eldiario.es

Menú

El Diputado del Común recibió 1.217 quejas en 2011

SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Diputado del Común recibió el pasado año un total de 1.217 quejas, de las que 824 fueron admitidas y 168 fueron remitidas al Defensor del Pueblo por responder a incidencias de ámbito estatal.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 (EUROPA PRESS)

El Diputado del Común recibió el pasado año un total de 1.217 quejas, de las que 824 fueron admitidas y 168 fueron remitidas al Defensor del Pueblo por responder a incidencias de ámbito estatal.

Así se desprende de la memoria de 2011 del Diputado del Común, que fue entregada por primera vez por su nuevo responsable, Jerónimo Saavedra, al presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro.

Jerónimo Saavedra, que ha tenido que elaborar su informe en base a la gestión de su antecesor, Manuel Alcaide, ha explicado ante los medios que la mayoría de las quejas presentadas responden a problemas relacionados con la administración de justicia, vivienda, medio ambiente, actividades clasificadas, aplicación de la ley de dependencia y cobro de tasas.

Entre las quejas también destacan las relacionadas con la sanidad, sobre todo con las listas de espera, y con la situación de los menores. En este sentido, Saavedra ha adelantado su propósito de dirigirse al Parlamento y a los Cabildos para dar a conocer la inexistencia de plazas para personas con discapacidad intelectual grave que presentan una personalidad agresiva, pues en el archipiélago "existen sitios donde no les quieren acoger".

Respecto al ejercicio 2012, el Diputado del Común ha registrado un "notable" incremento del número de quejas, pues en lo que va de año ya se han presentado alrededor de 700. Esto hace pensar a Jerónimo Saavedra que si se mantiene este ritmo, se superarán los datos de 2011, sobre todo por la actual situación de crisis.

De cara a los próximos años, Saavedra ha dicho que su objetivo es incrementar la eficiencia de la Diputación del Común, así como la de sus trabajadores. Así, uno de sus propósitos es lograr que quienes llevan años trabajando en esta entidad dejen de llamarse asesores y pasen a conocerse como letrados del Diputado del Común.

Respecto a la propuesta del Partido Popular de suprimir esta institución, ha dicho que la situación de crisis y los movimientos sociales como el 15M "están pidiendo fórmulas de participación que enriquezcan y aproximen la vida política al ciudadano", y ha hecho hincapié en que tanto el Diputado del Común como el Defensor del Pueblo son "instituciones y vehículos para mejorar y perfeccionar la democracia".

Saavedra ha recordado también que ya se han tomado medidas que han permitido ahorrar 130.000 euros en concepto de alquiler de la institución de la Diputación, y ha querido dejar claro que si ha aumentado el número de quejas es señal de que el Diputado del Común es necesario para "mantener una vía democrática que no se reduzca a la formalización del voto cada cuatro años".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha