Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de elDiario.es/Euskadi. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Tiempos convulsos, cambio de era

Pello Otxandiano

0

Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de elDiario.es/Euskadi. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Vivimos tiempos convulsos, en pleno cambio de era. El ascenso de la extrema derecha manifestado en las elecciones europeas es fruto de la consecuencia de largos años de políticas neoliberales incapaces de dar respuesta a las necesidades sociales. Y en este contexto arranca la XIII legislatura en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Afortunadamente, en estos tres territorios vivimos una realidad institucional y política casi excepcional a nivel mundial, ya que el Parlamento nacido de las urnas el 21 de abril es mayoritariamente progresista y de izquierdas y cuenta con una pronunciada mayoría favorable a un valor tan básico e igualitarista como es la soberanía. Además, este país cuenta con el saber hacer y la experiencia acumulada, ya que en la segunda mitad del siglo XX fue capaz de ponerse en pie y llevar a cabo una transformación nacional. Nosotras y nosotros estamos convencidos de que en este momento histórico también es necesaria una transformación nacional. Contamos, por lo tanto, con las condiciones objetivas suficientes para articular una respuesta a escala, para desde esta parte del país, hacer frente a los retos de época y las amenazas: para abordar una nueva transformación nacional.

Más allá de lógicas partidistas, existen dos corrientes transformadoras arraigadas en el país que son los pilares sobre los que habría que construir la transformación nacional que venimos a defender. Por un lado, que este pueblo tiene una identidad nacional propia. Somos una nación y eso debe ser un punto de encuentro para el nuevo marco jurídico-político que tenemos que construir. Por otro, que existe el amplio consenso de que hay que dejar atrás las políticas neoliberales: que necesitamos un sector público fuerte para definir el modelo social y económico para la próxima década.

Por eso hoy humildemente creemos que son tres los ejes por los cuales se debería conformar la mencionada transformación nacional. En primer lugar, un diagnóstico sincero sobre la situación del país, el cual nos lleva a concluir la necesidad de la citada transformación nacional. En segundo lugar, un proyecto de país capaz de marcar el rumbo para la próxima década, con la definición de los retos de país que corresponden y la aprobación de un nuevo estatus político. En tercer lugar, una gobernabilidad del siglo XXI, innovadora y feminista, que necesariamente profundice en la participación democrática. En definitiva, un proyecto de país compartido y el nuevo modelo de gobernanza necesario para su desarrollo.