardiaco) y el sistema parasimpático (libera neurotransmisores que generan calma y, por tanto, enlentece la frecuencia cardiaca).

Seguir leyendo »

Me he desmayado, ¿debo preocuparme?

Mareo, náuseas o vómitos, palmas sudorosas, falta de equilibrio, latidos del corazón rápidos e irregulares, sudores… suelen ser algunas de las señales que pueden experimentarse antes del desmayo(síncope, en términos médicos). Estos van acompañados de pérdida de conciencia y de tono muscular y no suelen durar más de unos segundos o pocos minutos. Se calcula que aproximadamente una de cada tres personas tienen uno en algún momento de la vida.

Para entender mejor por qué nos desmayamos, antes es importante entender por qué estamos despiertos. El cerebro necesita flujo sanguíneo para proporcionar oxígeno y glucosa a sus células. Para que el cuerpo esté despierto, debe activarse un área ubicada en el tronco encefálico y al menos un hemisferio cerebral debe estar funcionando. Cuando se produce un desmayo, el sistema de activación reticular pierde su suministro de sangre y los hemisferios del cerebro se ven privados de sangre, oxígeno o glucosa.

Seguir leyendo »

Fumadores pasivos: este es el riesgo de morir por causa del humo de los otros

El tabaco es la segunda causa de mortalidad y el responsable de la muerte de aproximadamente uno de cada diez adultos en todo el mundo . La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que mueren seis millones de personas cada año por enfermedades relacionadas con el tabaco: 600.000 son resultado de los efectos del tabaquismo pasivo. Es decir, que una de cada diez muertes relacionadas con el tabaco corresponde a fumadores pasivos.

En otras palabras, se si considera que en un fumador activo el riesgo de accidente cerebro o cardiovascular es un 30% superior a un no fumador, en un pasivo también existe un incremento cuantificable que se sitúa en torno al 3%. Así mismo, respecto al cáncer de pulmón, siendo el aumento de riesgo en un fumador activo del 15%, en los pasivos es un 1,5% superior a otra persona que ni fuma ni comparte espacio con gente que fuma. Estos aumentos se pueden atribuir a cualquier otra enfermedad relacionada con el tabaquismo.

Seguir leyendo »

Estos son los alimentos con más hierro asimilable (no son espinacas ni lentejas)

Las espinacas y las lentejas son alimentos saludables muy interesantes desde el punto de vista nutritivo, pero no solo por el hierro. ¿Nos ha estado engañando Popeye y el poder de una lata de espinacas? Posiblemente, pero no porque se le atribuyera una cantidad errónea de hierro, puesto que las lentejas contienen una cantidad mayor de este mineral incluso que la carne de ternera. 

Sino por cómo el cuerpo absorbe este mineral. De todos los alimentos, el de las lentejas quizás no es el que el cuerpo asimila mejor su cantidad de hierro, tal como te explicamos en su día en ¿Es realmente un mito el tema del hierro de las espinacas y lentejas?.

Seguir leyendo »

Tipos de hepatitis: los cinco conocidos y cómo se produce el contagio

La hepatitis es una enfermedad que provoca una inflamación del hígado, un órgano vital que se encarga, entre otras funciones, de filtrar la sangre, producir bilis, procesar nutrientes, descomponer sustancias químicas, controlar el nivel de hormonas, etc. Cualquier cosa que lo "moleste", puede ser perjudicial. Y la hepatitis puede ser una de estas molestias, ya que es capaz de interrumpir estas funciones: un hígado inflamado o dañado no puede ejecutarlas bien.

La hepatitis puede estar provocada:

Seguir leyendo »