eldiario.es

Menú

Adfilpa denuncia “marquesinas de guaguas" aún "inaccesibles” para el colectivo puestas en servicio por el Cabildo

La Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma dice que, una vez construidas las paradas, “no se ha pavimentado alrededor de ellas, con lo que se presentan como elementos aislados e inaccesibles para las personas con movilidad reducida”.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, unas de las marquesinas criticadas por la Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma. Foto: ADFILPA.

En la imagen, una de las marquesinas criticadas por la Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma. Foto: ADFILPA.

La Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma (Adfilpa), en un comunicado, señala que “desde el Cabildo de La Palma, durante los últimos meses, se han venido llevando a cabo la construcción de nuevas marquesinas de guaguas dentro de los recorridos establecidos para las líneas regulares” del servicio público del transporte colectivo por carretera. Sin embargo, asegura, “estas últimas” paradas de guaguas y “algunas otras construidas con anterioridad se han ido poniendo en servicio sin haberse terminado los trabajos necesarios para que puedan ser utilizadas por todos los usuarios, ya que si bien se ha construido la marquesina en sí, no se ha pavimentado alrededor de ellas, con lo que se presentan como elementos aislados e inaccesibles para las personas con movilidad reducida”.

Desde Adfilpa, añade, “no se entiende como se puede continuar poniendo en funcionamiento servicios e infraestructuras públicas sin que estén completamente terminadas y aptas para el uso de todos los ciudadanos y no sólo de una parte de ellos, o lo que es lo mismo, como se puede continuar discriminando a una parte de la sociedad y privarla de sus derechos, máxime partiendo esta discriminación desde la propia Administración Pública, cuando es ella quien tiene que velar por los derechos de todos los ciudadanos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha