eldiario.es

Menú

El 'Granca' se aferra al CID para reaccionar

ACUMULA TRES TRIUNFOS CONSECUTIVOS

El Herbalife Gran Canaria pretende olvidar las dos derrotas lejos de la isla y lograr el primer triunfo de la segunda vuelta frente al Básquet Manresa.

- PUBLICIDAD -

La vuelta al Centro Insular de los Deportes, tras afrontar uno de los picos del campeonato al enfrentarse a Real Madrid y Uxue Bilbao, brinda la oportunidad al cuadro amarillo de apoyarse en su afición y tratar de conseguir el primer triunfo de la segunda vuelta. El Básquet Manresa llega en posiciones de descenso para poner en entredicho la regularidad de la cancha amarilla, este domingo a partir de las 12:00 horas.

Brad Newley busca un pase.

Brad Newley busca un pase.

Con la Copa del Rey en segundo plano, el vestuario del Herbalife Gran Canaria necesita volver a recuperar sus números en ataque para poner la primera piedra en el camino a los playoff por el título. Los amarillos como quintos clasificados parten como favoritos ante el cuadro catalán, que sólo ha conseguido tres triunfos en la Liga Endesa, pero que puede poner en muchos aprietos al cuadro canario.

El Básquet Manresa llega tras vencer al Blusens Monbus, además de sufrir derrotas por la mínima ante Valencia y Caja Laboral, dos de los equipos más potentes de la liga. Pedro Martínez no se fía de la diferencia clasificatoria y avisa del peligro que tienen. "Está en buena forma en las últimas jornadas y es muy agresivo. Es un equipo difícil de jugadores expertos como Ángel Rodríguez, Josh Asselin, Adam Hanga y Troy DeVries. Hay que estar preparados", reconoce el entrenador amarillo.

Para Slokar puede ser un partido especial, ya que con el conjunto manresano debutó en la Liga ACB. La incógnita estará en si tiene minutos, ya que ante el Uxue Bilbao no saltó a la pista por decisión técnica. "Hay que tener confianza en las decisiones de los entrenadores", reconoció Pedro Martínez, "ya que siempre piensan en buscar lo mejor para el equipo", sin llegar a confirmar si Slokar volverá a jugar ante su exequipo.

Tavares ha sido el que le ha comenzado a ganar la partida al pívot esloveno, desde su aparición con el primer equipo del Herbalife Gran Canaria en el choque frente a Unicaja. El jugador caboverdiano ha ido incrementando su rendimiento con el paso de los partidos, gracias a sus 221 centímetros de altura que amedrentan a los pívots rivales. Este domingo podría lograr sus primeros puntos en el Centro Insular, después de estrenar su casillero en la pista del Real Madrid.

Será la última cita de los grancanarios junto al calor de su afición antes del parón liguero para disputar la fase final de la Copa del Rey. La estadística está de parte de los amarillos, ya que aunque en el último precedente jugado en Gran Canaria el Básquet Manresa se llevó el triunfo, ha sido el único cosechado por los catalanes en los últimos siete años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha