eldiario.es

Menú

Empresas

Ramírez: “Las claves del emprendimiento son talento, una idea y valentía”

El presidente del Grupo Ralons explica a alumnos del CIFP Cruz de Piedra su experiencia empresarial

- PUBLICIDAD -
Miguel Ángel Ramírez en Grupo Ralons América

Miguel Ángel Ramírez en Grupo Ralons América Las Palmas de Gran Canaria

“Lo más importante para emprender es tener talento para concebir una idea y valentía para arriesgarse llevándola a cabo y esto requiere la formación adecuada, el conocimiento para tener más posibilidades de triunfar”. De esta manera resumió el presidente del Grupo Ralons, Miguel Ángel Ramírez, las claves necesarias para afrontar una iniciativa empresarial, objetivo de la Semana del Emprendimiento que este lunes comenzó en el Centro Integrado de Formación Profesional Cruz de Piedra, en la capital grancanaria.

La inauguración, a cargo del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, contó con la asistencia de más de un centenar de alumnos,

Según explica el Grupo Ralons en un comunicado, Ramírez, en la charla-coloquio que siguió al acto de apertura, desgranó durante más de una hora una experiencia como emprendedor que le ha llevado a dirigir una veintena de empresas con más de 7.000 empleados. El presidente de Ralons advirtió que, “para ser un emprendedor, no todo es dinero, por más que los recursos económicos sean necesarios, sino que lo valioso es el factor humano, tener una idea y la valentía necesaria para arriesgar todo por hacerla realidad. Emprender es preguntarse qué se puede hacer, sin hacer caso a quienes puedan quitarte la ilusión diciéndote que es imposible. Sin valentía”, apostilló, “la idea se queda solo en la cabeza”.

El empresario grancanario, basado en su experiencia, remarcó que “quien pretenda crear una gran empresa no debe marcarse el objetivo de vivir bien, porque el sentido de la responsabilidad te lo impide. Otra cosa es que puedas tener solvencia. Para mí”, enfatizó, “lo primero es el trabajo, ser fiel a las entidades que me han prestado el dinero y a los clientes que han confiado en contratar mis servicios”. Ramírez relató que, pese al coste personal de esa prioridad, siempre la ha aplicado, desde que empezó a trabajar como repartidor de mercancías y lavacoches hasta la actualidad.

Desgranó como hitos de su trayectoria empresarial la creación en 1991 de una empresa de mensajería y transporte de mercancías, Canarymundi. En 1993 impulsó una red de supermercados y un establecimiento de mascotas. En 1995 fue cuando constituyó Seguridad Integral Canaria (SIC), un "sueño hecho realidad" dada su “obsesión” por el sector de la seguridad.

Como prueba de su convicción, relató que no se amilanó por el hecho de que en aquel momento “había más de 1.500 empresas de seguridad. Lo tenía muy claro. Hoy, apenas dos décadas después, SIC es la sexta empresa de seguridad de España, con el matiz de que las cinco primeras llevan funcionando desde los años 70”.

A partir de esa iniciativa en el ámbito de la seguridad privada, el presidente de Ralons explicó que “te vas dando cuenta de que existe una gran demanda de otras actividades, como la limpieza, la salud o la gestión deportiva, y en esa dirección hemos ido creciendo con vocación de servicio, de solucionar necesidades de personas y empresas”.

Formación

Ramírez alertó a los alumnos del CIFP Cruz de Piedra que, “sin la formación adecuada, es muy difícil salir adelante. Con conocimientos, hay muchas más posibilidades de triunfar”. Incluso se puso como ejemplo de que, después de haber interrumpido sus estudios básicos, acabó obteniendo el Graduado Escolar "a través de Radio Ecca" y aprobando el acceso a la Universidad hasta convertirse en criminólogo, "conseguir prácticamente todos los títulos de la seguridad privada y ser profesor por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil".

Reveló que el futuro jefe de Taller de Marmotor será un alumno del centro de FP donde impartió la charla y, como muestra de su apuesta por la formación, aportó el dato de que en los próximos días 60 trabajadores de su grupo empresarial recibirán el título de directores de seguridad tras un curso cuyo coste, 90.000 euros, “ha asumido la empresa, lo cual es un orgullo para mí”.

En el ámbito de la responsabilidad social corporativa, subrayó el papel de la Fundación Ralons, a través de la que se canaliza “numerosos proyectos no sólo externos, como la ayuda a investigaciones contra el cáncer infantil, sino internos”. Como ejemplo, citó el apoyo a un trabajador de Ralons para el proyecto de un producto que permite extraer con facilidad los motores fueraborda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha