eldiario.es

Menú

NC y PSOE arremeten contra Cardona por el “pufo” que deja el centro deportivo de La Cícer

El concejal socialista Alfonso Campoamor anima al alcalde a poner más empeño en controlar lo que se está haciendo en la obra de la playa de Las Canteras

El edil de NC Pedro Quevedo denuncia la “irresponsabilidad y el electoralismo” practicado por el grupo de gobierno del PP

- PUBLICIDAD -
Obras del Centro Deportivo de La Cícer.(Cirenia Vico).

Obras del Centro Deportivo de La Cícer.(Cirenia Vico).

El concejal del Partido Socialista (PSC-PSOE) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Alfonso Campoamor, ha acusado al gobierno local del Partido Popular (PP) de no ejercer un control eficaz sobre la obra de construcción del nuevo centro deportivo y de ocio de La Cícer, de propiedad municipal, tras conocer que varias empresas canarias demandan el pago de más de 500.000 euros por trabajos que han realizado y no han sido abonados nueve meses después.

En el mismo sentido se expresa el edil de Nueva Canarias (NC) Pedro Quevedo, que denuncia la “irresponsabilidad y el electoralismo” practicado por el grupo de gobierno del alcalde, Juan José Cardona, y lamenta en un comunicado que se haya destapado un “nuevo gazapo en un proyecto que debe ser emblemático”.

Campoamor recuerda que una de las dos empresas que formaba parte de la sociedad concesionaria Go Fit, a la que el PP adjudicó la construcción y explotación de las piscinas de La Cícer, se ha declarado en concurso de acreedores y ha dejado a seis empresas canarias una deuda de 546.000 euros.

Aunque reconoce que se trata de un problema entre empresas, Campoamor recalca que dicho conflicto deriva de una obra encargada por el Ayuntamiento y que se edifica en suelo municipal, por lo que “nos parece inadmisible que el alcalde Juan José Cardona mire para otro lado mientras la obra de La Cícer deja un pufo de más de 500.000 euros a estas empresas canarias”. “Muchas de las cuales se quedan tocadas de muerte si no cobran en breve lo que se les adeuda”, apostilla.

Campoamor recuerda que el grupo municipal socialista denunció los “graves errores” que contenía el pliego de condiciones del concurso convocado por el PP para adjudicar la obra de las piscinas de La Cícer, e incluso se recurrió la adjudicación por entender que incurría en varios defectos. “De aquellos polvos vienen estos lodos”, puntualiza el concejal, quien manifiesta que “se nos acusó de buscar una excusa para no retomar la obra de La Cícer y de obstaculizar la terminación de las piscinas”. Algo que, asegura, que es falso.

Tras la denuncia de los empresarios canarios, considera demostrado que “las cosas no se han hecho bien y que Cardona, por puro afán electoralista, ha metido prisa a todo el proceso para poder inaugurar una obra antes de las elecciones locales. Ahora es cuando se empiezan a ver las consecuencias de esas prisas del PP”.

El concejal socialista anima al PP a poner más empeño en controlar lo que se está haciendo en La Cícer y reclama, además, que se exija mayor claridad a la organización interna de la concesionaria Go Fit, participada por las empresas Ingesport y Antalsis, esta última en concurso de acreedores.

Asimismo, confía en que Cardona “se tome en serio este asunto de La Cícer” y “sobre todo, que el Ayuntamiento no se vea salpicado por posibles demandas judiciales de los empresarios canarios que quieren cobrar lo que se les debe”.

“Mirar para otro lado”

Quevedo opina de forma semejante y fija las “prisas motivadas por intereses electoralistas” de Cardona y el PP, como el motivo de que el grupo de gobierno haya mirado “para otro lado” mientras en La Cícer se ha trabajado de “forma irresponsable, sin intervenir” en la adjudicación para evaluar las consecuencias de la suspensión de pagos decretada por Antalsis.

El concejal nacionalista señala que las obras han estado comprometidas desde el inicio del mandato, además de ser denunciadas por los nacionalistas por “ocultar” información sobre la existencia de problemas de salud pública relacionados con los residuos.

Tras recalcar que un Ayuntamiento no debe inmiscuirse en la situación de la UTE adjudicataria de esta obra pública, cuando se producen “problemas serios que cuestionan el funcionamiento de la misma”, Quevedo considera que el PP tenía la “obligación de intervenir para “constatar que existen las garantías suficientes”. Algo que “no se ha dado”, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha