eldiario.es

Menú

El Gobierno no hace autocrítica sobre la crisis de las microalgas y culpa de la alarma a oposición, redes y medios

La oposición recuerda que el Ejecutivo regional tardó más de un mes en informar sobre la aparición de las cianobacterias y denuncia que se han ocultado datos

Reverón (PP):"Miren donde está la puerta de salida, porque saldrán, más tarde o más temprano, pero saldrán"

Rodríguez (NC):" Si no son capaces de nada, marchénse o presenten una cuestión de confianza y ya veremos si se mantienen"

Hernández (PSOE): "La falta de información del Gobierno ha hecho que proliferen los bulos"

Déniz (Podemos): "Se ha descubierto la política cianobacteriana en la que aflora la incompetencia del Gobierno cuando se enfrenta a una crisis"

- PUBLICIDAD -
El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, y la consejera de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, comparecieron en la comisión parlamentaria sobre las microalgas. EFE/Ramón de la Rocha

El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, y la consejera de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, comparecieron en la comisión parlamentaria sobre las microalgas. EFE/Ramón de la Rocha

Los consejeros de Sanidad, José Manuel Baltar, y de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, han seguido el guión establecido de no asumir ninguna responsabilidad en la alarma social sufrida desde el mes de junio con el afloramiento de las cianobacterias que han invadido las costas canarias, reafirmándose en que el gabinete hizo "lo correcto en todo momento" y culpabilizando a los medios de comunicación, redes sociales, ciudadanos y políticos de la oposición de "dedicarse a desinformar".

De nada valió que las socialistas Patricia Hernández y Nayra Alemán demostraran que se tardó más de un mes en que desde el Gobierno se remitiera información y directrices a los ayuntamientos y a la ciudadanía, o que el líder de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, insistiera en que "no han sabido dirigir la crisis y no han estado a la altura" ni que los conservadores Zacarías Gómez y Luz Reverón blandiesen que "se ha ocultado información" y que "esta macro crisis la ha gestionado un micro gobierno".

Hasta el diputado de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) Jesús Ramos, un grupo que tradicionalmente se alinea con el Ejecutivo en minoría que preside el nacionalista Fernando Clavijo se desmarcó acusando al gabinete de haber sido "poco diligente" y que la única información recibida llegó un mes tarde y a requerimiento del Ayuntamiento de Valle Gran Rey y no de motu proprio por parte del Ejecutivo.

En todos los casos, las respuestas de Baltar y Barreto fueron del mismo signo y se resumen en la frase del propio consejero de Sanidad de que "una mentira cien veces repetida no se convierte en verdad".

La sombra de la reprobación

La falta de asunción de responsabilidades y fallos en la gestión y la crisis de las cianobacterias causó indignación en la totalidad de los portavoces de la oposición, y varios de ellos en los pasillos del Parlamento no descartaban la posibilidad de reprobar a ambos consejeros en próximas sesiones plenarias si el Ejecutivo se mantiene inamovible en sus tesis de que no ha habido nada incorrecto en su forma de abordar el problema de las microalgas durante los meses de verano.

Baltar:"Las medidas han sido adecuadas y proporcionadas al riesgo, las mismas que se aplican en todos países y han sido dictadas por la OMS"

Por lo pronto, Baltar y Barreto se llevaron tres mensajes al respecto. El primero, del líder de NC cuando dijo que "si no son capaces de nada, márchense o presenten una cuestión de confianza y ya veremos si se mantienen". Y el segundo, de la conservadora Reverón cuando se dirigió a ambos para aconsejarles que "miren donde está la puerta de salida, porque saldrán, más tarde o más temprano, pero saldrán".

Previamente, Gómez, también del Grupo Popular, había advertido a Baltar y Barreto que "van a salir quemados" del Parlamento, pues "antes que depurar aguas hay que depurar las responsabilidades en el Gobierno". Con todo, brindó al gabinete "darle un tiempo prudencial para solucionar los problemas derivados" de los vertidos ilegales en las costas canarias pues de lo contrario "seremos nosotros los que denunciemos ante la Fiscalía de Medioambiente".

"Hostilidad política"

Todos y cada uno de los planteamientos de los portavoces de la oposición fueron negados por los consejeros, que incluso llegaron a asegurar, impulsados por la nacionalista Elena Luis ("parte de la clase política y de los medios de información buscan generar alarma y debilitar al  Gobierno en solitario"), que todo formaba parte de una táctica para desgastar al Ejecutivo en minoría.

"No solo lo de la crisis de las microalgas, hasta que acabe la Legislatura todo lo que haga el Gobierno se pondrá en cuestión, y es lógico que la gente esté confundida, porque muchos responsables públicos se han dedicado a desinformar y la hostilidad política de lo que llaman hacer oposición seria contribuir al descrédito de la clase política", arremetió la responsable de Política Territorial.

Barreto: "Muchos responsables públicos se han dedicado a desinformar y la hostilidad política de lo que llaman hacer oposición seria contribuye al descrédito" 

Rodríguez replicó a Barreto que "este es un Gobierno mediocre que no asume su responsabilidad y se la endosa a todos las demás", y Baltar insistió en que "nunca hemos maquillado nada, y la información se ofreció directamente por los técnicos y científicos", siendo "el uso de las redes sociales y los medios de comunicación" los que contribuyeron a una alarma injustificada porque "la salud de los canarios está asegurada".

"Este Gobierno se desgasta solo, no necesita nuestra ayuda", dijo la socialista Alemán.

"Las medidas han sido adecuadas y proporcionadas al riesgo, las mismas que se aplican en todos países y han sido dictadas por la OMS", afirmó el consejero de Sanidad, mientras que Barreto insistía en que "siempre hemos informado lo mismo, otra cosa es cómo algunos lo han difundido".

"Política cianobacteriana"

“La falta de información del Gobierno ha hecho que proliferen los bulos, tanto como la rotundidad de ciertas informaciones sobre la nula relación de las cianobacterias con los vertidos sin disponer de un estudio que las sustente”, replicó Hernández a las afirmaciones del consejero de Sanidad, mientras que Noemí Santana (Podemos) insistió en que "la desfachatez política del Gobierno ha tropezado con la calle y se han dado de bruces con la realidad" y el conservador Gómez acusó al gabinete de haber "maquillado y ocultado deliberadamente la información a la ciudadanía, hasta el punto de que han venido al Parlamento a rastras".

"Se ha descubierto la política cianobacteriana en la que aflora la incompetencia del Gobierno cuando se enfrenta a una crisis", certificó Francisco Déniz, diputado de Podemos.

“¿Por qué transcurre un mes entero desde que aparecen las microalgas hasta que los ayuntamientos de Tenerife reciben las primeras indicaciones? ¿Por qué vuelve a pasar otro mes, ya con las manchas en las costas de Gran Canaria, y no es hasta el 28 de agosto cuando se envían las instrucciones a los ayuntamientos?, inquirió la presidenta del Grupo Socialista. Y Baltar ("desde el 24 de junio, la viceconsejera de Medio Ambiente informa de la aparición de microalgas  y el 25 se envía un comunicado al 112") y Barreto ("las recomendaciones  no llegaron tarde, se enviaron el 25 de junio a los ayuntamientos afectados") lo negaron.

Y tampoco asumieron responsabilidades en por qué no se prohibió el baño en las playas afectadas o no se aclaró a los ayuntamientos las banderas que debían colocar en las costas ni se avisó a las autoridades locales de las consecuencias para la salud.

Los vertidos hoy no tocan

Es más, Baltar insistió en que "nunca ha habido un problema que afecte a la salud pública" y que "es el propio municipio, y no el Gobierno el que se encarga de izar la bandera roja o la que corresponda, no somos responsables de eso"

Y sobre la posibilidad de que el afloramiento de cianobacterias y su permanencia en las costas esté relacionada con los vertidos, la consejera de Política Territorial, pese a las críticas de la oposición, zanjó el debate de forma rápida: "Para hablar de vertidos he pedido yo una comparecencia en próximo pleno, así que no debe ser tan preocupante para la oposición porque la convocatoria de hoy es para analizar la afección del afloramiento de microalgas en el medioambiente marino. Así que hablaré de vertidos cuando toque".

Por tanto, el debate político y parlamentario sobre las cianobacterias no ha concluido este jueves. Habrá que esperar al segundo asalto durante el pleno que la Cámara celebrará la próxima semana. Incluso al tercer asalto si la oposición logra unirse para pedir la reprobación de Baltar y Barreto durante el mes de noviembre. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha