eldiario.es

Menú

Alberto Vázquez-Figueroa: "Tengo más vidas que un gato"

MADRID

Alberto Vázquez-Figueroa fue reportero de guerra, novelista, buzo, cazador de elefantes y hace una década que defiende una manera de "ahorrar energía" y "producir agua". Se encontró con la muerte numerosas veces (en guerras, mares con tiburones y accidentes) y a los 73 años afirma que su único mérito fue "sobrevivir" a dichos peligros. De ahí viene el título de 'Siete vidas y media' (Ediciones B), libro que aúna recuerdos de este hombre que considera que tiene "más vidas que un gato".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Alberto Vázquez-Figueroa

Alberto Vázquez-Figueroa

Alberto Vázquez-Figueroa fue reportero de guerra, novelista, buzo, cazador de elefantes y hace una década que defiende una manera de "ahorrar energía" y "producir agua". Se encontró con la muerte numerosas veces (en guerras, mares con tiburones y accidentes) y a los 73 años afirma que su único mérito fue "sobrevivir" a dichos peligros. De ahí viene el título de 'Siete vidas y media' (Ediciones B), libro que aúna recuerdos de este hombre que considera que tiene "más vidas que un gato".

La biografía, organizada como se fuera una gran entrevista, sin un orden cronológico marcado, revela el inicio de su vida en el Sáhara español (con pasajes duros como el encarcelamiento de su padre por ser "rojo" y el suicidio de su madre); su afición al submarinismo (colaboró con Jacques Costeau) o el trabajo como corresponsal en varias guerras africanas (vivió 20 años en el continente) y latinoamericanas.

El libro también aborda su éxito como creador de best-sellers ('La ruta de Orellana', 'El rey leproso' o 'Saud, el Leopardo'), su experiencia en el cine o su proyecto de un sistema para potabilizar el agua del mar, que ha levantado polémica.

MURCIÉLAGOS Y AGUA

Rodeado por fotos de sus hechos cinematográficos y traducciones de sus libros, Vázquez-Figueroa cuenta anécdotas que ilustran su fama de aventurero, mujeriego e incluso inmune a enfermedades. "Hace 30 años que no me pongo enfermo porque me mordió un murciélago y su mordedura licúa la sangre, lo que impide los ataques de corazón o el aumento del colesterol", justificó el escritor, quien, sin embargo, recientemente tuvo una "gripe C o D".

Pese a su vida digna de una novela o película de acción, Vázquez-Figueroa declaró que sus anécdotas no sirvieron más que "para contar a mis hijos y ligar con las chicas". "Siempre me ha gustado escribir, inventar historias, pero he evolucionado. Y la verdad es que he fracasado en lo que me he propuesto", reveló, en referencia a su objetivo: "resolver el problema del agua", que "ha matado a más de 400 millones de personas en el mundo".

Dicho "fracaso" se trata de la poca aceptación de su proyecto de desalinización de agua marina y se debe, según Vázquez-Figueroa, a la "desidia" de los políticos, calificados por él de "ineptos y corruptos" ("no les he podido convencer", argumentó). Asimismo, atacó a las "empresas francesas que explotan el agua de España" y a los productores de energía eólica, que, según el periodista, "no funciona lo suficiente para justificar su gasto".

"LOS JÓVENES SÓLO PROTESTAN POR EL BOTELLÓN"

Disgustado con la situación política ("hay corruptos en los dos bandos"), Vázquez-Figueroa declaró que suele decir a sus hijos que "no hay futuro". Por eso, recomienda al lector de sus recuerdos que no se quede con lo divertido y anecdótico de sus aventuras, sino "con la enseñanza que da la vida para encontrar soluciones a problemas".

"Hay que disfrutar la vida y lanzarse a todo, pero también es necesario evolucionar", apostilló, lamentando que actualmente "los jóvenes no se lanzan a nada". "En mi juventud nos pegaban porque protestábamos contra el franquismo, pero ahora sólo se protesta por la prohibición del botellón", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha