eldiario.es

Menú

El negocio de Caja Madrid crece en Canarias un 20% hasta 1.600 millones

LOS CLIENTES DE LA ENTIDAD EN LAS ISLAS AUMENTAN UN 12% HASTA 118.000

- PUBLICIDAD -

Caja Madrid aumentó durante 2006 un 20% su volumen de negocio en Canarias hasta alcanzar los 1.612 millones de euros. El subdirector nacional de la entidad, Antonio Soto, calificó 2006 como "un gran ejercicio" en el que se superaron las previsiones iniciales de Caja Madrid. El subdirector nacional presentó a Francisco Eugenio García como sustituto de Diego Rodríguez Ropero, responsable de la entidad en Canarias durante los últimos cinco años y encargado ahora de parte del negocio en Andalucía.

Los responsables de la entidad presidida por Miguel Blesa destacaron el incremento de un 12% o 12.375 nuevos clientes hasta sumar un total de 118.000 en el Archipiélago. En total, la entidad gestiona 52.198 tarjetas operativas, lo que supone un incremento del 7% respecto al año pasado.

Soto destacó que la entidad creció de forma muy positiva en los recursos de los clientes (30%), mientras que lo hizo en un 16,5% en inversiones crediticias. La estructura de la inversión se reparte en un 63% entre particulares y en un 37% en empresas.

Soto insistió en el buen comportamiento del sector de las empresas, en el que Caja Madrid creció en un 23% en el número de compañías y en un 49% en la financiación.

Nuevas oficinas

En estos momentos, Caja Madrid está presente en cuatro islas del Archipiélago, cuenta con 25 oficinas y tiene a 99 empleados. En los planes de Caja Madrid en los próximos tres años, explicó el nuevo director territorial, está la apertura de ocho nuevas oficinas en las Islas, que generarán 32 empleos, y la expansión a una quinta isla.

Antonio Soto destacó que en los años de presencia en las Islas, ha sido constante la labor del llamado dividendo social, es decir, la obra social de la entidad. En el pasado año, Caja Madrid colaboró en 32 proyectos asistenciales, en los que calculan que participaron cerca de 200.000 personas.

Respecto al futuro del negocio bancario en el terreno de las hipotecas, Soto expuso que empieza a apreciarse un cierto retraimiento del negocio y hasta la tardanza en los pagos de algunos clientes, pero expuso que no hay preocupación porque una subida de los tipos pueda disparar los índices de morosidad, que en la entidad están en el 0,18. Soto no mostró temor por una crisis, y dijo que la mayoría de bancos, ante estas situaciones, están ofreciendo a sus clientes fórmulas de financiación para rebajar algo las cuotas y evitar estos retrasos.

El subdirector explicó que a corto plazo se espera una ligera subida de los tipos de interés, pero adelantó que la previsión de la Caja es que pasado la mitad del año, éstos volverán a bajar ligeramente para cerrar 2007 en cerca de un 3,65%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha