eldiario.es

Menú

Viajar Ahora Viajar Ahora

Tapas de morcilla, un Barrio Húmedo, Gaudí, vidrieras medievales y romanos: retazos de la ciudad de León

La capital leonesa da para mucho. Atesora historia, un patrimonio apabullante y uno de los mejores lugares de España para irse de vinos

- PUBLICIDAD -
Fachada de la Catedral de León.

Fachada de la Catedral de León.

Si quisiéramos empezar por el principio nos llegaríamos hasta la calle Ramón y Cajal o a Los Cubos para ver lo que a ojos profanos no es sino un trozo de las antiguas murallas de la ciudad. Pero esas piedras han visto pasar todos y cada uno de los días de la ciudad. Todos. Los primeros como modesto campamento militar de la Séptima Legión Geminia de la poderosa Roma y los que la consagraron como capital del Reino de León, germen de la España de nuestros días. Muchos días que han dado para mucho. Para tener lo que los expertos llaman la Capilla Sixtina del Románico; para tener uno de los mejores ejemplos del Gótico europeo; para ser una de las paradas más celebradas del Camino de Santiago; para albergar una de las más fastuosas obras del inmortal Gaudí; para presumir de ser una de las mejores ciudades españolas para salir de vinos y tapas…

Pero estábamos en aquellos principios modestos. Aún faltan siglos para los días de gloria. El campamento de legionarios fue convirtiéndose poco a poco en ciudad. Legio. Acuartelamiento impuesto por Roma para controlar a las díscolas gentes del norte y, a la vez, asegurar las vías de comunicación que extraen de Hispania los recursos minerales de Las Médulas, en el vecino Bierzo . La ciudad fue creciendo y también su papel. Y de ahí la importancia de la muralla que también se deja ver en los enormes sillares de la Torre de los Ponce (Dirección: Calle Bermudo III, 5) y en otros lugares como La Cripta de la Puerta Principalis (Dirección: Puerta del Obispo, sn), que nos baja al nivel del suelo durante aquellos años en los que León era un campamento militar. Si eres un amante de la civilización romana y quieres seguir explorando su huella en la ciudad puedes completar la información en l Centro de Interpretación del León Romano (Dirección: Plaza Puerta Castillo, sn; Tel: (+34) 987 878 238) o darte un empacho de historia en el fantástico Museo de León (Dirección: Plaza de San Marcos sn; Tel: (+34) 987 236 405; E-mail: museo.leon@jcyl.es) dónde hay mucho más que restos de aquella Legio del Imperio.

Rosetón de la Catedral de León.

Rosetón de la Catedral de León.

Pero la mejor clase de historia está en las calles. Calles que hablan de la grandeza del antiguo Reino de León y de la importancia de la que fue su capital. Calles que guardan tesoros como la Basílica de San Isidoro (Dirección: Plaza de San Isidoro, 4; Tel: (+34) 987 876 161; E-mail: museo@museosanisidoro.com). Aquí se enterraron los reyes y reinas de León durante siglos. En un mausoleo finamente decorado con la mejor muestra de pintura mural románica de Europa. Casi nada. Y a pocos pasos está la segunda de las grandes joyas artísticas de la capital leonesa: la Catedral de Santa María, famosa por su purista línea francesa y, sobre todo, por sus vidrieras. En la ‘Bella Leonesa’ los maestros redujeron al máximo la piedra para dar protagonismo a la luz creando uno de los mejores conjuntos de vidrieras medievales del mundo. Un consejo. Si sólo tienes un atardecer, entra a la Catedral durante las últimas horas de la tarde, justo cuando el sol entra a raudales por los ventanales creando una atmósfera mágica.

Interior de la Catedral de León.

Interior de la Catedral de León.

Calle Ancha arriba, Calle Ancha abajo, el viajero puede ver como las piedras medievales y los palacios van dando paso a las casas del XIX antesala de los arrabales más modernos. Si un lugar simboliza esa transición es la Plaza de San Marcelo, donde conviven el renacentista Palacio de los Guzmanes y la Casa Botines (Dirección: Plaza de San Marcelo, 5; Tel: (+34) 987 353 247; E-mail: info@casabotines.es) obra de juventud de un aún desconocido Antonio Gaudí, que llegó a León con el encargo de hacer un almacén de telas y se fue construyendo una auténtica joya de la arquitectura mundial. Hoy, el antiguo almacén acoge un activo centro cultural.

Casa Botines, obra de juventud de Gaudí en León.

Casa Botines, obra de juventud de Gaudí en León.

Callejeando por el Barrio Húmedo

Al este de la Catedral, el casco viejo de León se convierte en un auténtico laberinto de callejuelas aglutinadas en torno a pequeñas y grandes plazas. La más importante de ellas es la Plaza Mayor, espacio amplio y parcialmente porticado que recuerda a otras grandes plazas de su estilo en España. (es la sexta más antigua). El antiguo Consistorio, que hoy alberga un hotel, preside un espacio que fue, en su origen, centro político y festivo de la capital leonesa. Más allá de la plaza, los callejones se adueñan de la trama urbana antes de volver a darse un respiro en pequeñas aberturas como la Plaza del Grano, Don Gutierre, San Martín o la Plaza del Conde Luna, dónde se encuentra el antiguo mercado (nos encantan los mercados, qué le vamos a hacer).

Imagen nocturna de la Plaza Mayor de León.

Imagen nocturna de la Plaza Mayor de León.

La zona, en tiempos muy anteriores, fue aljama, es decir, barrio de judíos. En torno a la Plaza de San Martín, se situaba la antigua judería leonesa de la que apenas quedan rastros más allá de los documentos históricos y las leyendas locales. Hoy, estas calles de León son famosas por la infinidad de bares dónde el viajero puede abandonarse al fino vicio del comer y beber . El Barrio Húmedo es una de las zonas de vinos, cortos (cañas) y tapas más importantes y reconocidas de España lo que dice mucho. Enumerar los mejores lugares requiere de un reportaje propio, pero podemos decir que si uno viaja a León debe probar las croquetas de El Rebote (Plaza de San Martín, 9), la tapa de morcilla de La Bicha (Plaza de San Martín, 4) o los calamares de La Mona Lisa (Plaza Torres de Omaña, 6). Otro lugar que a nosotros nos encanta es La Bacanal (Calle Mulhacín, 5) y su celebérrima tapa de patatas fritas con panceta. Pero hay muchísimo dónde elegir. Tenemos que hacer un post exclusivo sobre tapeo en León como ya lo hemos hechos en otras ciudades como Pamplona o Bilbao .

De vinos por el Barrio Húmedo de León.

De vinos por el Barrio Húmedo de León.

Más allá de las Murallas

Los grandes atractivos artísticos, históricos y gastronómicos quedan en las inmediaciones del centro de la ciudad. Pero hay más León fuera de las murallas. La primera vez que estuvimos en la ciudad nos dimos un paseo por la orilla del Río Bernesga y la verdad es que la última vez que visitamos la ciudad nos encantó cómo la han dejado. Es un buen lugar para irse a dar un paseo y, de paso, plantarse frente al Convento de San Marcos (Dirección: Plaza de San Marcos, sn; Tel: (+34) 987 245 061) considerado como uno de los más importantes edificios del Renacimiento Plateresco en España, una de las sedes del Museo de León (con importantes colecciones arqueológicas) y también parador de turismo. El otro gran hito de la ciudad más allá de las piedras nobles del centro es el Museo de Arte Contemporáneo (Dirección: Avenida de los Reyes Leoneses, 24; Tel.: (+34) 987 090 000; E-mail: musac@musac.es) que más allá de sus exposiciones y colecciones permanentes es uno de los edificios más bonitos de la arquitectura contemporánea española.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha