eldiario.es

Menú

La Fiscalía pide 18 años de cárcel para un hombre que intentó matar a su expareja delante de su hija

El acusado tiene en sus antecedentes condenas anteriores por intento de homicidio, delito de lesiones y conducción bajo los efectos del alcohol.

- PUBLICIDAD -
Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

La fiscal de violencia de género ha mantenido este martes su petición de 18 años de prisión ante la Audiencia de Las Palmas para un hombre que quebrantó la orden de alejamiento de su expareja e intentó asesinarla delante de su hija y una amiga, a las que también agredió, en 2015 en Puerto del Rosario.

La fiscal Beatriz Sánchez ha considerado probado los hechos que imputa al acusado, quien el 22 de septiembre de 2015 se presentó armado con un cuchillo en una parada de guaguas de Puerto del Rosario, donde estaba su expareja, acompañada por su hija y una amiga, porque tenía miedo de ir sola, según ha afirmado la víctima.

El acusado, Francisco Borja O.S., tiene en sus antecedentes condenas anteriores por intento de homicidio, delito de lesiones y conducción bajo los efectos del alcohol.

En su interrogatorio, el procesado ha explicado al tribunal que el día de los hechos regresaba de las fiestas de La Peña, en las que había consumido alcohol y pastillas, y que está arrepentido de haber agredido a su expareja, aunque asegura que se "cegó" y que no recuerda bien "lo que pasó".

La víctima ha señalado que ella no apreció en modo alguno que el procesado estuviera bebido cuando llegó a la parada donde esperaba con su hija la guagua escolar para pedirle que retirara la denuncia por quebrantamiento de condena que le había interpuesto y sobre la que se iba a celebrar un juicio el día que sucedieron los hechos.

Según su expareja, el acusado estaba "nervioso" y discutieron, y cuando iba a llamar desde su móvil a la Policía, se lo quitó, lo tiró al suelo, empezó a darle patadas y a apuñalarla con el cuchillo, agresión que no cesó hasta que llegó otro hombre que se bajó de un coche y le salvó la vida, ya que recibió seis puñaladas, una de ellas en la yugular, según han explicado los peritos.

Francisco Broja O.S. alega que, tras la agresión, huyó a una playa e intentó suicidarse, hecho que no han considerado acreditado la acusación pública y la particular, ni tampoco que tuviera sus facultades afectadas o exista arrepentimiento, sino solo intención de que se le rebaje la condena.

La menor, que ahora tiene 11 años, que ha declarado por videoconferencia, ha relatado que el acusado le dijo que cuando acabara con su madre iba a empezar con ella y que vio cómo pegaba y acuchillaba a su madre.

La amiga de la víctima ha declarado tras un biombo y ha dicho que el acusado le "dio una piña" cuando trato de ayudar a su amiga, y otra testigo ha dicho también que vio llegar al acusado a la parada y cómo golpeaba y apuñalaba a la chica.

Por su parte, el hombre que impidió que Francisco Borja O.S. matara a su expareja ha señalado que al acercarse a él le esgrimió el cuchillo y también temió por su vida.

La fiscal solicita 18 años de prisión para el acusado, por entender que ha cometido un delito de tentativa de asesinato, dos de lesiones, uno de ellos ello en el ámbito familiar; uno de quebrantamiento de condena y una falta de amenazas.

La acusación particular considera los mismos delitos, si bien solicita que se aplique la pena más grave, por lo que reclama que se le impongan al acusado 19 años de prisión.

Las dos acusaciones consideran como agravantes la circunstancia mixta de parentesco y la reincidencia.

La defensa ha reclamado la libre absolución y pide que se tengan en cuenta como atenuantes el hecho de que había consumido drogas y su arrepentimiento y que, subsidiariamente, el tribunal aplique la condena que más beneficie al acusado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha