eldiario.es

Menú

El Carnaval de la consolidación

- PUBLICIDAD -
José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife.

José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife.

Llegado el Domingo de Piñata, la ciudad despidió su Carnaval. Durante todo un mes, Santa Cruz ha vivido con intensidad un amplio programa festivo, donde se ha enlazado la actividad sobre el escenario, fundamentalmente el Recinto Ferial, con aquella otra que discurre por calles y plazas de nuestra capital. Nos referimos, en el primer caso, a una quincena de concursos y galas que dejaron muy buenas sensaciones, a cargo de ese amplio elenco de personas y grupos que integran el mayor movimiento social que tiene Santa Cruz. Luego, a lo largo de la última semana, ese espíritu alegre, desenfadado y abierto tan característico ha dominado la calle, sin más protagonista que el propio pueblo chicharrero.

A la hora del balance, muchas voces señalan este Carnaval como el de la consolidación, sin renunciar a la posibilidad de innovar e introducir mejoras. Los progresos logrados en participación, seguridad y dinamización, igual que el desempeño continuado de Fernando Ballesteros al frente de Fiestas, son aspectos que se coincide en valorar. Conforme al objetivo que nos habíamos trazado, la convocatoria de un segundo Carnaval de Día ha servido para afianzar la recuperación del jolgorio matinal y vespertino. En plena coexistencia con el festejo nocturno, que mantiene su vitalidad, la cita a plena luz del día propicia la confluencia familiar, con un público de todas las edades. Así nos lo han hecho ver muchísimas personas, encantadas de sus beneficios.

La seguridad es otro de los capítulos destacados en este balance. Tanto en su aplicación durante certámenes, actuaciones y desfiles como en la celebración callejera. Porque el talante que distingue a este pueblo, junto a los recursos aplicados en tareas de prevención y vigilancia, ayudan a mantener ese distintivo, convertido en emblema de nuestro Carnaval. Sin duda, se trata de un sello que aprecian quienes nos visitan, atraídos no solo por su creciente brillantez –pese a las limitaciones económicas– sino también por sus niveles de seguridad, en comparación con otros de naturaleza parecida. Se entiende así que crezca la afluencia de visitantes, de dentro y fuera de las islas y nacionalidades diversas.

Un tercer apartado sobresaliente tiene que ver con la dinamización económica, especialmente significativa en estos instantes, a tenor de los indicadores que se vienen registrando en Santa Cruz durante los últimos meses. La prolongación horaria lograda con la realización de esas dos ediciones del Carnaval de Día incrementa los ingresos en muchos pequeños y medianos negocios, sobre todo en la hostelería y la restauración, igual que en el comercio y el turismo.

Por segundo año consecutivo, la media de ocupación hotelera en la ciudad ha superado el 80 por ciento, según indican los propios empresarios del sector. Se trata de un síntoma más del auge que vive la capital y un acicate para incrementar la confianza empresarial y la generación de empleo.

En paralelo a la celebración del Carnaval que hoy dejamos atrás, con todos los beneficios referidos, continuamos en la gestión de otra serie de asuntos igualmente importantes para el municipio. En particular, aquellos que tiene que ver con la ejecución de infraestructuras en distintos puntos de Santa Cruz, muchas de ellas asociadas a los efectos de las lluvias torrenciales del 19 de octubre.

Desde entonces, la ardua labor emprendida, en colaboración con el Cabildo, ha permitido la redacción y valoración de proyectos, en contacto con los vecinos, y la asunción de recursos económicos para adjudicar y poner en marcha estas obras, igual que sucede con la rehabilitación y reposición de viviendas en diferentes barrios del municipio. Son los frutos del trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha