Ecologistas advierten de que la ciudad cinematográfica 'Dreamland' afectaría a aves protegidas

El proyecto 'Dreamland' en Fuerteventura

Canarias Ahora / Europa Press


1

Los ecologistas SEO/BirdLife han pedido al Cabildo de Fuerteventura no declarar de interés insular el proyecto 'Dreamland', ciudad cinematográfica de Fuerteventura, ya que indican que podría afectar a aves protegidas como el guirre, la hubara o el cuervo, tres subespecies endémicas catalogadas.

Desde esta organización se oponen a la declaración de interés del proyecto 'Dreamland', al tiempo que avisa sobre el uso de esta figura para sortear las limitaciones que impone la ordenación territorial, agregando que la zona donde se ubica el proyecto “es de alto valor ambiental y alberga especies protegidas”.

Señala que el proyecto se sitúa en una zona que es hábitat de, al menos, una treintena de especies de aves, entre ellas tres subespecies endémicas que han sido catalogadas como en peligro de extinción: la hubara canaria (Chlamydotis undulata fuertaventurae), el cuervo canario (Corvus corax canariensis) y el alimoche o guirre (Neophron percnopterus majorensis).

Asimismo apunta que el proyecto se localiza a unos 440 metros de los espacios protegidos de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Dunas de Corralejo e Islas de Lobos, la Zona Especial de Conservación (ZEC) Corralejo y el Parque Natural Corralejo.

En cuanto a la subespecie endémica catalogada como en peligro de extinción, la hubara canaria (Chlamydotis undulata fuertaventurae), apuntan que forma parte de la avifauna nidificante de Fuerteventura. También figura en el Anexo I de la Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2009 relativa a la conservación de las aves silvestres.

Añade que los estudios más recientes han constatado un “declive acusado” de la misma, principalmente en la isla de Fuerteventura, y en particular en las proximidades de la zona donde se prevé desarrollar el proyecto Dreamland.

Por otro lado, expone que respecto de las especies mencionadas previamente, la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad establece que existe la obligación por parte de la administración, en el ámbito de sus respectivas competencias, de adoptar las medidas necesarias para garantizar la conservación de la biodiversidad que vive en estado silvestre, atendiendo preferentemente a la preservación de sus hábitats y estableciendo regímenes específicos de protección para las especies silvestres cuya situación así lo requiera.

En cuanto a los espacios protegidos potencialmente afectados recuerda que la normativa europea exige a todos los Estados miembros que tomen las medidas adecuadas para evitar, dentro de las ZEPA, la contaminación o el deterioro de los hábitats, así como las perturbaciones que afecten a las aves.

También fuera de las zonas de protección ha quedado regulada la obligación de no deteriorarlas. La Unión Europea exige que aunque un proyecto se vaya a ejecutar fuera de un área protegida, no afecte a los valores que justificaron su designación.

Por otro lado, cita la ley del suelo de Canarias para indicar que la misma prevé que determinados proyectos puedan ser declarados de interés insular y puedan ser ejecutados “aunque la ordenación territorial no lo permita” pero es necesario que se den determinadas condicionantes.

En concreto, tienen que existir circunstancia sobrevenidas o actuaciones urgentes y “solo cuando no existan alternativas viables”. En la práctica aseguran que “ninguno de estos condicionantes se da”, por lo que se considera que “no se justificaría la legalidad de la declaración de utilidad insular de este proyecto”.

Debate sobre la declaración de interés insular

Este lunes el Cabildo Insular de Fuerteventura se reunirá en el Pleno para debatir si denominar al proyecto 'Dreamland' de interés insular, un requisito indispensable para que los promotores de los estudios cinematográficos puedan trabajar sobre el terreno que han escogido y que tantas opiniones esta generando. De esta manera, el suelo se recalificaría de rústico a urbano para tener vía libre para su construcción. Sobre esto el presidente del Cabildo, Sergio Lloret, ha explicado que al ser un proyecto de titularidad privada, el promotor debe tener algún tipo de derecho sobre el suelo.

Por su parte, SEO/Birdlife matiza que debido a la naturaleza del proyecto, que consiste en una iniciativa privada con “limitada capacidad de generar un impacto beneficioso” en el conjunto de la población de la isla o en una proporción “significativa” de la misma, y siendo las repercusiones ambientales “negativas muy superiores”, han solicitado por escrito al Cabildo de Fuerteventura que no sea declarado de interés insular.

Estos estudios contarían con espacios de 6.000 y 2.000 metros cuadrados, 16 metros de altura, un plató subacuático y hasta un helipuerto. El terreno en el que desean construir este complejo se trata de un espacio de 160.000 metros cuadrados, malpaís virgen y a 400 metros de las Dunas de Corralejo. Cabe destacar que se ubican también yacimientos aborígenes de la población majorera.

Etiquetas
stats