eldiario.es

9

eldiario agrícola eldiario agrícola

El municipio grancanario de Guía ya dispone de otra balsa para garantizar el riego de 100 hectáreas

La nueva infraestructura se enmarca en el Plan de Regadí­os de las islas y se ha destinado a su construcción una inversión de 1,39 millones de euros, financiados con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Canarias

Foto de familia tras la visita a la infraestructura de almacenamiento de agua en Guía de Gran Canaria

Foto de familia tras la visita a la infraestructura de almacenamiento de agua en Guía de Gran Canaria

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, ha visitado, junto al alcalde de Santa Marí­a de Guí­a, Pedro Rodríguez, y el director general de Agricultura, César Martí­n, la nueva balsa de Barranquillo Frí­o, una infraestructura ejecutada por el Ejecutivo regional y que permite incrementar el agua de riego disponible para los agricultores de esa zona del norte de Gran Canaria.

La nueva infraestructura se enmarca en el Plan de Regadí­os de Canarias y se ha destinado a su construcción una inversión de 1,39 millones de euros, financiados con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Canarias. La infraestructura tiene una capacidad de 37.400 metros cúbicos y una altura de 11 metros, alcanzando el nivel del agua un máximo de 10.

Esa balsa se suma a otra ya existente, en una cota inferior, y ambas surten agua de manera regular a más de 100 hectáreas dedicadas al cultivo de la papa, así­ como a otras hortalizas y frutales de la red de riego de Los Llanetes, según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Quintero indicó que con esta balsa se da respuesta a una demanda habitual de los agricultores de la isla, ya que da cobertura "a buena parte de las necesidades de agua para regadío, que en la época estival resulta escasa".

El consejero apuntó que el objetivo es potenciar el sector primario dotándolo de ese recurso hí­drico, ya que aseguró estar "empeñados en que el regadí­o, que supone el 70 por ciento de la superficie cultivada, siga creciendo, recuperando así terrenos abandonados y, al mismo tiempo, logrando un precio asequible para el agua".

Finalmente, expuso que la instalación reseñada mejora la capacidad de almacenamiento y regulación de las comunidades de regantes de la zona, permitiendo un "importante ahorro" energético al disminuir el volumen de agua a impulsar desde cotas inferiores procedentes de las desaladoras.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha