eldiario.es

Menú

Japón planea una inversión conjunta con Rusia en las islas Kuriles

MADRID

El ministro de Exteriores japonés, Seiji Maehara, ha declarado que Tokio está planeando aprovechar la posibilidad de participar en los proyectos de inversión conjunta con Rusia en las disputadas islas Kuriles.

- PUBLICIDAD -

MOSCÚ, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Exteriores japonés, Seiji Maehara, ha declarado que Tokio está planeando aprovechar la posibilidad de participar en los proyectos de inversión conjunta con Rusia en las disputadas islas Kuriles.

"El Ministerio de Exteriores está estudiando si es posible aceptar la propuesta (de inversión) sin obstaculizar la posición oficial japonesa al respecto", ha declarado Maehara, según ha informado el diario japonés 'Mainichi', citado por la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

A principios del mes de febrero, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, declaró que Rusia vería con buenos ojos la inversión japonesa, china y surcoreana en las islas.

Japón apunta que estos acuerdos reconocerían implícitamente la soberanía rusa sobre las islas, lo que contradice la posición oficial. Tokio señala asimismo que la existencia de proyectos de inversión que envuelvan a terceros países complicarían la solución de las disputas territoriales.

Las reclamaciones continuadas de Japón sobre las cuatro islas Kuriles del Sur ha evitado que ambos países hayan firmado un tratado de paz formal tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Las islas de Itirup, Kunashir, Shikotan y Habomai, conocidas en Japón como los Territorios del Norte, se sitúan al sur de la cadena de islas, cerca de la península rusa de Kamchatka y cerca de la isla japonesa de Hokkaido.

Las tensiones aumentaron en noviembre del año pasado cuando el presidente ruso, Dimitri Medvedev, visitó una de las islas en disputa, un acto que el primer ministro japonñes, Naoto Kan, definió como una "grosería imperdonable".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha