eldiario.es

Menú

El Gobierno británico se prepara ''muy seriamente'' ante la gripe aviar

HAN SIDO SACRIFICADOS 2.600 PAVOS

- PUBLICIDAD -

El Gobierno británico se prepara "muy seriamente" ante la remota posibilidad de una pandemia de gripe aviar, dijo este domingo la ministra de Sanidad, Patricia Hewitt, tras confirmarse un brote de la cepa H5N1 en una granja inglesa.

"Nos preparamos muy, muy seriamente y detalladamente ante la posibilidad de una pandemia de gripe. Es un riesgo remoto, pero si pasara, puede ser muy serio", puntualizó Hewitt, en unas declaraciones a la cadena de televisión ITV.

Las autoridades británicas han empezado a sacrificar a los 159.000 pavos de una granja en Holton (este de Inglaterra), después de que la Comisión Europea confirmase este sábado que miles de aves de esa explotación murieron por la cepa más virulenta de gripe aviar.

La ministra de Sanidad subrayó que su departamento ha empezado a prepararse e informó de que el Servicio Nacional de Salud (NHS) tiene suficientes mascarillas almacenadas para su personal, pero el Gobierno estudia si es necesario adquirir más.

Al mismo tiempo, el ministerio cuenta con suficientes antivirales Tamiflu para cubrir a una cuarta parte de la población, tras recibir la recomendación de los científicos.

"Estamos recibiendo el mejor asesoramiento posible", insistió Hewitt.

Las autoridades británicas indicaron que la posibilidad de que la gripe aviar H5N1 pase a los humanos es "insignificante".

El ministerio británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) ha impuesto una zona restrictiva que abarca una zona de 2.090 kilómetros cuadrados en torno a la granja de Inglaterra afectada tras consultar a expertos ornitólogos.

Esa zona es más amplia que la que fija la UE, que establece un área de protección de tres kilómetros alrededor de la explotación agrícola y una de vigilancia de diez kilómetros.

La explotación avícola de Holton pertenece a la compañía de alimentación Bernard Matthews.

Este es el segundo caso del H5N1 de gripe aviar hallado en la UE en lo que va del año, tras uno detectado en Hungría.

La cepa H5N1 ha causado más de un centenar de muertes humanas en todo el mundo, especialmente en el sudeste asiático.

Los expertos temen que esta cepa pueda mutar hasta ser capaz de transmitirse entre personas, lo que podría desencadenar una pandemia.

Un total de 2.600 pavos muertos

La cantidad de pavos que murieron por la cepa H5N1 de gripe aviar, la más virulenta del mal, en una granja del condado de Suffolk, este de Inglaterra, es de unos 2.600.

La Comisión Europea (CE) confirmó este sábado el brote de H5N1 después de que recibiera los resultados de la Agencia de Laboratorios Veterinarios de Weybridge, en Surrey (sur de Inglaterra).

De acuerdo con el Ministerio británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra), en la explotación agrícola donde se halló la gripe aviar, cerca de Halesworth, hay otros 160.000 pavos, que tendrán que ser sacrificados.

A partir de ahora, se aplicará una zona de protección de tres kilómetros y un área de vigilancia de diez kilómetros.

Las autoridades británicas habían informado anoche de que los pavos habían muerto por el virus H5 de gripe aviar, pero esperaban los resultados de laboratorio para establecer a qué cepa correspondía.

La granja donde se criaban los pavos pertenece a Bernard Matthews y está situada en Holton, cerca de Halesworth.

Tras detectarse el H5, las autoridades impusieron una serie de restricciones en torno al área afectada.

Según los medios británicos, fue el propio granjero quien alertó a las autoridades al observar en los últimos días un inusual "índice de mortalidad significativo" en su corral.

Entre un 80 y un 90% de los pavos mostraban indicios de enfermedad, con síntomas como falta de apetito y malestar general, típicos de la gripe.

Las primeras muertes de los pavos se detectaron en el pasado martes y el resto el pasado jueves.

Una portavoz de Defra precisó que el riesgo de que la gripe aviar pase a los humanos es muy bajo.

La cepa H5N1 ha causado más de un centenar de muertes humanas en todo el mundo, especialmente en el sudeste asiático.

Los expertos temen que esta cepa pueda mutar hasta ser capaz de transmitirse entre personas, lo que podría desencadenar una pandemia.

En mayo del año pasado, más de 50.000 pollos fueron sacrificados en el condado de Norfolk, también en el este de Inglaterra, tras un brote del virus H7 de la gripe aviar.

En marzo de 2006 se halló muerto un cisne en Fife, este de Escocia, con la cepa H5N1

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha