eldiario.es

Menú

Unos 100.000 canarios se sienten víctimas de acoso laboral, cifra que aumenta un 43% con la crisis

MADRID

"Una sentencia no garantiza el final del 'moobing'", asegura Iñaki Piñuel

- PUBLICIDAD -

"Una sentencia no garantiza el final del 'moobing'", asegura Iñaki Piñuel

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 30 (EUROPA PRESS)

Unos 100.000 residentes en el archipiélago creen sufrir 'mobbing' o acoso psicológico en el trabajo, según los datos que este miércoles presentó en Tenerife el director del Barómetro Cisneros, Iñaki Piñuel, en un acto con motivo de la aprobación de la nueva regulación del Código Penal.

Piñuel detalló en rueda de prensa que la cifra sale de una extrapolación de los datos a nivel nacional que desvelan que más de 2,5 millones de personas creen padecer acoso, cifra que ha aumentado a raíz de la crisis económica en los últimos tres años un 43 por ciento. Recordó que se trata de un "continuado y deliberado maltrato verbal o modal que recibe un trabajador de otro/s, con vistas a reducirlo, someterlo, apocarlo, amilanarlo o destruirlo psicológicamente y que consiste en comportamientos de hostigamiento frecuentes, recurrentes y sistemáticos contra el".

Detalló el experto que no se trata de una acción "subjetiva" sino que se trata de conductas "frecuentes y sistemáticas". Expuso que suele finalizar con la salida del empleado en las empresas públicas o de una situación que se prolonga en el tiempo en la administración pública.

El profesor también informó de la tasa en España que alcanza el 13,2 por ciento, cifra que definió como "enorme". Añadió que el 70 por ciento de los casos detectados ha comenzado este año, hecho que vinculó con la crisis económica.

Por su parte la presidenta de la Asociación Canaria contra el Mobbing, Carlota Rodríguez Montero, recordó que desde un informe datado en 2004 y elaborado por el Gobierno regional en las islas "no se ha hecho nada". En aquel año la tasa de acosados en el trabajaba alcanzaba el 17 por ciento. "No se trata de una enfermedad, sino un delito", aseguró.

Rodríguez recordó que la legislación a través de la vía Penal sufrió un impulso gracias a la intervención del ex ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar. Aquí también quiso dejar claro que "perder" un procedimiento judicial no significa que no haya acoso.

MÁS HOMBRES

Como novedad también indicó Iñaki Piñuel que el número de hombres por primera vez supera al de mujeres. Piñuel relató que esto se debe a la Ley de Igualdad y cifró en un 10,7 por ciento la tasa en féminas y en un 15,8 la de varones.

Según afirmó, el acoso más predominante es el "descendente", es decir aquel ejercido de un superior a un subordinado, que alcanza el 64 por ciento. El "horizontal" alcanza el 18 por ciento; el "ascendente" el 12; y el ejercido por organizaciones externas el 6 por ciento. Puntualizó aquí que el nuevo Código Penal deja fuera estas últimas modalidades.

ACOSO MATERNAL

Piñuel también informó de que los niveles intermedios son los más afectados, mientras que los técnicos especializados los menos. Entre las causas, expuso que el 20 por ciento cree que se debe a un desequilibrio emocional del acosador, el 18 a la envidia o celos; y el 16 a la presión o estrés.

Asimismo señaló que unas 3.000 residentes en Canarias, 75.000 en todo el país, han sufrido presiones por quedarse embarazadas. Aquí matizó que el 16 por ciento de las mujeres se sienten acosadas "sólo por ser mujeres". Apostilló que el 60 por ciento de los empleados, tanto varones como féminas, creen que ser mujer es un factor de riesgo. 200.000 mujeres además sufren acoso "muy frecuentemente".

En cuanto a las acciones para combatir el moobing, el director del barómetro relató que el 53 por ciento de las empresas no cuenta con un protocolo de actuación y de las que lo tienen el 20 por ciento no lo aplican. "No llega al 1 por ciento los casos que son denunciados ante los tribunales", lamentó. La mitad de estos casos no termina el proceso judicial y de los que sí lo hacen la mitad son "estimatorios".

Por último subrayó que el 20 por ciento de las personas encuestadas cree que trabaja en un ambiente laboral psicológicamente tóxico y el 8 por ciento "tiene miedo de ir al puesto de trabajo". Expuso de igual forma que el 30 por ciento de personas duda de la estabilidad de su jefe y el 43,2 por ciento sienten que tienen que hacer cosas "contrarias" a su moral o ética.

Piñuel destacó que con la reforma del Código Penal supondrá un "cambio de mentalidad" e influirá positivamente en la prevención. Señaló que la judicialización de la cuestión es "mala" para las víctimas. Expuso que si bien la violencia física "va disminuyendo" se ha soterrado la psicológica y social "que es más lesiva".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha