eldiario.es

Menú

Diversidad y tolerancia en un Love Music Festival cargado de estrellas

Al término de las seis y media de la mañana de este domingo concluía la celebración de este evento, un macroconcierto que tuvo lugar en un recinto ubicado en el Puerto de Tazacorte.

- PUBLICIDAD -
Miguel Bosé durante su actuación en Tazacorte. Foto: CARLOS ACIEGO.

Miguel Bosé durante su actuación en Tazacorte. Foto: CARLOS ACIEGO.

Al término de las seis y media de la mañana de este domingo concluía la celebración del Love Music Festival, macroconcierto que tuvo lugar en un recinto ubicado en el Puerto de Tazacorte, informa la organización en una nota de prensa.

En un acto marcado por la elegancia del divo Bosé y por el acercamiento a los astros tanto de La Oreja de Van Gogh como de Amaral, los siete artistas participantes supieron animar a un público exigente, que requería lo mejor de lo mejor.

Por primera vez, un barco de la compañía Naviera Armas atracaba en la infraestructura bagañeta, demostrando así la validez de este emplazamiento como destino de rutas marítimas. Llegaba, pues, un navío procedente de Tenerife que importó a cientos de espectadores ansiosos por sumarse a la fiesta de la diversidad palmera.

Sobre las 18:00 horas, se abrían las puertas de acceso al recinto, por las que entraban numerosos fans listos para afrontar las doce horas de concierto. Poco después salían al escenario Sonia, Alba y Tamie, que derrocharon todo su arte musical ante un entregado público, que bailó y coreó al unísono sus principales éxitos.

Con más de 100.000 discos vendidos, las Sweet California se han convertido en todo un fenómeno musical en España. Vuelvo a ser la rara, Infatuated, This is the life o Vuelves se escucharon en el escenario bagañete.

Las sensaciones que se pudieron sentir entre el juvenil público eran las propias de este tipo de eventos, y es que muchos de los asistentes pudieron tener al alcance de sus ojos a este fenómeno de masas que abre una nueva etapa musical en la era millennial.

La siguiente en actuar fue la banda colombiana Morat, que puso el sabor del nuevo pop internacional en el Love Music Festival. Cómo Te Atreves, Cuánto Me Duele, Amor Con Hielo, Yo Contigo, Tú Conmigo, Aprender A Quererte, y muchos más éxitos fueron coreados por el público asistente.

Los integrantes de este grupo coral aseguraron sobre el escenario del Puerto de Tazacorte que “una de las cosas más hermosas que nos pasan es poder cantar en festivales con un público como el presente, que sabe cantar nuestras canciones”.

Quienes no podían decepcionar eran los integrantes de La Oreja de Van Gogh. La banda de San Sebastián desde el primer acorde se hizo con un público entregado a uno de los mejores directos del pop español. Y es que la formación vasca demostró por qué es uno de los mejores grupos del panorama musical latino, en una actuación en la que con un espectacular sonido, hicieron repaso por sus grandes éxitos que fueron coreados uno a uno por todos sus fans.

Actuación de la Oreja de Van Gogh en el Love Festival. Foto: CARLOS ACIEGO.

Actuación de la Oreja de Van Gogh en el Love Festival. Foto: CARLOS ACIEGO.

Actuación que tuvo su momento álgido cuando la vocalista, Leire Martínez, resaltó los valores del Love Music Festival: “Queremos reivindicar las igualdades, todas ellas, ya que no podemos dejar unas u otras de lado”. En eso momento sonaron los acordes del éxito No vales más que yo. “Por eso también decimos, no a la violencia machista -aireó Leire-, que por el hecho de ser mujer que nadie te pueda tratar con violencia, porque nadie es más que nadie”, dijo la cantante vasca, arrancando los aplausos unánimes del público.

También tuvieron agradecimientos para la organización del Love Music Festival y en especial para el personal del Gran Telescopio Canarias, al que el grupo vasco pudo acceder en la tarde del pasado jueves, y resaltando ante los miles de espectadores que en ese momento estaban en el recinto de espectáculos del Puerto de Tazacorte, lo maravilloso que es el cielo nocturno de La Palma y agradeciendo el poder haber estado “tan cerca de las estrellas”.

La elegancia y el arte de quien lleva muchos años pisando los escenarios, es lo que hace grande a Miguel Bosé; y así el Love Music Festival se vistió de gala en esta edición de 2017.

El público vibró con el espléndido sonido de un espectáculo en el que el artista español brilló cantando canciones de sus 40 años de trayectoria musical representados en su gira mundial Estaré.

Tras los primeros temas de toma de contacto con el público, Miguel Bosé felicitó la iniciativa del Love Festival y dijo que esta noche se celebra “la libertad de decidir a quién amamos y a quien no, esta noche amamos a todo el mundo”.

Entre las canciones que sus fans pudieron disfrutar en directo, estuvieron entre otros los temas que ya son parte de la historia del pop latino como Amiga, Como un lobo, Siempre en mi mente, Sevilla, Si tú no vuelves, Gulliver, Bambú, Amante bandido, Te amaré, Sereno, Duende, Nena y Aire soy, además de nuevas melodías como Estaré.

Potente directo el que ofreció Amaral en su participación en el Love Music Festival, poniendo en lo más alto al pop-rock español para el deleite de los amantes de la banda aragonesa a la que sin duda el tiempo sobre los escenarios le favorece.

Cuando el consumo de música es mayoritariamente por medios digitales, gozar en directo del derroche de energía y decibelios al más puro estilo rockero, es todo un lujo que los miles de asistentes a este festival por la igualdad y la tolerancia, tienen que agradecer.

Una impresionante Eva Amaral llenó con su presencia el amplio escenario del Puerto de Tazacorte, haciendo mérito de su gran voz y de esos reconocimientos obtenidos por parte de la crítica especializada que la considera la mejor voz femenina del momento en el panorama del rock español.

Tras un fundido en negro, el escenario se ilumina mostrando una impresionante Luna llena acompañada de cientos de estrellas dando paso al tema que da título del álbum Nocturnal, con el que la banda cosechó el éxito tras su lanzamiento en 2015.

La maestría a la guitarra de Juan Aguirre se mostraba absoluta en un directo que estremecía, y es que las notas musicales se desgranaban tema tras tema a la vez que el público, ya cómplice del espectáculo acústico y visual que estaba viviendo, no paraba de bailar y cantar, disfrutando un concierto que se recordará como de los mejores que ha vivido la isla.

Para dar el broche final a una noche repleta de acordes y sonidos varios, Carlos Jean y Brian Cross, dos de los DJs más cotizados del momento, brindaron lo mejor de sus repertorios ante un importante número de seguidores.

Carlos Jean fue el primero en saltar al escenario para ofrecer su amplio y variado repertorio de mezclas y ritmos eléctricos.

Tras casi 20 años en el mundo de la música, Jean expuso en el Love Music Festival sólidos argumentos de por qué es considerado en la actualidad como uno de los artistas de mayor relevancia en la industria musical española.

Sus poderosas mezclas hicieron que los amantes de la música disco bailaran al ritmo de los más diversos graves y agudos que nunca antes habían sonado con tanta maestría en La Palma.

Pero no terminaba ahí las más de seis horas de música vividas en Tazacorte. Faltaba por salir al escenario otro grande Dj de las discotecas internacionales: Brian Cross.

El creador del festival Amnesia Ibiza se entregó a su público ofreciendo una variedad de ritmos house y pop, acompañado con un espectáculo de luces estroboscópicas que recordaba a los mejores momentos de las discotecas ibizencas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha