eldiario.es

9

Luis Alejos

Sociólogo y pensionista

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 10

Sinrazones de una huelga general sobre las pensiones

La realidad siempre es compleja. El mismo argumento no sirve para explicar dos realidades distintas. Antes o después el planteamiento falla. Es el caso de la  huelga general promovida en Euskadi y Navarra por la corriente de pensionistas vinculada a la izquierda abertzale. Comenzó a gestarse con un gobierno monocolor, que reiteradamente incumplió sus promesas en materia de pensiones. Se llevará a cabo mucho después, recién constituido un gobierno de coalición que integra a responsables políticos favorables al movimiento de pensionistas.

En el nuevo gobierno hay una cartera específica para gestionar la Seguridad Social, significa reconocer la relevancia del Sistema Público de Pensiones.  En la primera reunión ministerial se ha decidido revalorizar las pensiones en función de la subida de los precios. Supone no volver a perder poder adquisitivo.  Mientras se anuncian otras medidas que repercutirán en la mejora de las pensiones públicas, entre ellas la nueva subida del SMI,  persiste el redoble de tambores de una huelga que va en dirección contraria a la realidad. La cuestión es saber si el análisis de la realidad referente a la huelga fallaba antes, falla ahora o ha sido falso siempre. 

Seguir leyendo »

Acontecimientos políticos que afectan al movimiento de pensionistas

La Marcha a Madrid, la concentración de plataformas COESPE en el Congreso de Diputados, las recientes manifestaciones en Euskadi y Navarra, mantienen el pulso de las movilizaciones. El inesperado anuncio de un probable gobierno de coalición, capaz de resolver el dilema de la gobernabilidad, crea expectativas de progreso social. En vísperas del segundo aniversario del nacimiento del movimiento de pensionistas, posicionamientos políticos ajenos a la causa de las pensiones rompen los consensos sobre los que se cimenta el trabajo unitario. 

Al volver de Madrid el 16 de octubre, el alcalde de Rota homenajea a la gente que participó en la columna del sur, mientras el pleno de la corporación municipal pide que se les conceda la Medalla de Andalucía. Esta marcha fue 200 km más larga que la del norte, supuso mayor esfuerzo y tuvo mayor mérito. Quienes integraron la columna del norte fueron recibidos en las concentraciones de Bilbao, Barakaldo o Eibar con aplausos de gratitud. No hubo ningún reconocimiento institucional, tampoco se pidió. 

Seguir leyendo »

Crónica final de la marcha de las pensiones: "No ha sido una excursión del Imserso"

La entrada de las Columnas Norte y Sur a la Puerta del Sol adquiere resonancia mediática y adhesión popular. Pasará a la historia del movimiento de pensionistas como uno de sus hitos más destacados. Del mismo modo, la convocatoria promovida por COESPE al día siguiente,  constituye una prueba definitiva de su capacidad de movilización e interlocución. Son hechos relevantes que incidirán en la campaña electoral y en las urnas el 10 de noviembre.        

Etapa 23: Alcobendas - Fuencarral - Madrid

Seguir leyendo »

Crónica de la Marcha de las Pensiones IV

Pasar de Segovia a Madrid supone cambiar de comu‐ nidad y de paisaje. El entorno es montaraz en la Sierra Norte, el roquero granítico aparece en La Cabrera, sin apenas transición se entra en un espacio por completo urbano. Se acaban los núcleos rurales, llegan las grandes aglomeraciones, preludio de la gran urbe. 

No disponiendo de local adecuado para pernoctar todo el equipo, media columna vuelve a dormir a Cerezo de Abajo, el resto lo hará en Buitrago de Lozoya. Sin problema. Ambos grupos se reencuentran al ama‐ necer en Somosierra. El cielo está cubierto, sin que amenace lluvia. Son nubes matinales enganchadas a las cumbres, entre las que destaca el Pico Tres Pro‐ vincias. Van con la columna bomberos forestales de la Comunidad de Madrid. Reclaman la integración en el servicio de bomberos y ejercen de guías de la marcha. 

Seguir leyendo »

Crónica de la Marcha de las Pensiones (III)

En una marcha tan larga, incluso en la meseta varía la configuración del terreno. Cambian los cultivos, de los campos de girasoles se pasa a los viñedos, después llegan encinares y paisajes de montaña. En este caso, un elemento inalterable es el pronostico meteorológico. Los días soleados son una constante favorable. Unamuno describió esa Castilla en estos y otros versos: Tierra nervuda, enjuta, despejada, madre de corazones y de brazos, toma el presente en ti viejos colores del noble antaño. 

Saliendo de Aranda por un tramo de la N-1 que sobre‐ vivió a la autovía, un coche de la Guardia Civil hace de guía hasta más allá de Milagros, donde se cruza el Río Riaza. Cuando la carretera se estrecha y pierde el fir‐ me, pasando a convertirse en camino rural, se avanza al borde de un cauce seco, hasta cruzar la raya entre Burgos y Segovia. Cuando retorna el asfalto, conforme indica su nombre, se sube a Honrubia de la Cuesta. 

Seguir leyendo »

Crónica de la Marcha de las Pensiones (II)

El 1° de octubre, dedicado a las personas mayores, la Columna del Norte arranca de Burgos a las 8 de la mañana, mientras clarea el día. Será una jornada singular, con enseñanzas sobre el territorio que llevan a rememorar emotivas frases de Miguel Delibes: "Si el cielo de Castilla es tan alto, es porque lo levantaron los campesinos de tanto mirarlo". 

Ha sido preciso ir a la policía a denunciar un intento de extorsión. En las redes sociales circulaba un número de cuenta para aportar fondos a la Marcha de las Pensiones. A través de la prensa se advierte de que ninguna de las dos columnas solicita ayudas económicas mediante cuenta bancaria, aunque sí se admiten aportaciones en especie que vienen del comercio local o a través de las propias asociaciones de pensionistas. Por este cauce llega cecina de León, quesadas de Cantabria, fabes y sidrina de Asturias. 

Seguir leyendo »

Semblanzas de la Marcha de las Pensiones

En las concentraciones de Euskadi se ha dicho, haciéndose oportuno eco la prensa, que resolver la problemática de las pensiones requiere cruzar el Ebro. Tal metáfora significa que lograr pensiones dignas, desde ahora y para siempre, implica ir a reclamar al centro del poder político y económico. 

Dicha consigna se hizo realidad el viernes 27 de septiembre, cuando la Columna del Norte, denominada así para diferenciarla de la Columna del Sur, procedente de Rota, sale de Miranda de Ebro con destino a Pancorbo. Era la quinta etapa de la Marcha de las Pensiones entre Bilbao y Madrid. La caminata comenzó el lunes 23 rodeada de expectación e incertidumbre. 

Seguir leyendo »

La Marcha de las Pensiones, réplica al desgobierno

La inestabilidad política ha desembocado en situación de desgobierno, provocando una crisis institucional que a nivel retributivo afecta de forma directa a 15 millones de personas con sus respectivas familias. A los 9 millones de pensionistas hay que añadir funcionarios estatales, perceptores del seguro de desempleo, SMI y ayudas sociales.  Pedro Sánchez no ha cumplido los compromisos adquiridos en materia de pensiones. Sin la revalorización en función del IPC, el próximo año volverán a estar congeladas con el funesto 0,25% heredado del Gobierno de Rajoy. La convocatoria de nuevas elecciones prolonga la espera, intensificando el desconcierto sus imprevisibles resultados. La repulsa del colectivo de pensionistas al irresponsable  comportamiento de la clase política se expresa en la Marcha de las Pensiones, que partiendo de Rota y de Bilbao llegará a Madrid el 15 de octubre.

La inquietud por el porvenir de las pensiones no frena la combatividad, al contrario, intensifica y diversifica las movilizaciones en un otoño crucial para el devenir político. La vuelta a las urnas puede suponer un avance o un retroceso en materia de bienestar social. El movimiento de pensionistas volverá a ejercer de agente de cambio y grupo de presión, incidiendo a través de sus acciones en los programas de los partidos y en los planes de cualquier gobierno.

Seguir leyendo »

El dilema del desgobierno y las pensiones

Por cortesía parlamentaria, la oposición concede al nuevo gobierno 100 días de tregua antes de iniciar la ofensiva política. Pedro Sánchez, candidato oficial a presidir el próximo ejecutivo, se ha otorgado a sí mismo un plazo ilimitado, aparcando tareas y compromisos pendientes, dando sensación de desgobierno. Es el caso de la derogación del índice de revalorización de las pensiones, el denostado 0,25% que, sacando a los pensionistas a la calle, se convirtió en factor clave en la caída del gobierno de Mariano Rajoy.

La noche del 28 de abril los militantes del PSOE gritaron: “Con Ribera, no”. Dos meses después, cuando Sánchez decidió por fin iniciar contactos para formar gobierno, la CEOE y otros poderes en la sombra advirtieron: “Con Iglesias, no”. Puede que esa frase refleje la causa determinante del desencuentro entre PSOE y Unidas Podemos. La gran patronal lo vuelve a dejar claro tras la última entrevista con Sánchez. Quieren un gobierno que aporte “estabilidad y moderación”. Es su manera de seguir rechazando con contundencia la alternativa de gobierno con UP.

Seguir leyendo »

El activismo político del movimiento de pensionistas

Cualquier conflicto social tiene carácter político. Sin embargo, cuando se mira la política de forma despectiva, la reacción es negarlo. Visto desde la política profesional pasa lo contrario, se tiende a descalificar los conflictos sociales catalogándolos de políticos. En ambos casos, negando o rechazando la realidad, que siempre es política, se cuestiona su validez como cauce reivindicativo. Para zanjar el dilema basta separar, diferenciar, la política social de la política partidista. Analicemos ambos aspectos desde la perspectiva del movimiento de pensionistas.

El conflicto surge en Barakaldo y Bilbao el 15 de enero de 2018, de forma espontánea y simultánea, mediante convocatoria anónima. Desde la primera concentración ante los respectivos ayuntamientos, el término política se convirtió en una expresión proscrita, junto a sindicatos y partidos. Hacer una referencia en ese sentido, salvo que fuese para descalificar o desautorizar, acarreaba un sonoro abucheo. Entretanto, desde la dirección de algunos partidos, se intentó desautorizar a quienes coordinan las movilizaciones, recordando su trayectoria política. Como si fuese normal llegar al activismo social sin pasado militante.

Seguir leyendo »