eldiario.es

Menú

''La vía de la reducción del gasto está prácticamente agotada''

PAULINO RIVERO JUSTIFICA LAS NUEVAS MEDIDAS

"Los incumplimientos del PP nos obligan a subir los impuestos en Canarias", asegura Paulino Rivero.

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha acusado al Gobierno de Mariano Rajoy de "condenar a las administraciones canarias a tomar medidas que nos ayuden a garantizar las prestaciones que reciben los que menos tienen", en referencia a la subida de impuestos y la reducción del salario de los empleados públicos aprobadas el sábado en el Consejo de Gobierno celebrado en Santa Cruz de Tenerife, y ha lamentado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2012 "no nos ha dejado otra salida".

Rivero denuncia este domingo en su blog que el Partido Popular (PP) ha decidido "sacrificar" los servicios públicos al "recortar gravemente los recursos".

Al respecto, cifra el Presupuesto autonómico para 2012 en 6.700 millones de euros, de los que el 70% (4.600 millones) se destinan a servicios públicos esenciales y denuncia que el recorte llevado a cabo por el PP supone un déficit de 1.400 millones para cubrir la Sanidad, la Educación y las políticas sociales.

El líder de la Administración canaria insiste en que los PGE "nos colocan en una situación extremadamente delicada, con una brutal merma de ingresos". "La dimensión del recorte del PP hace que la capacidad de maniobra de las administraciones canarias para hacer frente a las obligaciones contraídas sea hoy en día tremendamente limitada", apostilla.

Asegura que el "nuevo sacrificio" planteado por la Administración regional al personal público con la reducción salarial se produce para "evitar despidos" y reivindica que "los incumplimientos del PP nos obligan a subir los impuestos en Canarias".

Asimismo, recuerda que desde el año 2008 Canarias ha ajustado el gasto de "forma muy significativa", reduciendo el número de consejerías, bajando los sueldos a los cargos públicos, disminuyendo el número de asesores, contrayendo el gasto corriente o, entre otras acciones, reorganizando el sector público empresarial. Un "enorme esfuerzo" que han permitido el sostenimiento de la calidad de los servicios públicos esenciales -Sanidad, Educación y las políticas sociales- "manteniéndolos a salvo de los efectos de una crisis profunda y feroz", manifiesta.

Reitera que el Archipiélago ha contabilizado hasta 2011 un ahorro de unos 2.280 millones de euros, de los que 1.255 millones corresponden al periodo 2008- 2010 y los restantes 1.025 millones al ejercicio de 2011. Señala la "especial relevancia" del ahorro en el gasto corriente, siendo las Islas la comunidad autónoma que más ha reducido este capítulo según datos del ministerio de Economía y Hacienda. Ha disminuido desde los 1.500 millones de euros presupuestados en 2008 hasta los poco más de 1.000 millones previstos para 2012, precisa.

También recuerda las medidas adoptadas en los primeros meses de 2012, como la reducción en arrendamientos, energía eléctrica, agua, comunicaciones, que generarán una nueva reducción en el gasto corriente por importe de 77 millones de euros, apunta.

"Castigo a Canarias"

Rivero denuncia que pese el "esfuerzo" llevado a cabo en el Archipiélago, el Gobierno central "ha castigado duramente a los canarios con un tratamiento injusto e injustificable en los Presupuestos Generales del Estado". "El Gobierno estatal ha hecho tabla rasa y ha impuesto el mismo objetivo de déficit y límite de deuda a todas las CCAA sin distinguir a las que se han esforzado", añade.

Asimismo, insiste en que no se cerrarán colegios ni hospitales, por lo que "tomaremos las medidas recaudatorias que sean necesarias para garantizar esos servicios". Lamenta que el retraso producido en la presentación de los PGE, que achaca a las elecciones andaluzas, ha provocado que "estos meses de 2012 los ajustes sean más duros y mayores los sacrificios de los afectados".

"Incumplimientos, los del PP, que hace que todas las medidas de ahorro, adelgazamiento de la maquinaria administrativa y ajustes deban completarse con esa subida de impuestos", lamenta.

Además, advierte de que "desgraciadamente" la capacidad de maniobra de la Comunidad Autónoma para seguir ajustando gastos "está al límite" y que "no podemos compensar la pérdida de otros 1.000 millones de euros sólo por esa vía". Motivo por el que afirma que el Gobierno del PP, sus reformas y ajustes "nos obligan a buscar otras fórmulas, a tomar otros caminos para cuadrar unas cuentas que salvaguarden la prestación de los servicios públicos esenciales y que nos permitan mantener abiertos hospitales y escuelas".

"Estando la vía de la reducción del gasto prácticamente agotada, no tenemos otra alternativa que actuar por la vía de los ingresos, aunque la medida sea dolorosa", reitera. Asegura que "esa es la única razón ?obligada- por que el Gobierno aprobó ayer determinadas modificaciones en el mapa fiscal del Archipiélago, que nos permitirán unos ingresos de 200 millones de euros, aproximadamente".

A esta reestructuración tributaria se añadirá también un mayor control del fraude fiscal y nuevas medidas de reorganización del sector público empresarial, "sacrificios que afectan a todos sin excepción", advierte Rivero, que concluye que "son sacrificios que debemos asumir en la convicción de que nos permitirán la continuidad de unas prestaciones sociales que el Gobierno central ha torpedeado gravemente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha