eldiario.es

Menú

Pepa sí; Manolo, no

EL CABILDO NO SE DA POR ALUDIDO

Las explicaciones dadas por el PP en el Cabildo para no aplicar la sentencia Nardy y mantenerse en sus trece de hacer la puñeta a la oposición fueron de lo más variadas y pintorescas. Que si un Ayuntamiento no es un Cabildo (los equipara la

- PUBLICIDAD -

Las explicaciones dadas por el PP en el Cabildo para no aplicar la sentencia Nardy y mantenerse en sus trece de hacer la puñeta a la oposición fueron de lo más variadas y pintorescas. Que si un Ayuntamiento no es un Cabildo (los equipara la Ley de Grandes Ciudades en muchas cosas), que si a ustedes lo que les pasa es que están más rascados que un piojo... Hasta que el gran Larry dio con la piedra filosofal: esta estrategia envolvente reclamando más transparencia es producto del pacto del Tinell, aquel que unió de mala manera al tripartito catalán para sacar un estatuto de máximos y luego venirse abajo con todo el equipo. Fue en ese instante de catalanización del vicepresidente tercero cuando se detectó una ruptura tácita de las reglas del juego impuestas por el PP: nada de hablar de temas que no sean de política insular. Larry se lanzó por las procelosas aguas de la política nacional e internacional, pero se abstuvo, eso sí, de volver a asegurar en el Cabildo de Gran Canaria que en un lugar de La Mancha de cuyo nombre ya nadie se acuerda hubo una vez una nave industrial con armas de destrucción masiva. Y una mochila. Y una cinta de la Orquesta Mondragón. Y un paquete de ácido bórico. Y un aparato de radio sintonizando CANARIAS AHORA.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha