eldiario.es

Menú

Mursi desea mejorar las relaciones con Irán para crear un "equilibrio"

MADRID

El presidente electo de Egipto, Mohamed Mursi, ha anunciado su intención de ampliar las relaciones con Irán a fin de crear un "equilibrio" estratégico en la región.

- PUBLICIDAD -

DUBAI, 25 (Reuters/EP)

El presidente electo de Egipto, Mohamed Mursi, ha anunciado su intención de ampliar las relaciones con Irán a fin de crear un "equilibrio" estratégico en la región.

En declaraciones ofrecidas a la agencia iraní de noticias Fars pocas horas antes del anuncio oficial de su victoria, anunciada el domingo, Mursi afirmó que la mejora de las relaciones entre El Cairo y Teherán "creará un equilibrio de presión en la región, algo que forma parte de mi programa".

El presidente electo de Egipto como candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, se ha proclamado presidente de todos los egipcios tras ganar las elecciones en un discurso en el que se ha comprometido a respetar todos los tratados internacionales firmados por los anteriores gobiernos.

"En este gran día, yo os digo que, con vuestra elección y vuestra voluntad, soy el presidente de todos los egipcios", ha declarado Mursi en un discurso televisado desde la sede de la televisión pública en El Cairo.

"No caben un lenguaje de enfrentamiento, ni las acusaciones de traición (...). Os invito a fortalecer nuestra unidad", ha agregado. En ese sentido, se ha referido expresamente a los musulmanes, mayoría en Egipto, y a los cristianos coptos. "Todos nosotros, cristianos y musulmanes, somos el origen de la civilización y afrontaremos juntos cualquier conspiración que pretenda dividir", ha advertido.

En cuanto a la política internacional de su mandato, Mursi ha asegurado que respetará todos los acuerdos y compromisos internacionales adquiridos por los anteriores gobierno, una referencia velada al acuerdo de paz firmado entre Israel y Egipto en 1979.

"Cumpliremos con los tratados y acuerdos internacionales y mantendremos unas relaciones internacionales equilibradas basadas en los intereses mutuos y en el respeto", ha asegurado. "Venimos en paz", ha apostillado.

Sin embargo, ha advertido de que no tolerarán ninguna violación de la soberanía egipcia ni ingerencia de ningún tipo. "No permitiremos ninguna intervención en nuestros asuntos internos (...). Que todo el mundo sepa que las decisiones de Egipto vienen de dentro, de la voluntad de su pueblo", ha indicado.

"Egipto está capacitado para defenderse a sí mismo de cualquier agresión extranjera y protegerá a los egipcios en cualquier parte del mundo", ha añadido.

En el discurso han abundado las referencias a la revolución y sus mártires. "Quiero renovar mi compromiso para con las familias de las víctimas. Su sangre derramada no será en vano", ha señalado, al tiempo que ha recordado igualmente a los heridos durante la represión de la revuelta contra el presidente Hosni Mubarak.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha