eldiario.es

Menú

Entrevista

“Satélites norteamericanos vigilan La Palma día y noche ante un posible tsunami”

El escritor y arqueólogo Hipólito Sánchez aborda en su última novela el cataclismo que provocaría el hipotético derrumbe del edificio volcánico de Cumbre Vieja. “En mis obras siempre hay una parte basada en datos reales y otra que es producto de mi imaginación”, asegura.

- PUBLICIDAD -
El escritor Hipólito Sánchez muestra un ejemplar de su última novela.

El escritor Hipólito Sánchez muestra un ejemplar de su última novela.

Como contador de historias siempre le ha interesado la desaparición de culturas y los desastres naturales. El escritor y arqueólogo Hipólito Sánchez (Madrid, 1969), licenciado en Prehistoria por la Universidad Complutense, aborda en su última novela, que lleva por título ‘Interitum Mundi. Cuando el mundo lloró por última vez’, el hipotético desplome del edificio volcánico de Cumbre Vieja, que originaría un “mega tsunami” que arrasaría la costa este de Estados Unidos. La trama argumental, ha explicado en una entrevista con La Palma Ahora, “tiene tintes apocalípticos; empieza en Canarias y se extiende por todo el mundo, reflejando los problemas de la sociedad moderna y del planeta”. En la obra aparecen catástrofes naturales, como seísmos y erupciones, y un virus demoledor que amenaza con diezmar la población de la Tierra. “En mi libro, una isla entera de Canarias, La Palma, se fragmenta y cae al mar”, explica Hipólito Sánchez, que reside en el Archipiélago y que, en la actualidad, vuelca toda su actividad literaria en Fuerteventura. ‘Interitum Mundi’ se presentará en La Palma en los próximos meses.

-¿Cómo surgió la idea de incluir el desplome volcánico de Cumbre Vieja en su última novela?

-Como escritor (contador de historias) que me considero, siempre me ha atraído la desaparición de culturas antiguas, así como la posibilidad de desastres naturales, de los que no estamos libres. Que el ser humano lleve más de cuatro millones de años en el planeta no quiere decir que no vayan a producirse terremotos y erupciones volcánicas. Los ha habido y los habrá.

-¿Cree en la teoría del derrumbe de la cordillera dorsal de La Palma y el posterior tsunami?

-Científicos británicos han confirmado la caída de una parte de La Palma. Puede que ocurra esta noche o bien dentro de 2.000 años. Pero ocurrir, ocurrirá, por desgracia. Además, satélites norteamericanos vigilan día y noche las islas Canarias y, en especial, La Palma, ante la posibilidad de un tsunami que arrasaría toda la costa este del continente americano. Dicen que las compañías de seguros han hecho un gran negocio con este tema. Las consecuencias serían catastróficas, pues el ‘mega tsunami’ entraría varios kilómetros tierra adentro.

-¿Es la primera vez que este hipotético cataclismo telúrico se aborda en la literatura?

-Tengo conocimiento de un autor norteamericano que ya ha trabajado este tema, pero, que yo sepa, somos de los pocos escritores que hemos abordado esta posibilidad.

-¿Qué encuentra el lector en su novela?

-En mi novela se dan cita diversos cataclismos para crear la tormenta climática ideal. Por un lado, el volcán de Yellowstone entra en erupción cada 580.000 años más o menos y ya lleva 620.000 años apagado. Si este volcán, el más grande del mundo, entrará en erupción, todo el cielo de EEUU se cubriría de ceniza e impediría que los rayos solares llegaran a la Tierra, provocando una nueva era glaciar. Por otro, una cepa de la desaparecida ‘gripe española’ se libera en mi novela en un laboratorio suizo, en el que se estaba estudiando su uso como arma biológica. También están presentes en el libro el tsunami provocado por la caída de parte de la isla de La Palma y el derretimiento de los polos, con la mezcla de agua dulce y salada de los océanos y mares, que afectaría a las corrientes marinas, con el consiguiente cambio de clima.

-¿Todo lo que narra es pura ficción o hay alguna pincelada de realidad?

-En mis novelas –‘Oportunity’, ‘Mi amigo Thomas’ e ‘Interitum Mundi’, las tres publicadas por Eride- siempre hay una parte basada en datos reales y otra que es producto de mi imaginación. Ojalá fuera ficción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha